Hillary

Posted on: abril 23rd, 2015 by Laura Espinoza No Comments

Buenos augurios cuando las presidencias femeninas de Brasil, Argentina y Chile hacen aguas

Nunca en Estados Unidos una mujer ha estado tan cerca de la jefatura del Estado como Hillary Clinton, hecho demostrativo no solo de sus ambiciones y preparación, sino también de buenos augurios para América Latina en sus relaciones con la nación más poderosa.

 

Son buenos augurios porque además de suceder al primer Presidente negro, profundizaría el acercamiento a Cuba y el inevitable ablandamiento de los oxidados resortes dictatoriales de los Castro. Como Secretaria de Estado y aún antes, ella logró una discreta pero constante comunicación con los gobiernos de la región.

 

Eso que suena vacuo es relevante ahora cuando del lado republicano se escuchan discursos parecidos a aquellos de la época del gran garrote: Jeb Bush, Marco Rubio y Ted Cruz, quieren halagar a los votantes de habla española al tiempo que recuerdan a los testarudos John Foster Dulles y Joseph McCarthy con sus sanciones, sin saber que en América Latina se quiere algo distinto.

 

Hillary demostró incluso habilidad para conservar el precario equilibrio matrimonial cuando su marido sucumbió a la tentación incompleta de la entonces bella gordita Mónica Lewinsky. En un explicable arranque de ira, con un libro le causó una pequeña herida en la cabeza al Bill infiel pero sin llegar a satisfacer deseos de la sociedad pacata. ¿Dónde estaría ella si se hubiese divorciado?

 

Hillary es, sin lugar a dudas, inteligente y ha desarrollado una intensa actividad política. Con experiencia y audacia supo ayudar al éxito de los períodos presidenciales de Bill Clinton, en los cuales la economía norteamericana avanzó de manera sostenida y sosegada. Sin aspavientos. Y hasta en términos literarios, el corazoncito fidelista de García Márquez una vez quedó absorto ante los conocimientos del entonces presidente Clinton, quien durante una cena probó que no solo había leído El sonido y la furia y otras cosas de Faulkner, sino a Cervantes, a Carlos Fuentes y, por supuesto, al propio Gabo con sus Cien años de soledad.

 

Claro, nada de eso amarra el futuro con una magnífica cosecha de realidades, pero son buenos augurios en instantes en que las presidencias femeninas de Brasil, Argentina y Chile, hacen aguas en los mares de la corrupción, y cuando Keiko Fujimori en Perú y la bella Zury Ríos, en Guatemala, asoman cuestionables candidaturas.

 

 

ricardoescalante@yahoo.com

Bemoles electorales en EEUU

Posted on: noviembre 6th, 2014 by Lina Romero No Comments

Hillary Clinton, seguramente, encontrará difícil el camino para suceder a Obama

 

Los esperados resultados de las elecciones parlamentarias que acaban de ocurrir en Estados Unidos se traducirán en un aumento de las discordias entre republicanos y demócratas, a lo cual no escaparán las relaciones con América Latina. Aunque no era candidato, el presidente Barack Obama fue el gran perdedor.

 

 

Al perder la mayoría en el Senado, Obama se encamina ahora a sus dos años finales de gobierno con enorme fragilidad, porque sus iniciativas fundamentales no serán aprobadas por el Congreso o lo serán con modificaciones de fondo. Si Obama ya era un presidente criticado por el incumplimiento de promesas, ahora lo será más porque su capacidad de maniobra se ha reducido. Le queda el derecho a veto de leyes con las cuales esté en desacuerdo, pero resulta impensable que Estados Unidos pase dos años entre veto y veto, porque eso causaría un clima de inestabilidad de consecuencias económicas nacionales y mundiales.

 

 

El tema de Cuba se mantendrá como una incógnita. ¿Triunfarán las tesis de quienes por largo tiempo han defendido la idea de una apertura política y comercial? No es descartable que del lado republicano surja la idea del acercamiento con La Habana, porque hay Estados de próspera producción agrícola en los cuales hay quienes plantean la necesidad de la apertura para sus mercados.

 

 

En el mapa de relaciones comerciales de América Latina con el resto del mundo en años recientes, Estados Unidos muestra un retroceso acelerado.

 

 

Los republicanos insistirán también en el tema de los derechos humanos y tratarán de ejercer presiones para que el gobierno adopte determinadas políticas de presión.

 

 

Los demócratas, por su parte, acusarán a los republicanos y al Congreso de obstruir la marcha regular del Ejecutivo y de torpedear las promesas presidenciales. Así llegarán a las próximas elecciones presidenciales, con la tesis de que la oposición ha demostrado su insensibilidad y tozudez ante problemas cruciales y, por supuesto, el ala dura republicana, el Tea Party, actuará con mayor fuerza para imponer la candidatura de alguno de sus halcones.

 

 

Hillary Clinton encontrará difícil el camino para suceder a Obama, puesto que los contrincantes la responsabilizarán de los desaciertos de estos últimos años.

 

 

Ricardo Escalante

ricardoescalante@yahoo.com

La otra muerte de Carlos Andrés Pérez

Posted on: abril 10th, 2014 by Super Confirmado No Comments

Las actuaciones políticas de Carlos Andrés Pérez fueron controversiales y revestidas de un arrojo poco disimulado -hechos que ni siquiera los adversarios ponían en duda-, pero los últimos años de su existencia tuvieron circunstancias dramáticas que solo unos pocos venezolanos conocieron. Es posible que por autoestima evitara hablar sobre esos temas, para no exponerse a humillaciones, incredulidad o mofa.

