Mucho más allá de ideologías

Posted on: marzo 6th, 2019 by Laura Espinoza No Comments

El pasado 23 de febrero el mundo vio cómo el régimen bárbaro e inhumano de Nicolás Maduro reprimió brutalmente, con la ayuda de grupos paramilitares, en la frontera venezolana. Pero también pudieron ver a millones de venezolanos luchando por la libertad, dispuestos a arriesgar sus vidas para salvar la posibilidad de salvar a otros y por convicción en el poder de la democracia. El presidente encargado Juan Guaidó ha regresado a Venezuela tras una exitosa gira por varios países de Latinoamérica en los que ha ratificado su compromiso con la restauración de la democracia en nuestro país y la confianza que tenemos en la diplomacia como instrumento para la resolución de controversias.

 

 

En Venezuela vivimos una dictadura. En innumerables ocasiones nos hemos topado con las peores manifestaciones de ella sufriendo la persecución y la cárcel por manifestarnos; o viendo cómo compatriotas mueren por falta de medicamentos o comida. La Ley se viola sistemáticamente y hay un sometimiento a los poderes públicos con el único propósito de mantenerse en el poder. Llevamos años enfrentándonos a este sistema, y es por eso que hoy los venezolanos ya hemos superado la ideología y el bipartidismo político, y nos unimos para rechazarlo y buscar su salida. Hoy levantamos nuestras voces, porque a todos los venezolanos nos urge la solución a esta crisis que nos ha hundido en la pobreza.

 

 

Los venezolanos tenemos una cultura de elecciones libres y universales desde 1948, esto es simplemente en lo que creemos y por lo que luchamos. Somos un país que llegó a ser la referencia democrática en la región, pero hoy, por las ansias de poder de un dictador, el Estado de derecho, las elecciones libres y el equilibrio de poderes han sido destruidos y sólo impera la ley de Maduro. Los venezolanos hemos aprendido que celebrar elecciones no es sinónimo de democracia. Tras el fraude electoral del 20 de mayo de 2018 entendimos que hay diferencias entre votar y elegir. Hoy podemos decirle con total claridad al mundo que nuestro pueblo necesita votar en elecciones libres: sin chantajes de voto por comida, con un árbitro electoral imparcial, sin amenazas de grupos paramilitares, y con observación internacional calificada. Sólo hay una salida de esta crisis humanitaria y política en mi país: elecciones libres y democráticas.

 

 

La oposición ha estado trabajando de manera diplomática y constitucional para garantizar el fin de forma pacífica y democrática de esta dictadura. Los comicios que queremos en nuestro país son los que garantizan la expresión libre de la voluntad popular. Una elección donde el ciudadano elija libremente la oferta de país que más le guste, en la que todos los partidos políticos puedan inscribir a sus candidatos, con acceso a los medios de comunicación, donde los más de tres millones de venezolanos regados por el mundo puedan votar, donde no se tenga temor a perder beneficios sociales por escoger una u otra opción política. Tal y como están las cosas hoy en Venezuela, esto no es posible. Maduro y su cúpula de Gobierno no pueden organizar esta elección. Esta es la razón por la que hablamos de un Gobierno de transición, porque existe la necesidad de construir las condiciones para la recuperación. Un Ejecutivo de transición que sentará las bases de la recuperación económica para superar la crisis alimentaria y de salud pública, pero que también garantizará que todos los venezolanos puedan participar en el proceso de refundación de las instituciones, sin distinción de ningún tipo.

 

 

Las elecciones libres son lo que más quieren los venezolanos. Hemos creado una ruta de tres pasos. Cada uno de los pasos depende del otro, y la libertad solo será posible si seguimos la ruta establecida. Creemos únicamente en la democracia, queremos votar en elecciones libres en las que todos podamos elegir el futuro de nuestra nación.

 

 

El primer paso del camino hacia la democracia es el cese de la usurpación. Maduro debe dejar de ocupar un puesto que no le pertenece. Es precisamente aquí donde la comunidad internacional está ayudando más, reconociendo a nuestro presidente interino Juan Guaidó e imponiendo sanciones a Maduro y su régimen, como una forma de obligarlos a salir del poder. Mientras tanto, estamos muy agradecidos por la ayuda humanitaria que hemos recibido y por el apoyo y la disposición de llevarlos a Venezuela.

