|

Iris Varela y el “mejor sistema” carcelario del mundo

Posted on: abril 1st, 2018 by Laura Espinoza No Comments

 

 

La retórica de la mentira es lo que caracteriza al madurismo. Cuando este régimen salga muy pronto del poder, sus protagonistas tendrán asegurada una competencia por determinar quién de ellos ha sido el que ha acumulado mayor número de engaños.

 

 

Así tenemos que a diario escuchamos decir que en Venezuela existe sobre todo el mundo, el mejor sistema de educación, de salud, electoral y hasta carcelario. O sea, bajo el sistema neototalitario madurista, el hecho de que niños y docentes no asistan a los planteles por falta de comida, transporte o dinero, o que en los hospitales no haya ni un termómetro, o que más de 4 millones de venezolanos se encuentren excluidos de un proceso electoral presidencial es el sinónimo de lo “mejor” para ellos. Y sobre lo último, es decir, en relación con el sistema penitenciario, que lo diga Iris Varela¹, cuyas imágenes con los llamados “pranes” (jefes de las bandas y poblaciones carcelarias) son comunes en sus visitas a los centros de reclusión del país, demuestran el nivel de credibilidad de quien se atreve a emitir semejantes declaraciones.

 

 

Si alguien quiere conocer hasta dónde llegan las mentiras de los funcionarios maduristas, bastaría leer o escuchar a Iris Varela, quien no solamente se ha convertido en una mujer despreciable en el ámbito del ejercicio de la función pública, sino que se burla descaradamente de las miles de familias que por alguna razón tienen algún familiar privado de libertad. Iris Varela cuando señala que tenemos el “mejor sistema penitenciario del mundo”, y vemos masacres como las que ocurren en los calabozos de la policía de Carabobo, en donde el propio fiscal usurpador reconoce la muerte de 68 presos (66 hombres y dos mujeres), aproximadamente un tercio de los procesados que allí se encontraban², es el signo evidente de la degradación humana que existe en nuestras cárceles.

 

 

 

La violación de los derechos humanos que se suscitan en Venezuela nos ha colocado como un país en donde la Constitución y las leyes fueron convertidas en bazofia por la cúpula madurista y su claque. Lo contradictorio, es que tales funcionarios, aun así, destilan por sus bocas la más descompuesta putrefacción de palabras sobre quienes se encuentran afectados directamente en ese submundo de perversión, en especial del pueblo más pobre, quienes son las principales víctimas de hechos como los ocurridos en Carabobo, por cierto, controlado por un gobernador que se jacta de tener un “carro de Drácula”, cuya versión supongo, ahora ha trasladado hasta los calabozos de la entidad para que veamos la sangre en vivo y sobre los cuerpos desmembrados.

 

 

 

En un país en donde realmente se valoraran los derechos humanos, Iris Varela no sólo estuviera destituida, sino tendría que responder ante la opinión pública y los familiares de las víctimas por las pérdidas humanas allí ocurridas, porque el hacinamiento y las condiciones deplorables en que se encuentra nuestro sistema penitenciario, representa una simple causalidad sobre las múltiples malignidades que el madurismo ha desatado sobre toda la población, y la carcelaria es probablemente la prueba más evidente del cómo la vida para ellos no vale nada.

 

 

 

Irónicamente, no habían transcurrido 24 horas de la masacre carcelaria ocurrida en los calabozos de la policía de Carabobo, cuando ocurría una fuga masiva de reos en la policía del municipio Girardot en el estado Aragua, lo cual demuestra el nivel de crisis y desastre en que está sumido el sistema penitenciario de Venezuela.

 

 

 

Iris Varela no sólo ha mentido desvergonzadamente al decir que tenemos el “mejor sistema” carcelario y/o penitenciario del mundo, sino que su personalidad es el espejo de la maldad, el odio y la destrucción sobre todo un país. Por ello, si aún te queda un mínimo de dignidad aunque sea de praxis madurista, (porque la humanidad no está en su concepción de pensamientos), renuncie a sus funciones en el contexto penitenciario, y vaya mejor a dedicarse como asistente de Freddy Bernal, a ver si cuando menos aprende a criar conejos en el Táchira, porque como “funcionaria”, sólo puede ser catalogada como la burócrata del mal. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

 

 