 

Una vez su compañera, Cecilia Matos, me explicó cómo la solicitud de asilo político presentada por ellos en Estados Unidos fue rechazada después de mucho tiempo, razón por la cual su hija Cecilia Victoria, ciudadana de este país, debió solicitarlos ante las autoridades migratorias. En esa ocasión no hurgué mucho. Ahora la hija me narró el interminable calvario que impidió la protección estatal que garantizara el acceso de la pareja a los costosos servicios médicos, mientras la salud de uno y otra se desplomaba. Después de un derrame cerebral CAP dejó de ser el hombre de porte atlético e incansable, para convertirse en casi una sombra dominada por la nostalgia y la desilusión.

 

“No muchas personas son conscientes de que mis padres solicitaron asilo político en la década de los 90. Debido a complicados problemas y presiones políticas, el asilo quedó pendiente por más de 10 años. Carlos Andrés Pérez y Cecilia Matos fueron perseguidos con ensañamiento por el régimen de Chávez y nunca pudieron conseguir el asilo. Mi condición de ciudadana americana me permitió hacer una petición ante las autoridades de inmigración para darles un estatus legal. Al final de sus vidas, los efectos prácticos de la burocracia y las maniobras políticas les impidieron el amparo de los servicios ofrecidos en Estados Unidos a las personas de tercera edad, como Medicare u otro seguro”.

 

“Mi padre sufrió en el 2004 un ACV y desde entonces la familia tuvo que hacer mil cosas para sufragar los gastos médicos y las terapias para su mejoría. Todo habría sido diferente si le hubiesen otorgado el asilo. Después, durante el caso de las exequias de mi padre, mi madre desarrolló cáncer. Para sobrevivir necesitaba un trasplante de hígado, pero al ser residente y no asilada o ciudadana, solo tenía un 10 por ciento de posibilidades para lograrlo. Sin una póliza de salud y sin la protección de Medicare, el tratamiento en Estados Unidos resultaba imposible. Esas urgencias de mis padres me marcaron y, desde entonces, siento el deber de ayudar a todo aquel que necesite asilo en este país”.

 

La ley federal establece que quienes han sufrido o temen persecución por su raza, religión, nacionalidad, política, opinión o grupo social, pueden solicitar asilo político en Estados Unidos y, en ese sentido, la Fundación Carlos Andrés Pérez ha puesto en práctica una iniciativa para ayudar a quienes requieran asistencia legal. Cecilia Pérez-Matos explicó que el bufete para el cual trabaja (The Berman Law Group: www.thebermangroup.com) ha sido solidario y respalda su labor.

 

Una farsa de AD…

Al hablar con Cecilia Pérez-Matos es inevitable abordar aspectos de la vida política del dos veces presidente de Venezuela y uno de los líderes fundamentales de Acción Democrática, partido a cuyo desarrollo contribuyó desde sus inicios hasta el momento en que fue expulsado en medio de acusaciones que poco a poco el tiempo se ha encargado de desmantelar, basadas en componendas de adversarios.

 

“CAP había sido muy claro. Muchas veces expresó que no deseaba regresar a Venezuela mientras Chávez estuviera en el poder. ¡Claro que él quería estar en Venezuela! Nadie podía negar su amor por el país, ni el deber que sentía por ayudar y continuar la lucha, pero no deseaba volver mientras el gobierno ilegítimo estuviera de pie… El día de su fallecimiento mí hermana y yo estábamos visitándolos en Miami. Mi padre se había despertado con mucha nostalgia. Durante el desayuno conversamos sobre su primera campaña electoral, sobre las caminatas. Nos habló sobre una en particular en el Táchira y expresó su añoranza por su pueblo y su gente, pero todos estábamos claros que ese Táchira y esa Venezuela ya no eran las mismas”.

 

“Él era un hombre serio, que daba la cara. La destitución y la cárcel fueron momentos duros porque lo que había era una cacería de brujas en su contra, pero él seguía dando la cara y esperaba que le dieran la razón, pero al final llegó a la triste conclusión de que eso no sería así. En ese instante se le apagó un pedacito del alma. Lo que nos transmitió y me transmitió a mí en particular, fue una increíble tristeza y desilusión, porque la Venezuela a la cual se había entregado en vida y alma, lo rechazaba e inculpaba de manera incorrecta. No obstante, hasta el día de su muerte no dejó de luchar por el país y por su legado.

 

“Mientras estuvo preso, mi hermana y yo lo fuimos a visitar en La Ahumada (la residencia de la familia Pérez Rodríguez). Era un tiempo incómodo, tanto porque estaba encerrado allí como por las razones obvias del juicio. Él había solicitado que le dictaran casa por cárcel en la Torre Las Delicias, donde tenía su oficina y apartamento, pero se lo negaron y tuvo que regresar a La Ahumada. Él tenía mucho tiempo sin vivir allí y sin convivir con su otra familia”.

 

Cecilia Matos, la madre, era partidaria de que Cecilia Victoria asistiera a las exequias de CAP en Caracas, pero ella pensó que esos actos estaban organizados para que el pueblo despidiera a su líder y, en consecuencia, no encontró razones para revivir el dolor. “Mi madre recibía tratamiento en Colombia. Yo trabajaba como loca en Miami para cubrir sus gastos médicos, trataba de vender mi casa en Georgia y de conseguir dinero para continuar el pago de la enorme deuda que teníamos con abogados por el caso de CAP”…

 

“Nosotras ya lo habíamos sepultado en Miami y me parecía una farsa que Acción Democrática estuviera tomando todo el crédito de lo que mi padre significaba. Yo estaba pequeña, pero no puedo olvidar cómo el señor Henry Ramos participó en la expulsión de mi padre del partido, y cómo los altos personajes del partido le dieron la espalda mientras él estaba vivo. Yo no habría tenido cara para mirar y escuchar al señor Ramos Allup durante aquellos homenajes póstumos. ¡No!”