 

 

Después de que Maduro cese en la usurpación del cargo de presidente, comenzará una nueva fase con un Gobierno de transición que deberá renovar las autoridades del Consejo Nacional Electoral, del Tribunal Supremo de Justicia, y de muchas otras organizaciones del Estado que hoy sólo responden al poder de Maduro y no están al servicio del pueblo. Es inútil celebrar una elección cuando el Tribunal Supremo la invalidaría al día siguiente. Es inútil celebrar una elección si la gran mayoría del país está sujeta a un control social perverso que les impide votar por la opción que prefieren. A través de un proceso de negociación, justicia y amnistías, podremos garantizar avances institucionales que nos permitan organizar unas elecciones libres en el corto plazo.

 

 

Venezuela cuenta con la comunidad internacional para ayudarnos a seguir la manera constitucional de encontrar nuestro camino de regreso a la democracia. No buscamos convencer por una u otra ideología política, sólo estamos buscando que los demócratas del mundo libre volteen la mirada a Venezuela, y despojados de sesgos de izquierdas o derecha y de simpatías partidistas, entiendan que lo que está en juego en mi país es la libertad, los derechos humanos y la vida de cientos de miles de venezolanos que hoy están sumidos en la miseria por un modelo político y económico que nos condena a todos. Se trata de la vida, es simple humanidad.

 

 

Creemos en la diplomacia, no en la intervención. Estamos muy agradecidos por todas las acciones tomadas por la comunidad internacional para ayudar al pueblo venezolano y apreciamos su disposición para ayudarnos a defender nuestros derechos y libertades. Pero, como lo describieron muchos en la última reunión del Grupo de Lima celebrada en Bogotá el pasado 25 de febrero, les pedimos que sigan aplicando sanciones y medidas necesarias al régimen de Maduro y continúen con su apoyo a la crisis humanitaria que enfrentamos. Y cuando finalmente llegue el día, los invitaremos a venir a supervisar las elecciones, a ser garantes de la transición pacífica y anhelada a la democracia

 

 

Nosotros, como venezolanos, no pedimos nada extraordinario, nada que no esté contemplado en nuestra Constitución. No estamos pidiendo nada distinto a lo que nuestros hermanos de México o Uruguay han reclamado cuando episodios así han vivido en sus países.

 

 

Nuestra bandera, nuestro reclamo, nuestra voz, nuestras acciones son para ser una Venezuela Libre.

 

 

Stalin González es segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

 

 

 

El mundo.es

 

Condiciones electorales

Posted on: febrero 4th, 2019 by Laura Espinoza No Comments

Hoy nuestra ruta es muy clara para todos, y nuestra meta es la defensa del voto como el mejor instrumento para ejercer nuestra ciudadanía

 

Este pueblo ha decidido cambiar definitivamente, lo podemos observar tanto en el respaldo que ha asumido toda la sociedad a las líneas establecidas desde la Asamblea Nacional, como en las manifestaciones de todos los sectores y en todos los lugares del país.

 

 

La estrategia es clara, gobierno de transición y elecciones libres. Es la ruta democrática, pacífica y constitucional que vamos construyendo desde el parlamento y acompañados por todos los sectores de la sociedad civil, sindicatos, empresarios, periodistas, universidades y, en general, la inmensa mayoría que quiere un cambio en las condiciones de nuestra sociedad.

 

 

Desde la Asamblea Nacional hemos venido trabajando con todos los actores para ir estableciendo las condiciones de lo que llamamos unas elecciones libres. En estas condiciones participan los distintos actores vinculados a un proceso electoral, desde los partidos políticos, las instituciones, las ONG y académicos que orientan la discusión de los requisitos mínimos que deben regir un proceso electoral, con características de competitividad, libertad, universal, secreto y confiable, valores mínimos que deben estar presentes en una sociedad democrática.

