Resignación

Posted on: febrero 25th, 2015 by Laura Espinoza No Comments

Son muchos los años que tenemos viviendo la tragedia de Venezuela. Este régimen, (que hoy es una dictadura narcomilitar) aun antes de que llegara al poder, ya apuntaba de una manera bastante clara lo que sería.

 

 

Dos golpes de estado fallidos contra la democracia, un discurso populista, agresivo y reconcomiado fueron el marco de fondo. Pero no veamos hacia atrás. Para los venezolanos, así como para cualquier sociedad, se trata del futuro. Se trata de ir hacia adelante, de continuar viviendo.

 

Y aquí nos encontramos con el dilema que se plantean muchos venezolanos: “Estamos en una mala situación la cual va a cambiar tarde o temprano. ¿Qué debo hacer para tratar de que yo o mi empresa o mi partido estén en la menos mala posición para enfrentar el futuro?”.

 

 

He oído estos razonamientos muchas veces expresados con convicción. No es justo (ni posible) analizar el trasfondo de los mismos. Pero sí tratar de explicar que se trata, para mí, de una posición errónea.

 

 

Cada día que pasa se agrava la situación para los venezolanos. La educación, la infraestructura, la salud, la industria, el estado de derecho, la justicia, todo, absolutamente todo en Venezuela va por un despeñadero destruyéndose. Cada día que pasa todo empeora para los venezolanos, no así para los narcomilitares.

 

 

La educación, tema fundamental para el desarrollo de las naciones, ha sido sistemáticamente destruida y su reconstrucción no puede medirse sino en generaciones y así con casi todo en el país.

 

 

Me resulta imposible comprender esta resignación. Mientras más tiempo pase peor estará la condición del país, peor la educación de sus habitantes, peor su salud, peor sus capacidades competitivas, peor su infraestructura.

 

Venezuela está en manos de narcomilitares corruptos e irresponsables. Que están destruyéndola para enriquecerse y mantenerse en el poder. En esto no difieren de muchísimos de los regímenes que han existido y existirán en el mundo y que han acabado con los habitantes de sus países.

 

 

La resignación es una ilusa fórmula de esperanza.

 

 

ogarciamendoza@gmail.com
@ogarciamendoza

Llegamos: Dolarización

Posted on: febrero 3rd, 2015 by Laura Espinoza No Comments

1. Restitución Propiedad Privada.
2. Estado de Derecho.
3. Privatización.
4. Dolarización.
5. Restitución.

 

La inflación es el más injusto de los impuestos. Causa terribles daños a la economía. Daña especialmente a los menos privilegiados. Limita el crecimiento y la creación de riqueza. Y es esencialmente evitable.

 

La excesiva liquidez monetaria es su causa. Viene siendo así desde siempre. Los países han comprendido que controlando la emisión de dinero se puede controlar la liquidez y así evitar ese enorme sufrimiento a la población. Hoy día los países más prósperos prácticamente no tienen inflación.

 

La forma de reducirla drástica y rápidamente está en atar la emisión de moneda a una divisa fuerte y estable. Así lo han hecho muchos países y los resultados han sido positivos.

 

 

ogarciamendoza@gmail.com
@ogarciamendoza

Llegamos: Estado de Derecho

Posted on: enero 21st, 2015 by Laura Espinoza No Comments

1. Restitución Propiedad Privada
2. Estado de Derecho
3. Privatización
4. Dolarización
5. Restitución

 

2. Regreso al Estado de Derecho.

 

Estudié derecho en la Universidad Católica Andrés Bello. Me gradué de abogado en 1967. La banca ha sido mi vocación y profesión, pero el derecho es la base fundamental de mi formación.

 

Toda sociedad está construida sobre normas jurídicas que les permiten a los ciudadanos vivir en paz, concordia y prosperidad. Los países más adelantados y prósperos son aquellos que tienen mejores leyes, que les dan más libertad a las personas para el ejercicio de sus actividades y con sistemas judiciales que permiten la rápida y justa aplicación de las leyes. Países como el nuestro hacen lo contrario, con los evidentes malos resultados.