 

Malos augurios

Pérez-Matos vive y trabaja en Florida, pero sus sentimientos siempre han estado ligados de manera íntima con Venezuela. Por eso está al tanto de cuanto ocurre y en contacto permanente con venezolanos. Participa en reuniones y aporta ideas, aunque lejos de sus intenciones está la búsqueda de protagonismos.

 

“El futuro del país está en el aire. Yo espero que el señor Maduro entienda la realidad del pueblo, que no va a aceptar el régimen que él desea imponer, pero al mismo tiempo dudo que esto acabe fácilmente. La situación actual es el resultado de tres lustros de censura, violaciones de los derechos humanos más elementales y de una ilegitimidad gubernamental total. También es el resultado de quince años en los cuales un “líder” ha estado empujando y embutiendo odio, rabia, al pueblo. Ahora, cuando salgamos de este señor tendremos que pasar un tiempo “desaprendiendo” todo lo que nos han “vendido”. Tenemos que recordar la Venezuela que brillaba en el pasado e incorporar las lecciones aprendidas en estos años. Tenemos mucho trabajo por hacer, que necesariamente deberá incluir a personajes como Antonio Ledezma y mi querido padrino Diego Arria, así como las voces del increíble Leopoldo López y María Corina Machado. Lo más importante es el desarrollo y la ejecución de un plan para ese cambio que será necesario para Venezuela”.

 

“Es importante que los estudiantes y los ciudadanos en general no se cansen de protestar. Tenemos que actuar. Es necesario dejar al señor Maduro al descubierto. Países como Estados Unidos deben aplicar sanciones en asuntos tan importantes como los bonos y el petróleo. Algunos pudieran pensar que eso afectará al pueblo, pero el pueblo se ha visto muy afectado con las irracionales políticas económicas del gobierno venezolano. El pueblo sufre una escasez sin precedentes y todos tenemos que actuar para lograr el cambio cuanto antes. En lo que a mí respecta, el propósito es ayudar con recursos legales a los venezolanos que deseen salir de Venezuela o ya se encuentren en Florida.”

 

@opinionricardo

ricardoescalante@yahoo.com

Por Ricardo Escalante

Ayy, Eudomar, ¡qué mal te veo!

Posted on: octubre 20th, 2013 by lina No Comments

En Venezuela hay quienes se quejan por falta de dólares, pero, según el presidente del Banco Central, al torrente económico ingresan cantidades más que suficientes. Son, entonces, los tradicionales devoradores de dólares los causantes de los quebraderos de cabeza del gobierno de Nicolás Maduro.

A juzgar por las declaraciones del banquero chavista Eudomar Tovar, son los compradores de medicamentos para ficticios quebrantos y las señoras del 23 de Enero en Caracas, quienes demandan más papel higiénico, comen pollo y carne de res importada porque lo nacional se acabó y, en definitiva, son los interesados en la debacle nacional. Por eso, la solución es cortar importaciones y meter a la cárcel a quienes porten un billete de un dólar.

Esa gente desconsiderada, ¡apátrida!, es la que le pone un revólver en el pecho al rojo rojito de sospechosa voz aterciopelada, para que Pdvsa importe millones de litros de gasolina. Literalmente se toman la gasolina, sin tomar en cuenta el esfuerzo madurista para regalar el combustible en el mercado nacional, además de mantener a Cuba con más de cien mil barriles por día de petróleo.

Claro, esa indolencia obedece a que los devoradores no tienen noción de cuán difícil es cabalgar el tigre desaforado del control de cambio, que -como dijo el único venezolano superior a Simón Bolívar-, se implantó para dure tanto como la “revolución”. O sea, ¡así, así, así es que se gobierna! Ahh, y si hay unos supermillonarios nacidos a la sombra del régimen, es porque lo merecen. ¡No por ladrones!

Si la economía venezolana demanda más de 60 mil millones de dólares para sus importaciones anuales, no es porque el Estado se haya convertido en dueño de haciendas, tomateras, plantas procesadoras de leche, harinas y otros renglones agrícolas, productoras de papel, cemento, periódicos, televisoras, hoteles, bancos, líneas de taxis, fábricas quebradas de bicicletas y otras empresas. No. Venezuela es un paraíso: Produce de todo, y si no exporta es porque no le da la gana. El problema está en los insaciables devoradores de dólares.

Ahh, un elemento importante: Es falso que exista estanflación. Los precios cambian cada dos o tres días para que no haya aburrimiento, pero no porque la economía venezolana esté dislocada. Y las estadísticas del Banco Central -el mismo que preside Eudomar Tovar-, se maquillan solo para no desatar temores, vale decir, para que haya felicidad.

Por un “lapsus brutis” -como le decía Hugo Chávez a José Vicente Rangel-, tú, Eudomar, genio de la economía, has hablado de distorsiones causadas por importaciones innecesarias y por el dólar paralelo. Pero ahora, Eudomar, yo, tu amigo, te pregunto: ¿Cómo puedes imaginar distorsiones en el sistema cambiario perfecto creado por el Comandante Supremo? Ayy, Eudomar, ¡que mal te veo! Olvidas que algunos se embucharon con dólares para bien de la “revolución”. Olvidas que Él, el Supremo, le enviaba maletas de dólares a Cristina Kirchner y compraba armas rusas con precios abultados por José Vicente.

