Bettie Page, la pin-up que se convirtió en un misterio
mayo 29, 2020 9:27 am

Bettie Page es conocida por ser la reina de las pin-ups (mujeres que posan con actitud insinuadora). Para el momento en el que ella comenzó a convertirse en un ícono popular fue de gran controversia por lo sensual de las fotografías.

 

 



La modelo nació el 22 de abril de 1923 en Tennessee, Estados Unidos. Desde pequeña estuvo sumergida en una familia disfuncional, su padre abusó sexualmente de ella cuando tenía 13 años y nunca recibió el apoyo de su madre ni ningún otro familiar por aquel episodio. 

 

 

 

 
 
 
 
 
 

Pero nunca dejó de perseguir su sueño por formar parte de la gran pantalla, así que a los 18 años huyó de su casa para mudarse a Hollywood y buscar trabajo. Pero no fue nada fácil para ella, la rechazaron en muchas audiciones. Su acento sureño y su físico muy provocador eran impedimentos para los papeles que le ofrecían. Además, muchos productores y personas del medio llegaron a pedirle favores sexuales a cambio de oportunidades dentro del medio, pero ella nunca aceptó.

 

 

 

 



Sin éxito en el mundo del cine, se mudó a New York donde comenzó a trabajar como secretaria en una compañía en la década de 1950, esto le ayudaba a pagar sus gastos mientras buscaba tener suerte en el teatro. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Un día mientras paseaba por Coney Island, su físico llamó la atención de Cass Carr, un policía que también era fotógrafo y así se convirtió en uno de los primeros en inmortalizar a la modelo de cabellera oscura.

 

 



“Ella era una mecanógrafa brillante, a veces traía trabajo para terminarlo con mi máquina de escribir entre sesiones fotográficas. Yo la consideraría una joven muy controlada, tranquila y compuesta. No fumaba ni bebía y no le importaba mucho que otros lo hicieran”, decía Cass Carr sobre Bettie.

 

 
 
 
 
 
 

Con el paso del tiempo, se convirtió en una de las modelos favoritas de fotógrafos profesionales que la retrataron con poses provocativas y bikinis. Estuvo en la portada de revistas como Wink y Flirt y la más importante de todas Playboy en 1955.

 

 

 



En 1957 posó para el fotógrafo Irving Klaw, pero las imágenes tenían un alto
contenido sexual y fue perseguida legalmente por incurrir en pornografía, así que
en ese mismo año, renunció a su carrera y desapareció del mundo público.

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 

Sus fanáticos se preguntaban constantemente dónde estaría la modelo, pero
nadie sabía de ella. Con el paso del tiempo se supo que Bettie se había convertido al cristianismo y que además se había casado en 1972 y divorciado al poco tiempo. Cuando tenía 56 años fue ingresada a un hospital psiquiátrico por tener esquizofrenia aguda.

 

 

 



En la década de 1980 sus fotografías se hicieron muy populares y muy pocas personas sabían lo que había pasado con la famosa modelo, incluso se llegó a pensar que había muerto. Pero a finales de los años 90 Bettie dio señales de vida y en una entrevista confesó estar sorprendida por lo popular que eran sus fotografías casi 40 años después de haber sido realizadas.

 

 



La modelo pin-up falleció en 2008 a los 85 años y la verdad es que nunca pudo disfrutar de la fama por sus fotografías que aún siguen vigentes. 

 

 

 

Culturizando



0 comments