Confusión en Europa tras disputa pública entre la UE y AstraZeneca por demora en entrega de vacunas
enero 27, 2021 10:34 am


Una reunión prevista entre funcionarios de la UE y responsables del laboratorio británico AstraZeneca para hablar de los retrasos en la producción de vacunas contra el covid-19 provocó el miércoles una enorme confusión.

 

 

Un funcionario de la UE dijo a la Agence France-Presse que los representantes de la compañía farmacéutica se habían “retirado” de la reunión, una información confirmada posteriormente por una vocera de la Comisión Europea.

 

 

El laboratorio y la UE están enzarzados en una áspera controversia a raíz del anuncio el pasado viernes por AstraZeneca de retrasos en la entrega de las dosis pedidas por la UE, que tenía previsto dar su visto bueno a esta vacuna esta semana.

 

 


Poco después de hacerse pública la información de Bruselas, una portavoz de AstraZeneca la desmintió.

 

 

“Podemos confirmar que no nos hemos retirado, asistiremos a la reunión con los funcionarios de la UE hoy” (miércoles), dijo a la Agencia AFP.

 

 

En un momento en que crece el descontento en varios países del bloque por las demoras en las entregas de vacuna, la UE presiona a AstraZeneca para que cumpla con un contrato de precompra firmado en agosto para la entrega de hasta 400 millones de dosis de su vacuna, desarrollada junto a la universidad de Oxford.

 

 

El lunes, una funcionaria de la UE había anunciado que el laboratorio había propuesto un nuevo programa de entregas, considerado “inaceptable”. Además, añadió que las explicaciones hasta entonces ofrecidas por la firma no habían sido “convincentes”.

 

 

Por esa razón fue convocada para este miércoles una reunión con representantes de AstraZeneca.

 

 

 


El director general de AstraZeneca, Pascal Soriot, dijo el martes que AstraZeneca fue capaz de suministrar sus vacunas al Reino Unido porque había firmado su contrato tres meses antes y esto dio tiempo a la empresa para solucionar las fallas en las plantas británicas.

 

 

Soriot agregó que “de todos modos, no nos comprometimos con la UE (…) No es un compromiso contractual. Dijimos: haremos lo mejor que podamos, pero sin garantizar que lo consigamos”.

 

 

La UE autorizó hasta el momento la utilización de dos vacunas: Pzifer/BioNTech y Moderna.

 

 

La semana pasada, el bloque anunció que tenía por objetivo vacunar al 70% de los adultos en los 27 países miembros hasta finales de agosto, un plan que, debido a los retrasos en las entregas de vacunas, queda en la cuerda floja.

 

 



0 comments