Eudomar, actúas como enemigo de la revolución y yo -amigo tuyo al fin y al cabo-, te recuerdo que Mao Tse Tung emprendía purgas inclementes por mucho menos. ¿Recuerdas a Ling Piao? ¿No es acaso Nico un adorador de Mao y de cachivaches chinos? Tu no tienes ni las ideas, ni la formación, ni los cojones de Deng Xiao Ping para sobrevivir a la “revolución”, porque una vez dijiste que no había condiciones para una devaluación. ¡El devaluado eres tú! Y no hablas del fondo del asunto porque sabes que el caos reinante desembocará en otra maxidevaluación del “bolívar fuerte” -que en realidad es bolívar débil-, como fórmula para reducir el enorme déficit fiscal ocasionado por los inmaduros.

Claro, los jerarcas del gobierno venezolano piensan que la culpa de todo lo malo la tienen otros. Así, por ejemplo, no entienden por qué el Fondo Monetario Internacional acaba de decir que la situación de la economía venezolana es insostenible porque, entre otras cosas, los desequilibrios macroeconómicos adquieren niveles cada vez más escandalosos, de gravedad extrema. No obstante, entre quienes agarran el rábano por las hojas está el presidente del Banco Central de Venezuela, el inefable Eudomar Tovar.

Por eso, Eudomar, no finjas. ¡Tú no eres revolucionario! Solo sabes de jeans porque trabajabas con Jordache para inundar el mercado imperialista. ¿Y qué pasó? ¡Háblanos de jeans y de las contundentes denuncias de tu antecesora en el BCV, Edmée Betancourt! ¿Quiénes en el gobierno se llenaron con los 20 mil millones de dólares obtenidos en Cadivi a través de empresas de maletín?

Bueno, pensándolo bien, la extraña actitud de este Eudomar me lleva a otro más auténtico, “Eudomar Santos”, cuando salía en Por estas calles con aquello de “como vaya viniendo vamos viendo”… Si. Así eres tú, Eudomar, en este corrupto e insostenible gobiernito de Nicolás Maduro.

Ricardo Escalante

www.ricardoescalante.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tiempos de dictadura

Posted on: agosto 24th, 2013 by Laura Espinoza No Comments

Gracias a un gesto amable de mi amigo el doctor Joaquín Chaffardet, acabo de ver la película testimonial Tiempos de dictadura, dirigida y producida por Carlos Oteyza, que constituye un recordatorio del viejo dicho conforme al cual los extremos siempre se tocan y de que el aprendizaje de nuestra historia contemporánea es fundamental si queremos saber qué somos y hacia dónde vamos.

 

Ese es el acierto de la película, aunque también tiene deficiencias bulto que por momentos conducen al aburrimiento. Se hace pesada porque repite testimonios que habrían sido buenos dichos una vez. En cambio, le faltan aspectos tan relevantes como la justificación del régimen dictatorial por los grandes protagonistas, como Marcos Pérez Jiménez, Pedro Estrada y Vallenilla-Lanz Planchart.

 

Eso era esencial si se quería ocasionar el choque de opiniones. Huelga decir que Pérez Jiménez concedió innumerables entrevistas que hoy dan vueltas en Youtube, y de Estrada también las hay, además de libros, entre ellos uno de conversaciones con Blanco Muñoz. Las opiniones de Maldonado lucían insuficientes en la película. Digo esto porque a nadie se le ocurriría hoy, por ejemplo, hacer una película sobre Chávez sin utilizar fragmentos de sus arengas, que en medio del atolondramiento alucinaban a las masas.

 

Otra falencia fue haber ignorado los contundentes criterios expuestos por los otros protagonistas: Los defensores y luchadores de la libertad y por la libertad, como Jóvito Villalba, Rómulo Betancourt, Carlos Andrés Pérez y otros. El gran tribuno que fue Villalba dejó intervenciones maravillosas, cargadas de lecciones. De Betancourt, CAP, Caldera y otros, hay cerros de documentos y discursos. Son encomiables los testimonios de José Agustín Catalá, Isabel Carmona, Simón Alberto Consalvi y otros, pero Carlos Oteyza se quedó corto o lo asesoraron mal.

 

Algo importante podía haber sido la reflexión de uno de esos jóvenes bien formados que no vivieron el oprobio de aquellos tiempos. Sin salirse del tema, habría resultado interesante saber si ellos están de acuerdo o no con aquella represión y por qué, a los fines de orientar al espectador acerca de la incidencia de hechos brutales en la conciencia de los venezolanos. ¿Por qué no hubo un juicio de valor sociológico?

 

Al lanzar al voleo estos razonamientos a propósito del trabajo cinematográfico en cuestión, no puedo dejar de confesar que me cuento entre quienes están a punto de creer que buena parte de los venezolanos estamos condenados una carga genética de adoración y sometimiento a las autocracias. No de otra manera se explica lo que cada día vemos y toleramos de manera absurda.

 

Es verdad que algunos hemos leído algo de historia contemporánea y todavía nos falta mucho por aprender, pero si la intención del cineasta era la controversia pues podía haber hecho algo un poco más atrevido y completo. De manera clara se nota que el papel de Laureano Márquez, hombre con formación intelectual, fue de mero locutor, engolando y bajando la voz por momentos, sin injerencia en el fondo del asunto.

 

En una de las imágenes del film aparece el dictador luciendo el vistoso uniforme de gala con casaca color crema y pantalón oscuro, que era casi un emblema de aquella época militar y no volvió a ser usado después de 1958, hasta el día en que al presidente Hugo Chávez se le ocurrió revivirlo. Era como ver una reedición de Pérez Jiménez, en un acto en el cual parecía a punto de incendiar al país. Y tal como allí también queda dicho, el malévolo MPJ impuso el orden pero lo hizo a sangre y fuego, con torturas y represión brutal. Chávez sembró el caos total, cuya recuperación costará generaciones de lucha, y colocó en la línea de sucesión a un ignorante, primitivo, interesado en la defensa de sus congéneres corruptos y en terminar de hundir el país. ¡Tiempos de dictadura!