 

Hasta bien entrado el siglo XX tuvimos en Venezuela un sistema jurídico, si no perfecto, por lo menos vivible. Los códigos, como el civil, de comercio, procedimientos, etc., son buenos. En estos últimos quinquenios casi todo ha sido arrasado y se han dictado una catarata volcánica de leyes, decretos, reglamentos y otros instrumentos jurídicos con la idea de destruir todo para comunizar al país. La Constitución vigente, ponderada por muchos de la oposición, es un adefesio jurídico impracticable. Todos esos instrumentos son disparates que bloquean e impiden cualquier desarrollo o actividad que permita el crecimiento y bienestar de la población.

 

Como “Llegamos” y queremos ir hacia adelante para crecer, prosperar y por ende ser libres, deben tomarse medidas razonables e inteligentes.

 

Primero. Debe restituirse la vigencia de las leyes anteriores a esta demolición jurídica. Muchísimas de las leyes que han sido violentamente derogadas pueden ser aplicadas, incluyendo la Constitución del 61, no perfecta ni mucho menos, pero que permitirá la creación de un nuevo sistema jurídico.

 

Segundo. Deben formarse equipos profesionales capacitados que comiencen a redactar un nuevo orden jurídico, para que sea discutido y aprobado por nuevos organismos legislativos electos.

 

Tercero. Deben de inmediato formarse equipos provisionales con los mejores juristas. Estos sustituirán toda la masa de la judicatura vigente y aplicaran las leyes y otros instrumentos jurídicos mientras se prepara la nueva judicatura.

 

Es prácticamente comenzar de cero. Pero la destrucción que han realizado no deja otra alternativa.

 

ogarciamendoza@gmail.com
@ogarciamendoza

Llegamos

Posted on: enero 8th, 2015 by Lina Romero No Comments

Han confluido todos los desastres que desde hace bastante tiempo se anunciaban. Y más. A finales de diciembre el gobierno dio un golpe de estado a la constitución con la “designación” de funcionarios y magistrados. La caída del petróleo magnifica todo.

 

Llegó la hora de pensar hacia adelante. La tragedia es demasiado grande y debemos enfocarnos en la reconstrucción, para lo cual es fundamental cambiar a los gobernantes.

 

Algunas ideas, no necesariamente en orden.

 

1. Restitución de la propiedad privada. Sin ella no es posible, ni pensable, iniciar una reconstrucción del país.

 

2. Regreso al estado de derecho. Para ello es necesario reponer el ordenamiento jurídico vigente para mediados de la década de los 90 y a partir de esa base reconstruir la estructura legal sin la cual nada puede funcionar.

 

3. Privatizar todas las empresas del estado, comenzando por Pdvsa. Se deben repartir las acciones entre los ciudadanos.

 

4. Utilizar al dólar como patrón monetario para evitar la inflación y la devaluación.

 

5. Un plan de gratificaciones para quienes descubran y permitan a Venezuela recuperar parte de las inmensas cantidades robadas a los venezolanos.

 

Evidentemente son necesarias miles de acciones más. Pero me detengo aquí. Mi idea es estimular a tantos venezolanos buenos y competentes a que piensen en el futuro y cómo mejorar. No será fácil.

 

ogarciamendoza@gmail.com
@ogarciamendoza

Justo ahora

Posted on: septiembre 12th, 2014 by Super Confirmado No Comments

Los anaqueles están vacíos. Las líneas aéreas no llegan a Venezuela. Las medicinas brillan por su ausencia. Las ensambladoras no ensamblan y podríamos seguir.

 

Oímos en una cadena que hay empresas del estado que tienen más de cinco años dando pérdidas y en otra cadena que están dadas las condiciones económicas para dar un gran salto hacia delante y se le ordena a un ministro crear las condiciones para que las empresas puedan exportar.

 

Lo que se ve y se oye va mas allá de la comprensión que puede tener cualquier ser humano. Pero los ingresos petroleros, las enormes ganancias que produce, permiten mantener, aun en las condiciones conocidas, al régimen.

 

Si el petróleo hubiese sido suficiente no habría caído la economía tan bajo.

 

Están cayendo la producción y el precio viene bajando. Merman los ingresos que han servido para todo (incluyamos corrupción, regalos, etc.) y la caída parece no tener límites. Es cavar un hoyo. Mientras se siga cavando se sigue bajando.