Javier Antonio Vivas Santana

Aporrea

Los “plenipotenciarios” fueron echados de Suiza

Posted on: marzo 27th, 2018 by Laura Espinoza No Comments

Si alguien quiere saber qué pasará con Venezuela en el ámbito geopolítico después que se realicen las elecciones fraudulentas del 22 de mayo, en donde Maduro será proclamado algo así como un emperador neototalitario del siglo XXI, es bueno que vean el espejo de lo que acaba de ocurrir con la autodenominada “supraconstitucional y plenipotenciaria” constituyente, cuya representación conformada por Tania Díaz, Elvis Amoroso, Darío Vivas y Saúl Ortega, intentaron entrar como polizones de barco o avión, a la asamblea de la Unión Interparlamentaria la cual se lleva a cabo en Ginebra, Suiza, adonde evidentemente no habían sido llamados ni siquiera para recibir el saludo.

 

 

 

Lamentablemente para ellos, pensando que la condición de “todopoderosos” sobre la cual están acostumbrados a aplicar en Venezuela, también podían llevarla a la práctica fuera de nuestra fronteras, resultó que cuando menos en el país sede de tal evento, incluso si valoramos la llamada neutralidad de esa nación, tampoco les sirvió a los “constituyentistas” referidos para usurpar las funciones de parlamentarios de la Asamblea Nacional, porque simplemente no fueron reconocidos.

 

 

 

Y nos preguntamos: ¿Qué pasó por ejemplo, con las representaciones (parlamentarias o diplomáticas) de Bolivia o Nicaragua, tan orientadas para defender al gobierno de Maduro, por qué en esta ocasión ninguna de ellas ha manifestado su apoyo incondicional sobre la “constituyente”? ¿Dónde están las cancillerías de esos países reclamando que en Ginebra les fue arrebatado a los “dignos constituyentes” el hecho de representar a Venezuela en esa reunión de carácter internacional? ¿O será que ha quedado en evidencia que esa “constituyente” no tiene ningún reconocimiento internacional, salvo en aquellos países que tienen cortes totalitarios como el que ejerce el madurismo?

 

 

 

Por otra parte, cómo es que esos “constituyentes” viajan hasta el llamado viejo continente sin una invitación oficial, salvo para realizar un “turismo político” contrario a los intereses de Venezuela, porque no solamente fueron rechazados como representación oficial, sino que además cuando el país más requiere recursos para la compra de alimentos o medicinas, nuestras divisas son malgastadas en beneficio de unos individuos que ni siquiera se inmutan por el hecho de ser desconocidos en el ámbito internacional. Verbigracia, una acción de tal magnitud demuestra que los llamados “constituyentes” no les importa que los ingresos de Venezuela sean derrochados, siempre que éstos sean empleados en el pago de sus prebendas y viajes, aunque vayan a cualquier imperio. Por lo pronto, la “constituyente” madurista no tiene posibilidad cierta de ser reconocida en el ámbito internacional, porque su origen ilegal e ilegítimo es lo único que está claro en el concierto de naciones del mundo democrático.

 

 

 

La representación de la “plenipotencia, supraconstitucional y todopoderosa” constituyente, no tuvo ni el mínimo ápice para poder reclamar ante la Unión Interparlamentaria que ellos eran los que debían entrar por Venezuela a la respectiva asamblea. Simplemente quedaron en ridículo ante el mundo., aunque tal vez el viajecito les sirvió para retirar in situ alguna tarjeta de crédito, o en su defecto un determinado estado de cuenta que por alguna razón no habían podido obtener vía digital en alguna entidad financiera de ese país.

 

 

 

Ya escucharemos decir a Tania Díaz, Elvis Amoroso, Darío Vivas y Saúl Ortega que el “imperio” ordenó que no pudieran entrar a tan importante asamblea, pero aunque tal versión llegara a ser “cierta”, también deberíamos preguntar: ¿Y cobraron los viáticos en Petros? A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

 

 

Javier Antonio Vivas Santana

Aporrea

A propósito de ser ciego Los galpones de Ameliach

Posted on: noviembre 4th, 2017 by Laura Espinoza No Comments

Los galpones repletos de comida que habría allanado la policía de Carabobo por órdenes del gobernador Rafael Lacava, terminaron siendo al parecer administrados por su antecesor Francisco Ameliach, quien en vez de desmentirlo, lo ratificó a través de su cuenta de Twitter¹, diciendo que era una “sala situacional” del Partido “Socialista” Unido de Venezuela (PSUV). Lo insólito es que después que afirma lo primero, transcurrieron 48 horas para venir a desmentir que tales “galpones” no le pertenecen al PSUV². Y entonces, ¿De quién o quiénes son tales toneladas de alimentos?