 

Ricardo Escalante

Así se acabo la Cadena Capriles

Posted on: julio 3rd, 2013 by Super Confirmado No Comments

Tanya Capriles de Brillembourg, una de los herederos de Miguel Angel Capriles, explica por qué se desprendieron de la principal cadena de medios impresos venezolanos.

 

Las presiones del gobierno eran grandes. Todos los días llamaban para decir “los vamos a cerrar, no los vamos a cerrar”. Contrariamente a lo que cualquiera hubiera podido imaginar, la presencia del chavista Eleazar Díaz Rangel al frente de Ultimas Noticias, fue insuficiente para que las relaciones entre el gobierno y los dueños del conglomerado periodístico creado por Miguel Angel Capriles, fluyeran con normalidad por tiempo indefinido. La procesión iba por dentro.

 

El toque controversial que le había impuesto Teodoro Petkoff a El Mundo ya era cosa de un pasado breve y cuasi remoto, que cesó en diciembre de 1999 cuando las presiones de Hugo Chávez sacaron del cargo al ex guerrillero. Y pudiera decirse que frente a Nicolás Maduro ni siquiera tuvo la oportunidad de ser incómoda, pero aun así cayó en otras manos cuando menos se esperaba.

 

Todo lo que ocurriera en el conglomerado era noticia porque su alcance era popular. Últimas Noticias ha sido por décadas el periódico venezolano verdaderamente masivo, con gran alcance e influencia en los barrios. Por eso Chávez -que sabía de hegemonía y se desvelaba estudiando a Antonio Gramsci-, amenazó con intervenir de manera abierta en la disputa sucesoral si los Capriles López mantenían en el vespertino a Petkoff, quien visiblemente molesto optó por montar tienda aparte con su vespertino TalCual, que nunca ha logrado tirajes significativos pero sirve de referencia crítica.

 

Los Capriles López -seis hembras y un varón-, exploran otras posibilidades con su fortuna, mientras el tinglado empresarial que durante décadas fue construyendo su padre, ahora inicia un rumbo diferente. Ellos nacieron entre sábanas de periódico y con el olor de la tinta fresca, pero en este instante todo pareciera indicar que ya no volverán a tener intereses en medios de comunicación. Estudian perspectivas en el exterior, donde las nuevas generaciones de la familia están enraizadas.

 

Hace varios días conversé sobre el asunto con una de las ex accionistas de la Cadena, mientras se cubría de gloria con la inauguración de la exhibición de buena parte de su formidable colección de arte latinoamericano en el Museo de Bellas Artes de Houston. Tanya Capriles, viuda del banquero David Brillembourg, es una venezolana con gran presencia en el mundo internacional de la plástica.

 

Su hermano Miguel Angel Capriles López también se encontraba en la ciudad para presenciar el evento y para someterse a chequeos médicos regulares. Al igual que sus hermanas, estaba alojado en el Hotel Za Za, en el Distrito de los Museos, donde traté de entrevistarlo sin resultados. Como sus hermanas y tantos otros venezolanos, él ya tiene un pie en el exterior.

 

La entrevistada no develó la misteriosa identidad de los compradores, dando así pábulo a la creencia general de que los agresivos capitales chavistas ahora se apoderan también de los medios impresos. No obstante lo poco que dijo sobre el particular es suficiente para dibujar conclusiones. Tampoco reveló el monto de la transacción. Se ha hablado de 140 millones de dólares y al parecer es así, cifra que luce pequeña para la importancia de Últimas Noticias y los demás medios, además de toda la moderna estructura física y tecnológica. Eso revela cómo Venezuela pasó a ser un país temeroso y en remate.

 

-Ustedes se desprendieron de la Cadena…

-Sí. Con mucha tristeza y dolor nos hemos visto obligados a vender por muchas razones. Los medios televisivos y de radio en Venezuela se han visto ahorcados, ahogados, y la señal se pierde. Confieso que lloré cuando ocurrió la venta de Globovisión, que era un medio combativo y…

 

-¿Ustedes se sentían afectados?

-Si, muy afectados. Ya no autorizan, por ejemplo, los dólares para la importación de papel…

 

-¿Los estaban ahorcando económicamente?

-Si, claro. Los sindicatos, por ejemplo, eran una lucha constante. Llegué a ver a mi hermano arremangarse para enfrentar a 50 personas de un sindicato que estaban ahí. La situación se fue haciendo muy difícil. Mi hermano, como usted debe saber, había modernizado todos los medios de la Cadena hasta convertirlos en completamente nuevos. Esa es ahora una nueva prensa, con una redacción espectacular, de acuerdo con las tendencias del mundo periodístico moderno.

 

-Cuando mi padre murió, mi hermano asumió las riendas de la Cadena y lo primero que hizo fue reunirnos a las seis hermanas para preguntarnos: “¿Ustedes quieren que repartamos unos dividendos o prefieren que modernicemos los medios?” Las seis, unas con dinero, otras no, le respondimos: “Lo que tú digas, estamos contigo”. Todos queríamos que los medios se modernizaran y así se hizo. Durante diez años los herederos no recibimos nada (dividendos). Se construyó la nueva sede, se instalaron las más modernas rotativas de Latinoamérica. Mi hermano llegaba con gran orgullo a la nueva sede.

 

Después de una breve pausa, Tanya Capriles levanta la mano derecha, la mueve poco a poco y continúa hablando de su hermano Miguel Angel, conocido por todos como “Michu”. En ningún momento hay referencias al otro hermano, al medio hermano, cuyo nombre es también Miguel Angel. La relación se rompió en medio de un prolongado conflicto sucesoral, en el cual los grandes ganadores fueron muchos abogados dentro y fuera del país.