 

¿Hay solución? La puede haber. Es necesario un cambio de régimen por uno que tenga como principio esencial el respeto a la Propiedad Privada y al Estado de Derecho, que privatice todo lo que haya que privatizar, que reduzca el tamaño del gobierno a un mínimo y sobre todo que sea honesto, es decir, que cumpla los principios esenciales que tienen las naciones modernas para permitirles a sus ciudadanos vivir en paz y prosperidad.

 

Óscar García Mendoza

ogarciamendoza@gmail.com

 

La banca

Posted on: septiembre 5th, 2014 by Super Confirmado No Comments

Recientemente leí en un análisis de la situación económica y política del país, que uno de los sectores que sobrevivía era la banca. El razonamiento era que sus operaciones son en bolívares y que pagan poco por los depósitos y cobran por los préstamos lo que les permite realizar una buena utilidad.

 

Hasta ahí va bien y estoy de acuerdo. Pero lo que pasa es que el análisis debe ser más profundo.

 

La banca refleja la situación económica del país donde funciona. Cuando hay crecimiento, desarrollo, generación del empleo y creación de riqueza, la banca irá bien pues está entrelazada con todos los sectores de la economía y puede prosperar. Caso contrario sufrirá como todos.

 

En Venezuela el gobierno, en su afán de mantenerse en el poder ha impulsado los niveles de liquidez monetaria a montos enormes. Esa gran liquidez monetaria genera inflación. Los bancos reciben los fondos y como son tantos, la ley de la oferta y demanda, les permite pagar poco o nada por intereses.

 

A esto se suma la presencia de un control de cambios que, al restringir las transferencias internacionales, hace que queden represados en la banca fondos destinados a pagos en el exterior u otras funciones.

 

Ese dinero depositado en la banca debe ser colocado. Y la banca lo hace así: el crédito dirigido por imposición del gobierno; créditos a su clientela privada, tanto personal, como corporativa y en la compra de bonos o letras al Estado.

 

Desde CAP I se establecieron para la banca carteras de crédito obligatorias (que por cierto son una idea del generalísimo Francisco Franco). El gobierno decidió que los bancos debían colocar una parte de los fondos de los depositantes en sectores impuestos por el gobierno. La idea es mala para depositantes y bancos, pero no la discutiremos aquí.

 

Hoy día casi un 50% de la cartera de los bancos está en colocaciones obligatorias, que pagan intereses por debajo del mercado y con deudores subnormales que tienen pocas, si no ninguna, posibilidades de pago.

 

Sudeban vigila cuidadosamente que los bancos coloquen en estas carteras, pero no tiene ninguna preocupación por el pago de esas deudas. Las multas por el incumplimiento son expropiatorias. En algún momento los bancos deberán aprovisionar con cargo a las utilidades.

 

Otra parte de los depósitos y muy grande, la han destinado los bancos a la compra de papeles y bonos del Estado. Son muy atractivos pues pagan buenos intereses, mientras que por los depósitos se paga poco. Los montos colocados en estos papeles exceden los límites de la prudencia. Sudeban se hace de la vista gorda; no fija límites, ni obliga a mantenerlos al precio de mercado. La práctica del gobierno es emitir cada vez más papel para cubrir sus necesidades y el servicio de la deuda. En algún momento los bancos deberán aprovisionar con cargo a las utilidades.

 

También está la cartera de créditos constituida por dos grandes sectores. El consumo y el corporativo. Los particulares tomarán tanto crédito como les sea ofrecido, pues las tasas de interés están muy por debajo de la inflación y sus ingresos están bajando. Pero, ¿qué les sucederá de aumentar las tasas de interés? Los créditos corporativos siguen creciendo. Parece ilógico en una economía en contracción, pero no lo es. Ninguna empresa invierte en estas condiciones de caos, inflación y devaluación. Además las tasas de interés están muy por debajo de la inflación, lo que hace razonable pedir prestado.

 

Cuando las tasas de interés se ajusten y la liquidez merme, la situación cambiará radicalmente. La banca tendrá que enfrentar una situación como la que no ha visto desde 1994. Y entonces tendrá que ajustar sus ganancias (si las tiene) hacer reservas (si puede) y sufrir, junto con sus depositantes.

 

Además, para desconsuelo de los depositantes, más de un tercio de la banca está en las manos del gobierno y también hay bancos privados que ejecutan prácticas no ortodoxas.

