Comunicado Oficial ante el asesinato por torturas del Capitaán de Corbeta Rafael Acosta Arevalo (Comunicado)
junio 29, 2019 11:07 pm

 Desde la Presidencia (E) de la República Bolivariana de Venezuela nos dirigimos al país y a la comunidad internacional, respecto una denuncia de extrema gravedad que nos llena de dolor e indignación, el día de hoy recibimos la penosa noticia del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien fue secuestrado por los cuerpos represivos del régimen usurpador y perdió su vida a causa de las terribles torturas sufridas en las últimas horas. En primer lugar queremos expresar, a la familia del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, nuestro profundo sentimiento de pesar y condena por este deplorable asesinato.

 

 

No cesaremos hasta aclarar la verdad sobre este caso, el de un venezolano que perdió su vida por estar en contra de un régimen usurpador y no defraudar la institucionalidad y moral que acompañan a las Fuerzas Armadas y a sus miembros, que aun mantienen intacto el compromiso con el pueblo venezolano y la democracia. El homicidio del Capitán Acosta Arévalo es un hecho abominable que marca un punto máximo en la tortuosa situación a la que está sometida la familia militar venezolana. El pasado 24 de junio alertamos sobre el secuestro de un grupo de profesionales militares y policiales, de la Fuerza Armada Nacional y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, por parte de los cuerpos represivos del régimen usurpador.

 

 

Desde ese mismo día empezamos a recibir información sobre los malos tratos, torturas y violación de derechos humanos a las que estaban siendo sometidos y lo hicimos del conocimiento de la opinión pública nacional e internacional. BEVS3SQPSE290619 www.asambleanacional.gob.ve Todo ello ratificaba las denuncias que viene realizando nuestra Embajadora ante la República Checa y abogada defensora de Derechos Humanos, Tamara Sujú, relacionadas con las torturas a las que están siendo sometidos los presos militares del régimen en los calabozos de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

 

 

Al Régimen usurpador ya no le basta con realizar detenciones, violando el debido proceso, no se conforman con desaparecer a los detenidos sin respetar ninguna norma jurídica, les son insignificantes las medidas de protección de órganos nacionales o internacionales dictadas a favor de los detenidos. Imputan y califican delitos sin pruebas, no les importa que el país sepa de las atrocidades que cometen en contra de los detenidos, no guardan ningún valor por la dignidad humana, secuestran familiares del personal militar y policial para forzar su comparecencia y lo más importante es el escaso valor que le dan a la vida de las personas que están a su cargo. Solo les interesa mantenerse en el poder.

 

 

El suicidio de Rodolfo González “El Aviador” a causa de las torturas sufridas por el régimen, y Fernando Albán, asesinado tras ser lanzado desde un piso 10 por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), fueron hechos que permitieron mostrar a la luz de la comunidad internacional la forma en la que Nicolás Maduro eliminaba a su disidencia.

 

 

Una pequeña muestra de toda nuestra preocupación sobre la familia militar es que hemos alertado sobre la desaparición forzosa de los Generales Raúl Isaías Baduel y Miguel Rodríguez Torres, la negativa a atender médicamente de un tumor en su ojo al preso político Vasco Da Costa, el ensañamiento contra los militares de la Guardia Nacional Bolivariana que desde Cotiza valientemente atendieron el llamado a colocarse del lado de la Constitución de la República, siendo víctimas ellos de torturas de diversa índole como “crucifixión” y electrocuciones, así como inclusive agresiones físicas y sexuales contra algunas de sus familiares.

 

 

Por último, nos hemos mantenido alerta ante los más de sesenta días de aislamiento continuo que sufre el Teniente Coronel Igbert José Marín Chaparro. BEVS3SQPSE290619 www.asambleanacional.gob.ve Son muchos hechos de extrema gravedad y profundo dolor para nuestro país. Hoy se contabilizan más de 200 presos políticos militares de un total de más de 700 presos políticos en Venezuela.

 

 

Toda esta actuación sistemática de la dictadura de Maduro contra quien piensa distinto ha sido silenciada por la censura en los medios de comunicación y dentro de los cuarteles de nuestra Fuerza Armada Nacional con la complicidad de los altos mandos de esta institución, quienes han desatendido los principios básicos que rigen a todo jefe militar: el bienestar de los hombres y el cumplimiento de la misión. Estos jefes han dejado de serlo, son indignos de ejercer el mando de la Fuerza Armada Nacional. La nación entera los repudia.

 

En vista de esta terrible situación, desde la Presidencia Encargada de la República nos estamos movilizando ante la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Penal Internacional en cuatro demandas fundamentales: – Solicitar de manera inmediata el empleo de un equipo forense independiente internacional que realice la autopsia del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, en aras de determinar las causas de su asesinato. – Investigar con urgencia y de manera imparcial los casos de torturas y desapariciones a miembros de la Fuerza Armada Nacional. – Exigir la entrega de fe de vida y chequeos del estado de salud de los funcionarios militares desaparecidos en las últimas horas. – Verificación del estado de salud de todos los demás militares presos, haciendo especial énfasis en la situación de los secuestrados en la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM). BEVS3SQPSE290619 www.asambleanacional.gob.ve

 

Del mismo modo, nos hemos comunicado con los diputados miembros de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, así como con familiares y abogados vinculados al caso para prestar el apoyo necesario ante esta terrible situación. Así mismo, hemos instruido a todos nuestros Embajadores en el mundo para informar sobre este grave hecho y exigir a la comunidad internacional una condena contundente, y el aumento de la presión sobre quien hoy somete, tortura y asesina a nuestro pueblo.

 

 

A los venezolanos todos, especialmente a los hombres y mujeres de uniforme, bien sean policías y especialmente militares, su nación les reclama. Es que ya no les basta ver la situación de tragedia en que nos hunde diariamente el régimen usurpador, no les basta ver a millones de compatriotas saliendo del país para ser beneficiarios de la caridad de los países hermanos, con su silencio aprueban las infames torturas a las que someten a sus compañeros de armas.

 

 

Están siendo cómplices de un régimen oprobioso, el más nefasto en la historia republicana. Hay dos caminos: Seguir siendo sumisos y partícipes de nuestra tragedia o demostrar el valor necesario para restituir el hilo constitucional. Cada quien puede optar un camino, parafraseando al Libertador Simón Bolívar: Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. Es simplemente el defensor de su libertad. Hoy su Nación los necesita como nunca antes. En Caracas, a los veintinueve (29) días del mes de junio de 2019.

 

 

 

JUAN GERARDO GUAIDÓ MÁRQUEZ

Presidente (E) de Venezuela

 

 

 



0 comments