 

-Usted –prosiguió TCB- no tiene idea acerca de cómo mi hermano está desmotivado con el país. Él es un hombre que no llega a 50 años, quería vivir en el país. La gente en la calle le decía que sacara a sus hijas del país.

 

Tanya Capriles comentó luego que la vida en Venezuela no vale nada, a cualquiera lo matan en la esquina. “Es impresionante como se ha destrozado, como se ha acabado el país”…

 

-¿Esas cosas estimularon la decisión de vender?

-Si, toda la inmensa presión que hay. Todos los días había llamadas telefónicas para decir “no publicaste tal cosa; vamos a cerrar el periódico, no lo vamos a cerrar”… Eso ocurría todos los días.

 

-¿Tienen planes de invertir en medios de comunicación en el exterior?

-No. No lo creo, pero no le puedo asegurar.

 

-¿Las empresas de la Cadena Capriles habían dejado de ser rentables? ¿La escasa rentabilidad influyó también en la decisión?

-No por dejar de ser rentables. Como usted sabe, el periódico en sí mismo no es rentable. Se vende por debajo del costo de producción, pero se tiene la publicidad. Pero ahora no hay empresas que publiciten. No hay nadie que lo haga. El único que lo hace es el gobierno. A nosotros nos acababan de quitar pautas porque no habíamos destacado algo que hizo el presidente Maduro o porque no se destacó como ellos querían.

 

-¿El gobierno ejerció presiones para que ustedes vendieran?

-No. Se presentó la oportunidad de vender. Un grupo hizo una oferta y mi hermano habló con nosotras. Mi hermano tiene un desgaste emocional en este momento. Él había logrado algo bellísimo, todo el que trabajaba con él lo quería y quienes trabajaban con él se sentían orgullosos porque sentían que era un jefe que estaba con ellos, que incluso jugaba dominó con ellos. La nueva sede se había inaugurado hacía apenas unos meses. Los trabajadores tenían un buen comedor, en el cual también mi hermano almorzaba y conversaba con todos. Allí hay parque infantil, salas de juegos, todo para los fines de semana.

 

-¿Los nuevos dueños son chavistas?

-No. No le puedo decir. No fueron chavistas, pero no sé qué hay detrás o delante de eso.

 

Así finalizó la entrevista con TCB. La acompañé de regreso a su hotel, donde los hijos la esperaban para salir a almorzar. Intercambiamos ciertas anécdotas y emprendí el retorno a Richmond en medio del calor abrasador propio de estos meses. Manejando por la autopista me preguntaba qué hubiera hecho el viejo Miguel Angel Capriles en circunstancias como estas, después de haber batido el cobre contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y de haber asumido posturas beligerantes incluso contra grandes líderes democráticos. Ahora lo cierto es que la Cadena Capriles dejó de existir porque nunca fue persona jurídica. Cada periódico era una empresa.

 

Ciertas preguntas quedaron dando vueltas en mi cabeza: ¿Qué pasará con los restantes pocos medios impresos no chavistas? ¿Morirán sus dueños con las botas puestas?

Maduro y su gabinete chucuto

Posted on: abril 22nd, 2013 by Super Confirmado No Comments

Lo más relevante del Gabinete Ejecutivo anunciado por el presidente Nicolás Maduro tiene que ver con el área económica y de finanzas, al haberle sido disminuidas las responsabilidades al radical de izquierda Jorge Giordani, quien ahora tendrá que ver exclusivamente con la planificación.

 

Todo parece augurar la pronta salida del gobierno del viejo ministro marxista ortodoxo a quien Chávez escuchaba y acataba, por cuanto al presidente del Banco Central, Nelson Merentes, le fue asignado el ministerio de finanzas y, al mismo tiempo, pasó a ser vicepresidente de economía. En la práctica, Merentes estará por encima de Giordani.

 

Giordani y Merentes, juntos pero no revueltos

Entre ellos ha habido discrepancias relacionadas con las políticas económicas adoptadas por Chávez y aun después, cuando ocurrieron las más recientes devaluaciones del bolívar y se modificó el esquema para la asignaciones de divisas. Giordani era partidario de severas limitaciones que, por supuesto, desataban más la escasez de productos al disminuir las importaciones.

 

Merentes cursó estudios en Europa del Este en la época comunista y desde entonces conserva vínculos con radicales de izquierda, pero frente a Giordani tiene razonamientos menos drásticos. Al concentrar en sus manos todas las políticas económicas y financieras, la posibilidad de errores y políticas equivocadas aumenta, sobre todo cuando el déficit fiscal es cercano a 15 por ciento del PIB, la inflación estimada por especialistas para este año es de aproximadamente 50 por ciento y la deuda total de la República se ha multiplicado.

 

En el área de petróleo se mantiene Rafael Ramírez, en cuyas manos PDVSA ha sido administrada a discreción y los casos de corrupción han sido numerosos y de alto calibre. Y otro nombramiento significativo es el de Jeese Chacón, quien en la época de Chávez ocupó diversas posiciones y fue controversial.

 

Su salida del Ejecutivo ocurrió en medio de grandes escándalos de corrupción, cuando su hermano Arné Chacón fue apresado y sometido a juicio por esquilmar a la República. En una ocasión, Chávez dijo que él lo conoció como un “pata en el suelo”, que en poco tiempo se convirtió en multimillonario banquero mediante negocios con organismos del Estado.