 

ogarciamendoza@gmail.com

 @ogarciamendoza

Y lo que no sabemos

Posted on: agosto 29th, 2014 by Super Confirmado No Comments

Es norma en los países civilizados que las instituciones gubernamentales tengan una agenda detallada y minuciosa acerca de los principales índices, tanto económicos, como sociales. Los comentaristas anticipan sus opiniones y al salir la información esta tiene efectos positivos o negativos sobre la situación general. Puede, por ejemplo, hacer subir o bajar la bolsa, etcétera.

 

Así fue por muchos años en Venezuela. El BCV publicaba con periodicidad (diaria, semanal, mensual, semestral y anual) un cúmulo de datos relevantes para la economía y de utilidad para los ciudadanos privados y para los funcionarios del Gobierno. Conociéndolos podrían ajustar sus actuaciones.

 

Evidentemente estos datos no sustituyen al mercado, pero aclaran cosas.

 

Desde hace lustros el BCV comenzó a espaciar la publicación de sus informaciones, fue haciéndolas más crípticas y por fin prescindió de ellas.

 

Esperan, probablemente, que al no ser conocidas, los ciudadanos no reaccionen.

 

Algo peor ha hecho el Instituto Nacional de Estadísticas (que ahora junto al BCV debería publicar, pero no lo hace, las cifras de la inflación). El INE publica cifras que hacen parecer a Venezuela el país del pleno empleo. Incluye entre los empleados a los buhoneros, a quienes ahora el Gobierno acusa de contrabandistas.

 

Nada se sabe ni del Fonden, ni del Fondo Chino, poco de las reservas internacionales, cuyo cálculo varían de tanto en tanto a su conveniencia y siga Ud. contando. Tampoco sabemos cuántos generales existen, pero se sospecha que es una cifra mayor a la de grandes países del primer mundo.

 

Estas cifras se ocultan, queriendo esconder la realidad que todos los venezolanos palpan y sufren personalmente en forma de escasez, inseguridad, desempleo, devaluación y tantas otras que no deberían existir.

 

Es la política de quemar el sofá. Es la política de la mentira y del engaño. Con el agravante trágico que en algún momento, por alguna causa, la cortina caerá y la realidad se hará “más “presente.

 

A todas las cosas malas que vemos y sufrimos, se añadirá el conocimiento de la verdad. Y así como CAP II encontró las reservas internacionales en $300.000.000, nos encontraremos quién sabe con cuánto en las reservas, quién sabe con cuánto de deuda, quién sabe con qué terroristas forajidos ocupando cargos del Gobierno y que organizaciones terroristas internacionales funcionando a sus anchas y disfrutando de impunidad.

 

ogarciamendoza@gmail.com

 @ogarciamendoza

 

Una fecha en el tiempo

Posted on: agosto 22nd, 2014 by Super Confirmado No Comments

Los banqueros prestamos siempre mucha atención a un proceso denominado compensación, que es el intercambio de cheques y obligaciones entre los bancos y se hace todos los días. Cada banco recibe cheques contra otros para ser acreditados o cargados en las cuentas de sus clientes. Al intercambiarlos, cargos y abonos se hacen en una cuenta en el Banco Central, la cual nunca puede sobregirarse.

 

De llegar esta situación el banco estaría “fuera de compensación” y debería ser intervenido. Como paréntesis, debo decir que este proceso se ha prácticamente automatizado hoy día. Pero en la fecha de mi historia todavía era como he descrito.

 

La compensación nos era avisada a los ejecutivos en la primera hora de la mañana. Sabíamos entonces de cuánto dinero se disponía en la cuenta del central y se tomaban las decisiones de préstamos interbancarios, compra de divisas, de créditos etc. Además permitía conocer la situación de liquidez de los otros bancos, pues unos eran positivos y otros negativos en la compensación. Si un banco venía negativo repetidamente era una señal importante que debía tomarse en cuenta.

 

El 13 de enero de 1994, como todos los días esperaba la compensación. Comenzó a pasar el tiempo y no llegaban noticias. Las

primeras dudas de algún banco en problemas empezaron a surgir. Alrededor de las 10:30 a.m. recibimos una llamada urgente del BCV convocando a una reunión en el piso 3. Se despejaron las dudas.