 

 

Hemos realizado distintas discusiones y consultas para diseñar las condiciones de unas elecciones libres, y existe un consenso en estos criterios mínimos que van desde un árbitro electoral imparcial, que permita condiciones equitativas en cronogramas, campañas, miembros de mesa, hasta el acceso y vigilancia del proceso por observadores internacionales, realización de las auditorías correspondientes, validación y acceso a los testigos, y un conjunto de elementos técnicos que garanticen la participación política de todos los ciudadanos, a través de sus partidos políticos, sin restricciones ni prohibiciones que alteren el principio de un voto en libertad.

 

 

La generación de un conjunto de condiciones mínimas nos permite ofrecerle a toda la sociedad venezolana, el mejor mecanismo posible en democracia para la resolución de la profunda crisis que vivimos los venezolanos. Hoy nuestra ruta es muy clara para todos, y nuestra meta es la defensa del voto como el mejor instrumento para ejercer nuestra ciudadanía y proteger nuestra soberanía. Unas Elecciones Libres las lograremos cuando estemos en la capacidad de garantizar el ejercicio del voto, sin presiones políticas, sin chantajes sociales, con garantías y seguridad ciudadana.

 

 

 

 

Stalin González
Dirigente político

Memoria y Cuenta 2017

Posted on: enero 20th, 2018 by Laura Espinoza No Comments

Hagamos memoria, durante el año pasado hemos vivido el peor año que cualquier venezolano pueda recordar: meses de protestas, de abuso policial, de allanamientos, de crisis económica, de muerte, de caídos por luchar por sus derechos, de fallecidos en medio de la sociedad más violenta del mundo, de fallecidos por falta de una medicina que no se pudo conseguir a tiempo.

 

 

 

Una de las razones más importantes de que Nicolás Maduro no haya presentado su Informe Anual ante la Asamblea Nacional, es porque no se atreve a reconocer que está al frente del peor gobierno que jamás hayamos tenido.

 

 

 

El retroceso de nuestra calidad de vida se puede contar en décadas, años perdidos en el sistema educativo, con maestros que abandonan sus cargos en busca de un destino mejor, dejando a la educación primaria con una falta de maestros terrible para la formación futura de nuestros niños.

 

 

El sistema de salud se puede medir por su retroceso, no solo con el aumento de la mortalidad materna e infantil, sino con la aparición de enfermedades erradicadas, fácilmente prevenibles, por la destrucción del sistema de vacunación y de cerco epidemiológico, llevándonos a una situación similar de comienzos del siglo pasado.

 

 

La violencia y la inseguridad han convertido al país en el más inseguro del mundo, con una tasa de más de 100 muertes por cada 100 mil habitantes; tenemos en Caracas, Maturín y Ciudad Guayana las ciudades más peligrosas del planeta.

 

 

La economía llegó al cuarto año consecutivo de estancamiento, la inflación sobrepasó 2.600% y la caída de las importaciones hace que compremos menos de la cuarta parte que hace 4 años, y eso se puede ver en los abastos y supermercados, donde no conseguimos nada, y lo que se puede conseguir está destruyendo nuestros bolsillos.

 

 

Pero lo más importante es que Maduro viola la Constitución, sigue sin reconocer a la Asamblea Nacional, y lo que es más importante, le da la espalda al país, ocultando esta realidad y continuando con las mismas medidas y acciones que empobrecen cada día a los venezolanos.

 

 

Este año es un año de cambio, importa que ellos tengan el poder de las armas y que pretendan controlar todo el proceso electoral, pero más importante aún para nosotros, y para el futuro de nuestros hijos, es que el deseo de cambio es mucho más grande y con participación podemos demostrarle al Gobierno que cada día más se acerca el fin de esta pesadilla.

 

 

Stalin González  

@Stalin_Gonzalez

Espejismo

Posted on: diciembre 31st, 2017 by Laura Espinoza No Comments

Esta crisis a la que nos tiene condenado el desgobierno nos deja sin opciones para comprar las uvas para pedir los deseos de un año nuevo con esperanzas de cambio. Entre la falta de productos como el pernil o la gallina, y la destructiva hiperinflación que hace imposible comprar las aceitunas o las pasas, nos deja este diciembre con la mesa familiar con un profundo vacío, tan grande como el vacío del familiar que salió del país en busca de un destino mejor.