 

El Gabinete anunciado por Maduro incluye pocas caras nuevas, entre ellas la del general Miguel Rodríguez Torres, quien se desempeñó como jefe de la policía política (Disip) en la administración chavista, y de manera reiterada era relacionado con el narcotráfico y otras actividades ilícitas. Y un aspecto que no se puede dejar de mencionar es el nombramiento de seis coordinadores administrativos regionales, lo que hace pensar que Maduro pudiera estar tratando de revivir la intención de Chávez de restarle facultades a los gobernadores (elegidos por el voto popular) para colocarlas en manos de funcionarios designados desde Miraflores. Valdría la pena preguntarse si, por ejemplo, el gobernador chavista del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, aceptará la mediatización de su cargo. !Mal comienzo!

 

Por Ricardo Escalante

Un lastimoso Presidente

Posted on: abril 16th, 2013 by Super Confirmado No Comments

¿Qué le espera a Venezuela en el gobierno del imprevisible Nicolás Maduro? ¿Será la continuación de las políticas de Hugo Chávez? ¿Su triunfo será garantía de larga vida para la “revolución bolivariana”? Estas son las preguntas que hoy los venezolanos –y sobre todo quienes votaron por Maduro- deberán tratar de responder.

 

El Presidente que acaba de ser proclamado por el Consejo Nacional Electoral, arrancará su administración con el mismo equipo de Hugo Chávez. Tal vez incorpore unas caras nuevas para tratar de diferenciarse en algo, pero él mismo representa el estilo y las decisiones de los últimos 14 años, con el agravante de que la economía nacional está exhausta y ahora no tiene dónde arañar. Ahh, y algo peor: Carece del ángel y del olfato de Chávez.

 

Un país nunca quiebra y las posibilidades del resurgimiento siempre existen, pero, por supuesto, con la administración que está a punto de inaugurarse sobran razones para pensar en el empeoramiento de la situación económica, política y social. Por eso, no es descartable que para sobrevivir, el régimen recurra a olas de encarcelamientos, torturas y desapariciones. Exactamente como en Cuba y en cualquier otra autocracia que se sienta amenazada.

 

Nicolás Maduro dijo que Venezuela no estaba en el camino de Cuba, pero frente a eso la pregunta elemental es: ¿Para qué servirán entonces los 50 mil agentes cubanos que hoy controlan el aparato estatal? Maduro no restablecerá la separación de poderes porque su debilidad intrínseca lo impide: Desde que Chávez se agravó y desapareció, las decisiones de Maduro han sido atropelladas, inconstitucionales e legales, amparándose en el control del Tribunal Supremo de Justicia, de la Asamblea Nacional, del Ministerio Público y la Contraloría General, así como de la Fuerza Armada Nacional. Su gobierno nace con pecado original y sin remedio.

 

El gobierno no tiene ni forma ni manera de resolver problemas. Habrá más inseguridad personal y colectiva, más escasez de productos básicos, más inflación y más desempleo, todo lo contrario a las promesas electorales.

 

La inflación puede superar 50 por ciento en 2013. Solamente entre enero y marzo, según el Banco Central, la inflación fue de 7.7 por ciento y se disparará como consecuencia de las macro devaluaciones y la escasez, lo que, a su vez, acelerará la especulación que el gobierno ha sido incapaz de frenar. Un círculo vicioso. El déficit del Producto Interno Bruto (más del 12 por ciento) es inmanejable porque Chávez y su equipo le torcieron el pescuezo al sector privado. Su gasto público fue voraz. Las previsiones de ciertos especialistas hablan de un decrecimiento mucho mayor del PIB y de estanflación.

 

Las cifras oficiales de la deuda total de la República no son confiables, pero hay quienes sostienen que se acerca a 300 mil millones de dólares. Los ingresos petroleros son limitados a pesar de los altos precios actuales, porque la producción no sobrepasa los 2.8 millones de barriles por día. El mercado interno consume 700 mil barriles de crudos y productos a precios ínfimos, 600 mil barriles están destinados a pagar ventas a futuro a China (vale decir, corresponden a dinero recibido y gastado por Chávez); y a Cuba y a Petrocaribe se dirigen 300 mil barriles, en contratos a largo plazo y condiciones desventajosas para la República.

 

Las ventas venezolanas reales de petróleo y productos no sobrepasan, entonces, 1.2 millones de barriles de crudos. Esto desvirtúa las tesis de que el país nada en ingresos petroleros, a lo cual se suma el elevado costo de producción de PDVSA, la corrupción del ministro Rafael Ramírez y el despilfarro. Además, las misiones sociales y la burocracia han llegado a límites insostenibles.

 

Lo anterior es, por supuesto, la punta del iceberg en que Nicolás Maduro y su gobierno están montados. Para tratar de sobrevivir, el nuevo gobierno tendrá que tomar amargas medicinas que se traducirán en una caída de apoyo popular e inestabilidad, como el aumento del precio de la gasolina y el recorte drástico del gasto público.

 

Nota: La segunda parte de este artículo versará sobre el problema político que espera a Maduro y por qué su futuro es incierto.

www.ricardoescalante.com

 

Fuente: Infobae

Por Ricardo Escalante

Elecciones fraudulentas

Posted on: abril 5th, 2013 by Super Confirmado No Comments

Algunos amigos me han preguntado mis impresiones sobre la atípica campaña electoral en curso en Venezuela. La respuesta para todos ha sido que he estado observando con detenimiento los acontecimientos y explorando ciertas fuentes para escribir un diagnóstico certero, aunque ya hay elementos que permiten hacer algunos adelantos.

 

El aspecto más resaltante es la escasez intelectual y política que el candidato del gobierno le imprime al debate. No plantea temas, ideas o programas y, por supuesto, menos aun la posibilidad de un gobierno de concentración nacional para dar solución a los acuciantes problemas.