 

Las oficinas ejecutivas del BCV están en el piso 3 donde hay un salón denominado “de la herradura” por la forma de su mesa. A las 11:30 am allí se congregaban los presidentes de todos los bancos, además del Ministro de la Secretaría de la Presidencia, la Presidenta del BCV y el Superintendente de Bancos. Y, discretamente en segunda fila, tres representantes de los accionistas del Banco Latino. La presidenta del central indicó que había convocado porque existían problemas en el banco Latino y quería hacerlos del conocimiento de los bancos para buscar ayuda.

 

Para llegar a esa situación mucho se ha debido haber conversado en el gobierno y el BCV. Los bancos solo tenemos una información parcial, comercial, mientras que la autoridades conocen (o debían conocer) al detalle la situación de cada banco. Se ponía en evidencia que algo muy grave sucedía. En mi experiencia bancaria era la primera reunión de este tipo a la que asistía. Hizo alguna aclaración el Ministro y el Superintendente de Bancos indicó que habían hecho una reciente inspección al Banco Latino y que sus deficiencias era de cerca de ocho millardos de bolívares, algo menos que el patrimonio del banco, pero que creía que fácilmente podría continuar operando.

 

Entonces la presidenta del central, con su voz baja y precisa, nos dijo: ahora los dejo entre Uds. para que conversen y vean como se puede apoyar al Latino.

 

Salieron las autoridades y comenzó la discusión. Fueron interviniendo varios banqueros sobre el tema. Para mi sorpresa la voz cantante comenzó a llevarla Orlando Castro, presidente del Banco Progreso y su argumentación fue que se debía ayudar al Latino porque era un “compañero” y que todos los presentes deberían hacerlo. Entonces dijo que los que estuvieran de acuerdo con él deberían quedarse, pero los que no, debían abandonar la reunión. Lucía muy jefe de la situación.

 

Pedí la palabra y argumenté: si el caso del Latino es el de una deficiencia transitoria de liquidez debería ser ayudado. Pero si la situación es de insolvencia era otra cosa, pues se estarían poniendo en juego los intereses de los depositantes. Además, dije, que no estaba autorizado por el Consejo Directivo del Banco para tomar una decisión y que por lo tanto me retiraba. Me paré y me fui.

 

A la salida estaban las autoridades y me preguntaron. ¿Oscar, que haces aquí? Les conté lo sucedido y me marché bajando por las escaleras principales del edificio. Había ya muchos periodistas en los alrededores pero pase como invisible. Eran más de las 1:30 p.m., me fui al banco y no puedo negar que llegue con una taquicardia.

 

Se había disparado la crisis bancaria que desde hacia tanto tiempo se venía anunciando, pero sobre el cual no se habían tomado las medidas adecuadas. Siempre sucede así. Las crisis bancarias presentan síntoma tras síntoma pero siempre se estira la arruga pensando en que nada sucederá y uno de los problemas es que mientras más tiempo pase la situación se hace peor y las consecuencias las sufre toda la economía, pero principalmente los más pobres, pues nuestros gobiernos acuden a la inflación para diluir sus deudas. Recordemos que Caldera II llegó a 105%.

 

Regresando al salón de la herradura. Continuó la discusión y se designó a una comisión para estudiar la cartera del Latino y determinar

la calidad de la misma. El domingo en la tarde ya sabían que la insolvencia era 10 veces mayor de lo que dijo el Superintendente.

 

Así se hizo evidente al público la crisis bancaria más grande que había tenido el país (hasta ahora) y que -no me queda duda – fue el disparo que dio inicio al desastre que tenemos hoy día.

 

ogarciamendoza@gmail.com

 @ogarciamendoza

Contrabando de extracción

Posted on: agosto 15th, 2014 by Super Confirmado No Comments

Entre los temas tratados en la cumbre colombo-venezolana estuvo el del llamado “contrabando de extracción”. Esta es una figura única y autóctona de Venezuela.

 

Usualmente se llama contrabando al ingreso de algún producto a un país sin el pago de los correspondientes aranceles.

 

En el caso venezolano la figura es así: la gasolina y centenares de otros productos de consumo en Venezuela tienen un precio varias veces menor a su costo a precios de $. En Colombia vale lo que dicte el mercado. Por ello se crea un flujo de un lado a otro, pues es enorme la diferencia. En la actualidad el margen es mayor al que obtienen los carteles de la droga.