 

 

 

Acabamos de pasar la Nochebuena más triste de nuestros tiempos. Las fiestas de Navidad no mostraron las características reuniones familiares para compartir, para hacer las hallacas o preparar el pernil en familia.

 

 

 

Y las preguntas que nos hacemos todos los venezolanos son ¿y dónde está el Gobierno?, ¿dónde está Maduro? Les prometieron a todos premios, bonos, cestas de Navidad, que entregarán el pernil a cada familia, que por una bolsa de alimentos te darían villas y castillas, pero te condenan a la miseria y a la pobreza de vivir cada día con menos.

 

 

 

No nos cansamos de decir que estamos en la peor crisis de nuestra historia, con hiperinflación, con pobreza, con hambre, con cortes de luz, sin gasolina para viajar a visitar a nuestros familiares, sin autobuses para viajar por carretera y hasta sin efectivo para poder vivir el día a día.

 

 

 

Pero este gobierno se encarga de echarle la culpa a los demás, a puros fantasmas, al imperio, a la guerra económica, a una iguana, a un sabotaje, en fin, ellos nunca tienen la culpa. Son los responsables de la peor crisis, con el gobierno más corrupto, encargados de los dólares, de los billetes, de las importaciones, de las expropiaciones, del mantenimiento de los servicios públicos, y nunca asumen la responsabilidad del desastre en que nos hunden.

 

 

 

Su única estrategia es siempre hablar de los demás y nunca asumir con seriedad el debate de los problemas del venezolano. Hablan de conspiraciones, crean asambleas para acusar a cualquiera por sus errores, pero son incapaces de hablar de la inflación y la pobreza que ellos han generado.

 

 

 

El problema es que Venezuela les ha quedado grande. Este país parece ahora un barco a la deriva, sin dirección, sin rumbo. El modelo al que ellos apostaron es un fracaso, nos hunde cada día más. Debemos recuperar la dirección del país hacia un rumbo de prosperidad y bienestar para todos.

 

 

Stalin González

 

Generación 2017

Posted on: diciembre 2nd, 2017 by Laura Espinoza No Comments

Hoy, 2 de diciembre, se cumplen diez años de una de las victorias más significativas de la lucha democrática que hemos venido librando frente a un gobierno que siempre ha tenido pretensiones dictatoriales.

 

 

 

 

Cuando volteamos y miramos el panorama político de hace 10 años, nadie se podía imaginar el deterioro de las condiciones sociales, de la situación económica de las familias, de las libertades políticas a tal punto que la situación general del país se encuentra en plena crisis humanitaria, con cifras de desnutrición que rozan la hambruna y con una hiperinflación que destruye el ingreso de la familia venezolana cada día.

 

 

 

 

2007 fue un año de reconstrucción de la lucha política por la democracia. Con un escenario político cargado de frustración, el Gobierno avanzaba en su muestra totalitaria al quitarle la concesión a la televisora más antigua de Venezuela, Rctv.

 

 

 

También, por iniciativa del presidente Chávez, el partido de gobierno pretendía reformar la Constitución para cambiar las formas de organización social y concentrar más poder en manos de pocos.

 

 

En ese año, una generación completa se levantó en defensa de los valores democráticos, de la representación y de la ciudadanía, demostrando que siempre se puede lograr cambios, que aun en los escenarios más difíciles se pueden conseguir victorias significativas para el pueblo venezolano.

 

 

Ese año se frenó la intención de instaurar un Estado Comunal, eliminar la propiedad privada y cambiar el modelo republicano que significa nuestra identidad histórica como venezolanos. Un grupo de jóvenes salió a la calle a defender la democracia, aun sabiendo que todas las condiciones eran adversas.

 

 

 

Hoy, jóvenes profesionales, jóvenes universitarios son los llamados, una vez más, a la defensa de los valores democráticos, y solo a través de la participación y de la organización se puede llegar a construir y aportar una nueva realidad que logre cambiar una realidad que nos han venido imponiendo a la fuerza y que solo tiene como muestra la pobreza y la miseria de todos los venezolanos.