 

 

Y preguntamos ¿Qué vaina es esa de que una “sala situacional” de un partido político tiene toneladas de alimentos, cuando el pueblo reclama comida en el medio de una terrible escasez y perversa inflación? ¿Qué ocurriría si semejante cantidad de alimentos se hubiesen encontrado en una “sala situacional” de cualquier partido de oposición o algún particular, como por ejemplo anexa de empresas Polar, sin la debida certificación de origen y guías para la distribución de tales productos? Si me preguntan, diría, que Maduro, Cabello y toda la cúpula del PSUV, incluyendo la “constituyente”, habrían emplazado al “fiscal” para que iniciara una “investigación” por “traición a la patria” a los involucrados, pero como en este caso el responsable es Francisco Ameliach, es decir, el integrante del máximo dúo dinámico panegírico y zascandil de Diosdado Cabello (el otro es Pedro Carreño), éste sale diciendo que es comida para el “pueblo” que debe ser distribuida por los llamados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

 

 

 

En otras palabras, Francisco Ameliach nos ve la cara de pendejos. Si esto fuera otro país, con una democracia en plena libertades y autonomía de poderes, hace tiempo tuviera orden de aprehensión por abuso de poder y mantener en clandestinidad toneladas de alimentos. Es curioso ¿Qué diferencia existe entre un comerciante que vende ropa y calzado a la vista de todo el público, pero tiene un espacio escondido para la venta de alimentos, y un político que no informa a las comunidades que tiene en su “administración” por no decir bajo su poder, una considerable cantidad de productos para el consumo humano, y cuando éstos aparecen sale con su cara muy lavada, a decirnos que pertenecen al PSUV?

 

 

Hemos dicho que la cúpula del PSUV es una bazofia. Y en esa bazofia política, Francisco Ameliach junto con Pedro Carreño y Diosdado Cabello representan un averno dentro de la putrefacción del país. No hay justificación, ni argumento que valga para mantener toneladas de alimentos represados cuando tenemos miles y miles de compatriotas que comen de la basura. Cuando tenemos niños que no comen en sus escuelas. Cuando hay pacientes que no reciben alimentación en los hospitales. Cuando hay familias que se acuestan o pasan todo el día sin comer.

 

 

Francisco Ameliach cuyo estómago demuestra que no pasa hambre como millones de venezolanos es un individuo nefasto, oscuro de pensamientos y sentimientos. En un ser que merece todo el repudio, el rechazo, y la denuncia del pueblo honesto y trabajador ¡Claro! Aquí se aplica aquella máxima del saber popular: “Dime con quién andas, y te diré quién eres”.

 

 

El actual gobernador Rafael Lacava no es de nuestro agrado, en especial por su manera de conjugar el verbo y la forma de ver la política, pero si dentro de sus acciones, algunas de ellas van contra las cúpulas y mafias, especialmente si éstas son del PSUV y sus enchufados, puede tener la certeza que vamos a apoyarlo porque el hecho político debe estar consustanciado con el beneficio de las mayorías, por encima de los grupos y corruptos que se establecen desde el poder, y el partido oficialista no es la excepción.

 

 

 

Esta historia apenas comienza ¿Terminará Lacava en Barcelona, España, como le tocó a Isaías Rodríguez retornar a Italia por meterse con Pedro Carreño? Ya veremos. Si es así, es evidente que Diosdado Cabello no perdona quien vaya contra sus designios, si por el contrario, Ameliach es quien pierde este asalto, podemos decir que comienza una rebelión dentro del PSUV, que por cierto, en pequeñito se ha manifestado en varios municipios del país, ante las imposiciones por las candidaturas municipales.

 

 

Los galpones de Ameliach han sido allanados por Lacava. Una sugerencia para Ameliach: no olvide que un pueblo sin comer en cualquier momento puede buscar cualquier forma en cómo saciar el hambre. No vaya a ser que la “sala situacional” del PSUV que esta vez estaba llena de alimentos, mañana sea más que un galpón donde se encuentre comida, y en consecuencia, no esté la cúpula del partido rojo para salvarse de un allanamiento sino de una acción sobrevenida. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

 

 

Por: Javier Antonio Vivas Santana

 

|