 

Con ganancias tan grandes se generan beneficios estratosféricos para quienes estén dispuestos a correr los riesgos y realizar los esfuerzos para trasladar los productos de un lado a otro. En Venezuela todo está regulado y no responde a los precios de mercado, y en Colombia no. Entonces los productos inevitablemente serán trasladados de un país a otro. Y si se aumentan los controles bajarán los márgenes, pero el flujo continuará. Y no habrá fuerza humana que los pueda detener. Además, al gobierno de Colombia le conviene. La foto de los militares y la noticia de que 17.000 soldados cerrarán la frontera no producirán los efectos deseados.

 

La solución del problema es sencilla e imposible. Si los precios de las mercancías en Venezuela fueran similares a las de Colombia no ocurriría este “contrabando de extracción”.

 

Lo grave es que los precios bajos de los productos en Venezuela responden a subsidios gubernamentales que son pagados por la población del país.

 

En la economía todo tiene su costo. Nada es gratis. Las misiones, por ejemplo, son subsidios populistas. No hay ganar-ganar. Al contrario, es una pérdida, pues al fin lo que se está haciendo es distribución de dinero sin la creación de riqueza por medio del trabajo, es dar limosna.

 

La mala situación, la escasez, la inflación, son consecuencia de políticas populistas. La economía debe estar enmarcada en un sistema que tenga como centro el respeto a la Propiedad Privada y la vigencia del Estado de Derecho. Sin ellos no habrá Libertad, ni creación de riqueza. Y continuaremos teniendo situaciones perfectamente absurdas como el “contrabando de extracción”.

 

P.D. Otro de los temas tratados fue el de las remesas en dólares subsidiados de personas en Venezuela a Colombia. Este es otro absurdo que tiene costos enormes y genera grandes distorsiones para nosotros, pero tiene un enorme interés por el lado colombiano.

 

P.D. II. La privatización de Citgo per se no es mala. El Estado no debe ser propietario de empresas. Pdvsa también debe ser privatizada.

 

ogarciamendoza@gmail.com

 @ogarciamendoza

Imposible de creer

Posted on: agosto 8th, 2014 by Super Confirmado No Comments

El último reporte económico de Cepal, muy destacado por la prensa nacional, estima un crecimiento del Producto Interno Bruto de Venezuela (Rep. Bol. De) de menos 0,5%. El más bajo de la región. Panamá estiman que crecerá 6.7% y Haití (sí amigos, Haití, la república de Toussaint Louverture que nos ayudó en nuestra independencia y recientemente devastada por un temblor) 4.4%.

 

El estimado de Cepal para Venezuela se quedará corto, ya el primer trimestre de este año tuvo una caída de 5.5% (no confirmada por el BCV, pero sentida por la población).

 

A esto se le une la mayor inflación, ya no de Latinoamérica, sino de todo el mundo. La inflación es un fenómeno monetario. En el mismo reporte de Cepal se indica que el crecimiento de la masa monetaria en Venezuela durante el primer trimestre del año fue de 89.9% sobrepasando la del año anterior que fue de 65.7%.

 

En estas circunstancias el régimen actualmente en el poder pone en discusión el aumento de la gasolina y otros servicios. Hablan de que mediante la peculiarísima figura del contrabando “de extracción” se van cerca de 100.000 barriles diarios y que es necesario controlar esta fuga. Pero nada hablan de los bastante más de 100.000 barriles diarios que les regalan a Cuba y que con solo cobrarlos a precios de mercado se compensaría este argumento.

 

Las medidas económicas no pueden tomarse aisladamente. Sería como si en Inglaterra se decidiera cambiar el sentido de la circulación de izquierda a derecha, pero paulatinamente, esta semana los buses, la próxima semana los carros, luego las motocicletas etc. Sería caótico.

 

Es evidente que las medidas no están siendo tomadas teniendo como norte el bienestar de la población. Parece que se han quedado sin efectivo, aun a pesar de haber tenido durante estos más de 15 años de poder, ingresos petroleros en $ por más del doble de lo que recibimos los venezolanos hasta 1998.

 

Imaginemos cuando bajen los precios, o como ya está bajando, la producción de petróleo. La situación será todavía más insostenible. Por eso, y múltiples otras razones Venezuela es imposible de creer.

 

ogarciamendoza@gmail.com

 @ogarciamendoza