 

 

@Stalin_Gonzalez

Presos en dictadura

Posted on: agosto 26th, 2017 by Laura Espinoza No Comments

Una de las peores muestras del deterioro de la democracia en nuestro país es la gigantesca cantidad de presos políticos que se encuentran en distintos centros de detención. El Foro Penal contabiliza 645 reclusos, quienes presentan, en muchos casos, muestras de maltratos, torturas y otras violaciones a sus derechos fundamentales.

 

 

 

Este régimen ha cruzado la línea democrática desde hace algún tiempo. Hoy conseguimos que diputados, alcaldes, periodistas y dirigentes políticos y vecinales son privados de libertad por el solo hecho de pensar de manera distinta.

 

 

 

Vemos con preocupación que muchas de estas personas son sometidas, en contra de la Constitución y del estado de derecho, a la justicia militar, sin contar con el debido proceso.

 

 

 

Las evidencias del carácter político de estos atropellos las vemos cuando conseguimos que el centro de detención predilecto es la sede de la policía política (Sebin), en El Helicoide. Otra muestra del brío dictatorial es que, en muchos casos, se les acusa de “traición a la patria” o “rebelión militar”, sin que exista la más mínima prueba de tales delitos.

 

 

Tal es el caso del dirigente de nuestro partido, Eleazar Guerrero, líder vecinal de la parroquia El Valle, quien se encuentra injustamente detenido desde mayo, procesado inconstitucionalmente ante un Tribunal Militar, por el solo hecho de participar en las protestas en contra de este gobierno.

 

 

 

Nuestra lucha es por conseguir la restitución de la democracia en Venezuela. Esto implica el rescate de los derechos de todos los venezolanos, iguales ante la ley, y el respeto a los Derechos Humanos consagrados universalmente, lo que llevará a la libertad de todos los presos políticos, lo que ha sido nuestra prioridad en cualquier escenario y ante cualquier instancia.

 

 

Esta lucha debe tener distintas formas, entre ellas protestas de calle y denuncias de cada caso; así como, la participación política exigiendo elecciones justas y transparentes. No hay una forma única de derrotar a la dictadura, pero debe existir como único criterio de acción la democracia.

 

 

 

Seguiremos dando la batalla desde cada escenario, develando la verdad ante instancias internacionales para que la comunidad extrajera ejerza la presión necesaria, para que este régimen dé respuestas al pueblo. Desde la AN seguiremos legislando y cumpliendo con nuestra función principal de ente contralor ante las injusticias y la corrupción.

 

 

 

Venezuela no está sola y en unidad vamos a alcanzar el cambio que este país merece, para lograr un futuro de progreso y calidad de vida. Donde el que piense distinto sea respetado, porque en democracia todos somos importantes y necesarios. ¡Juntos logramos más!

 

 

@Stalin_Gonzalez

Separación de poderes

Posted on: mayo 12th, 2016 by Laura Espinoza No Comments

“El miedo de unos pocos que ostentan el poder (…)”

 

 
En los últimos días hemos asistido a una nueva demostración de la voluntad democrática y participativa de la inmensa mayoría del pueblo venezolano, acudiendo de forma masiva al proceso de recolección de firmas que dé inicio al proceso revocatorio del Presidente de la República de Venezuela. Este deseo de cambios se puso de manifiesto al recolectar más de 10 veces la cantidad de firmas solicitada por el Consejo Nacional Electoral.

 

 

 

Pero el miedo de unos pocos que ostentan el poder se empeñan en retrasar el proceso, con interpretaciones absurdas y amenazas sin sentido, intentando quebrantar el espíritu de participación y de manifestación política y pacífica de todos los venezolanos. Esta actitud solo demuestra la clara ventaja que hoy en día representa la opción de cambiar y mejorar las cosas, frente a los que gobiernan y amenazan, por pánico a perder los privilegios que tienen, en desmedro de un pueblo en crisis.