 

Hay quienes sostienen que a Nicolás Maduro no se le debe descalificar con referencias a su pasado como chofer de autobús, pero la realidad salta a la vista: Es primitivo y ha demostrado que de él no se pueden esperar destellos de inteligencia. Sus discursos están hechos con mentiras garrafales, retazos de frases de Hugo Chávez, y hasta tratando de imitar sus gestos, la voz y hasta la mirada.

 

Su campaña made in Cuba tiene como única fuente de inspiración el culto a Chávez, su endiosamiento, además de denuncias sobre supuesta injerencia del imperialismo y la oligarquía internacional. Como no tiene nada que decir, llega al colmo de cantar el Himno Nacional cubano y a afirmar que el cáncer le fue “inoculado” al fallecido militar barinés, con el propósito de exacerbar el sentimiento electoral chavista.

 

Algo todavía más grave es la actitud complaciente del Consejo Nacional Electoral y, sobre todo, de su presidenta, Tibisay Lucena, así como el uso atropellante que se le está dando a la Fuerza Armada y a los medios radioeléctricos, lo que configura un cuadro de irregularidades que vicia el proceso y sus resultados. Sin temor a dudas se puede hablar de elecciones fraudulentas, sin igualdad de condiciones para el candidato opositor.

 

En la cadena de abusos no ha faltado el Tribunal Supremo con sus fallos torcidos para darle instrumentos a Nicolás Maduro: Pisoteó la Constitución al impedir que el Presidente de la Asamblea Nacional asumiera de manera interina la jefatura del Estado, y permitió que el vicepresidente actuara como Presidente Encargado y candidato, contraviniendo expresas disposiciones.

 

Después de las protuberantes deficiencias de la contienda que culminó en octubre pasado, la estrategia de Henrique Capriles ha tenido cambios importantes: Su discurso es de firme denuncia contra el gobierno, ha despertado emoción e incorporó a su comando figuras importantes de la Mesa de Unidad, pero, por supuesto, está por verse si eso es suficiente. Y aunque ha denunciado irregularidades en el CNE, no pareciera haberlo hecho con la fuerza indispensable para obligar a rectificaciones para garantizar el equilibrio requerido.

 

El problema de fondo no es contar votos, sino una campaña electoral limpia, con equidad, porque en los últimos 14 años no la ha habido. Lo que ha habido es una supuesta democracia disfrazada en conteos de votos, que ya augura lo que va a ocurrir el domingo 14 de abril.

 

¡No al fraude!.

 

Fuente: Diario de Caracas

Por Ricardo Escalante

Elecciones fraudulentas

Posted on: marzo 29th, 2013 by Super Confirmado No Comments

 

Algunos amigos me han preguntado mis impresiones sobre la atípica campaña electoral en curso en Venezuela. La respuesta para todos ha sido que he estado observando con detenimiento los acontecimientos y explorando ciertas fuentes para escribir un diagnóstico certero, aunque ya hay elementos que permiten hacer algunos adelantos.

 

opinan los foristas

 

El aspecto más resaltante es la escasez intelectual y política que el candidato del gobierno le imprime al debate. No plantea temas, ideas o programas y, por supuesto, menos aun la posibilidad de un gobierno de concentración nacional para dar solución a los acuciantes problemas.

 

Hay quienes sostienen que a Nicolás Maduro no se le debe descalificar con referencias a su pasado como chofer de autobús, pero la realidad salta a la vista: Es primitivo y ha demostrado que de él no se pueden esperar destellos de inteligencia. Sus discursos están hechos con mentiras garrafales, retazos de frases de Hugo Chávez, y hasta tratando de imitar sus gestos, la voz y hasta la mirada.

 

Su campaña made in Cuba tiene como única fuente de inspiración el culto a Chávez, su endiosamiento, además de denuncias sobre supuesta injerencia del imperialismo y la oligarquía internacional. Como no tiene nada que decir, llega al colmo de cantar el Himno Nacional cubano y a afirmar que el cáncer le fue “inoculado” al fallecido militar barinés, con el propósito de exacerbar el sentimiento electoral chavista.

 

Algo todavía más grave es la actitud complaciente del Consejo Nacional Electoral y, sobre todo, de su presidenta, Tibisay Lucena, así como el uso atropellante que se le está dando a la Fuerza Armada y a los medios radioeléctricos, lo que configura un cuadro de irregularidades que vicia el proceso y sus resultados. Sin temor a dudas se puede hablar de elecciones fraudulentas, sin igualdad de condiciones para el candidato opositor.

 

En la cadena de abusos no ha faltado el Tribunal Supremo con sus fallos torcidos para darle instrumentos a Nicolás Maduro: Pisoteó la Constitución al impedir que el Presidente de la Asamblea Nacional asumiera de manera interina la jefatura del Estado, y permitió que el vicepresidente actuara como Presidente Encargado y candidato, contraviniendo expresas disposiciones.

 

Después de las protuberantes deficiencias de la contienda que culminó en octubre pasado, la estrategia de Henrique Capriles ha tenido cambios importantes: Su discurso es de firme denuncia contra el gobierno, ha despertado emoción e incorporó a su comando figuras importantes de la Mesa de Unidad, pero, por supuesto, está por verse si eso es suficiente. Y aunque ha denunciado irregularidades en el CNE, no pareciera haberlo hecho con la fuerza indispensable para obligar a rectificaciones para garantizar el equilibrio requerido.

 

El problema de fondo no es contar votos, sino una campaña electoral limpia, con equidad, porque en los últimos 14 años no la ha habido. Lo que ha habido es una supuesta democracia disfrazada en conteos de votos, que ya augura lo que va a ocurrir el domingo 14 de abril. ¡No al fraude!

 

www.ricardoescalante.com

 

Fuente: ND

Por Ricardo Escalante