 

 

 

También hemos visto que estas amenazas y estas acciones son dirigidas por miembros de distintas ramas de poder público, queriendo intervenir y alterar un proceso que debe ser administrado, vigilado y garantizado por su resguardo y transparencia por el Poder Electoral, sin intromisión de alcaldes ni diputados de ninguna facción política.

 

 

 

Este CNE debe responder de forma clara y transparente a la solicitud presentada por la Mesa de la Unidad Democrática, respetando el deseo de la mayoría, y siendo garante de la separación de poderes, en momentos donde personeros de este gobierno, angustiados por su inminente salida, buscan intimidar, no solo al que está convencido de la necesidad de cambio, sino a las demás instituciones del Estado que cumplen su rol. Este CNE debe actuar como árbitro y saber separar su función como árbitro electoral, alejado de las presiones que otros intentan realizar.

 

 

@Stalin_Gonzalez

 

 

 

¿Cuál es el costo?

Posted on: febrero 2nd, 2016 by Laura Espinoza No Comments

Se precisa explicar el porqué no aprobamos el Decreto de Emergencia propuesto por el Ejecutivo y por qué decidimos entregarle al Gobierno un informe elaborado por expertos en la materia

 
De acuerdo con lo dicho en la campaña y cumpliendo con lo que opinamos acerca del papel de la Asamblea Nacional de cara a las exigencias de los venezolanos, se precisa explicar el porqué no aprobamos el Decreto de Emergencia propuesto por el Ejecutivo y por qué decidimos entregarle al Gobierno un informe elaborado por expertos en la materia, que brinda una serie de recomendaciones acerca de qué hacer con la crisis que ellos mismos provocaron.

 

 

Desde hace un tiempo, la Asamblea había entregado al Ejecutivo varias Habilitantes para que pudiera adoptar decisiones importantes en materias como la económica. No solo de los recursos provenientes del excedente (cantidades nada despreciables), sino también de aprobar leyes que ayudaron de alguna manera a conducirnos al lugar donde hoy nos encontramos: la crisis más aguda que ha vivido el país y que toca cada una de las esferas de la vida del mismo.

 

 

El Decreto que presentó la bancada del Gobierno no es otra cosa que la solicitud de un cheque en blanco para el Ejecutivo; una autorización para que siga aplicando las políticas equivocadas que dieron pie a la situación actual. Solicitaban “poderes especiales” para “solucionar” la crisis. Pero cuáles son esos poderes especiales?, pues autorización para utilizar el excedente del presupuesto; flexibilizar la implementación de los mecanismos que regulan la aprobación de divisas para importar, con la finalidad de reducir el tiempo de respuesta; también pide la potestad para aplicar diferentes medidas tributarias con el objeto de incrementar los recursos del Estado (por la vía del cobro de impuestos); solicita además permiso para poder exigirle a las pocas empresas manufactureras que quedan aumentar sus márgenes de producción. El problema básico es ¿a qué costo?

 

 

En definitiva, ese contenido del decreto pareciera una jugada en la que se espera que la Asamblea terminara por entregarle al Ejecutivo lo que queda de país. No era más que un intento fallido del Gobierno para transferir su responsabilidad de lo que ocurre a la oposición, hoy sentada mayoritariamente en la Asamblea y en ejercicio del mandato de las dos terceras partes de la soberanía popular.

 

 

Es una jugada política con el fin último de decirle pronto al país y ante el fracaso por todos los medios: no pudimos salvarlos porque ellos no nos dejaron.

 

 

Seguiremos explicando en qué consistía el contenido del Decreto de Emergencia del presidente Maduro, pero haremos énfasis en las recomendaciones del Legislativo, que es donde residen las posibles soluciones. Ese será nuestro mayor trabajo: darle a conocer al pueblo lo que debe hacerse para rescatar la economía del país, y será el pueblo el que le exija al Ejecutivo que tomen las medidas necesarias.

 

 

@Stalin_Gonzalez

 

El reto de la nueva AN

Posted on: enero 4th, 2016 by Laura Espinoza No Comments

Comienza un nuevo período constitucional para la Asamblea Nacional

 
Comienza un nuevo período constitucional para la Asamblea Nacional. En esta ocasión tenemos la oportunidad real, por primera vez en los últimos 15 años, de cumplir la labor de todo cuerpo legislativo, entre otras, ejercer control sobre las malas políticas y servir de voceros a la satisfacción de las necesidades de la población.

 

 

El año 2015 nos ha dejado como muestra el peor gobierno que hemos tenido en la historia reciente de Venezuela, con la inflación más alta de los últimos 100 años y la peor del mundo, con niveles de escasez y pobreza peores que los sufridos en la década de 1980 y con una tasa de criminalidad que nos ubica como el país más violento e inseguro del planeta. A esta situación de crisis es que debemos atender y dar respuesta oportuna para que la gente coma bien, le alcance el dinero y pueda dormir tranquila y segura.

 

 

El gobierno está empeñado en insistir en políticas que solo benefician a unos pocos enchufados y que castiga a todos los venezolanos forzándonos a hacer largas colas, a vivir un toque de queda y a comer cada día menos por no poder conseguir los alimentos básicos para nuestras familias, o conseguirlas a precios insoportables para cualquier trabajador honesto.

 

 

La labor de la nueva AN no es una cosa fácil. Desde este cuerpo no pueden definirse políticas, pero sí establecer las reglas que debe seguir el gobierno para que enderece el mal curso de las acciones que nos obliga a vivir en esta crisis tan profunda. Nuestra intención es ser la vocería de todas estas quejas y, atendiendo las necesidades del pueblo, ofrecer un conjunto de leyes e instrumentos que garanticen mejores acciones de producción, abastecimiento, control de la inflación y sobre todo seguridad y desarme de la población.

 

 

El principal error del gobierno ha sido olvidarse de la gente para favorecer a unos pocos. Nuestro principal reto es devolverle a la ciudadanía el protagonismo que debe tener en toda política pública, y devolver los niveles de calidad de vida que merece y que este mal-gobierno les ha robado.

 

 

Stalin González
@stalin_gonzalez

 

16 primaveras para nuestra Constitución

Posted on: diciembre 22nd, 2015 by Laura Espinoza No Comments

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela cumplió 16 años de ser aprobada vía referendo consultivo
ÚN.- Este 15 de diciembre, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela cumplió 16 años de ser aprobada vía referendo consultivo con más de 70% de aprobación. Este texto legal representó para el país una nueva etapa en su historia política, ya que nuestro sistema democrático dejaba atrás el sistema representativo poniendo el acento en el ciudadano como protagonista de nuestra política.

 

 

Nuestra Carta Magna ha llegado a la adolescencia no sin contratiempos, en su corta edad ha convivido con el desprecio, el irrespeto e incluso con las intenciones de derogación.

 

 

En 2007 se le propuso al país modificar 69 artículos de la Constitución que cambiarían la naturaleza política del país con el objetivo de conformar un Estado venezolano socialista; pero el pueblo venezolano rechazó dicha propuesta prefiriendo permanecer dentro de un Estado federal, descentralizado y de justicia.

 

 

Sin embargo, tanto nuestra Constitución como la voluntad del pueblo ha sido ignorada, manipulada y despreciada; innumerables veces y de innumerables formas. Cuando nuestro texto legal supuso un corsé para las aspiraciones de permanencia de quienes hoy gobiernan, fuimos los venezolanos y su marco legal pasados por alto en aras de la necesidad de unos cuantos de atornillarse en el poder, quienes entienden que su bienestar prima sobre el de los ciudadanos.

 

 

Las discriminaciones políticas a nuestros funcionarios públicos, la dependencia de los poderes, la designación de cargos a personas cuyos intereses políticos son públicos y notorios y la promulgación de leyes que contradicen la voluntad del país son, entre tantas otras, muestras evidentes de ese sistemático desprecio por nuestra joven Carta Magna.

 

 

Ya son 16 años de promulgada. Es momento no solo de enunciarla, es momento de respetarla.

 
Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/opinion/firmas/stalin-gonzalez/16-primaveras-para-nuestra-constitucion.aspx#ixzz3v2cJq1aj

 

Stalin González