El método antifraude en Venezuela

Posted on: mayo 12th, 2024 by Super Confirmado No Comments

Los Comanditos son el método antifraude concebido por los venezolanos para salirle al paso a los trucos que, seguramente, desde las trincheras del régimen madurista, pretenderán implementar, con la torcida finalidad de dar al traste con la voluntad soberana de los millones de electores que acudirán a los centros de votación, dispuestos a sufragar el venidero 28 de julio. Pero los venezolanos “estamos curados de espantos”, de allí que se estén tomando las precauciones para resguardar cada voto emitido y de esa manera garantizar que el cambio profundo que aspiramos todos, se comience a hacer realidad ese día en que arrancaremos la reconstruir de la Nación.

Es conveniente advertir que no estamos avanzando a ciegas a esos desafíos, por el contrario, estamos más que prevenidos, ya que acumulamos lecciones derivadas de las experiencias traumáticas escarmentadas en diferentes comicios en los que, a lo largo de estos 25 años, hemos sido birlados de forma inescrupulosa. De allí que la frase “vamos a ganar y a cobrar”, con la que María Corina Machado le transmite seguridad y confianza a los ciudadanos, tiene su decantación en la constitución, formación y adiestramiento de miles de voluntarios que, están desde ya, dispuestos a cumplir la sagrada misión de hacer resplandecer la verdad implícita en cada voto depositado en las urnas electorales.

La tarea ha sido asumida con entusiasmo, pero además, con mucha consciencia de lo que significa ese cometido. La gente se ha volcado, como nunca antes, a enrolarse en “Los Comanditos”, porque intuye y confirma que de esa misión a cumplir en las mesas de votación y de escrutinio, depende, efectivamente, que votemos para ganar en las próximas elecciones presidenciales. Por eso la trascendencia de esa red que se viene tejiendo desde hace meses y que ha contado con el concurso de mujeres y hombres de todos los municipios del país para articular la más espectacular cruzada con fines electorales. Es emocionante saber cómo asisten a los cursos en donde se les imparten las clases. No se les escapa a los instructores ningún detalle. Las lecciones abarcan todos los dispositivos legales y reglamentarios que los testigos de mesa deben conocer y saber esgrimir en cada ciclo del proceso de instalación, de votación y de escrutinio, así como ser diestros a la hora de llenar el acta respectiva y estar alistados para las auditorias de rigor.

¿Qué si no tenemos temor o miedo de que hagan un fraude?, nos preguntan. ¡Claro que sí! Pero esa respuesta afirmativa conlleva el antídoto para vencer esas amenazas ciertas y detectadas a tiempo. Ese miedo nos activa y nos obliga a tomar las previsiones a tiempo y sistematizadas, inspiradas por suspicacias, sospechas, presentimientos, recelos y ponzoñosos padecidos en anteriores procesos, infortunios que no son estériles, sino que más bien esas adversidades las convertimos en útiles, alistándonos para evitar que se repitan esas dosis envenenadas de fraudes electorales.

Ya logramos la fecha de esa elección, requisito indispensable para saber hacia dónde vamos y de qué forma lo haremos. Tenemos candidato unitario en la persona de Edmundo González Urrutia, abanderado de la esperanza, que se prepara para asumir la transición para la cual ya cuenta con planes e ideas a implementar para comenzar, desde el mismo instante en que jure como Primer Magistrado nacional, la titánica tarea de reconstruir un país hecho girones. Contamos con el liderazgo de María Corina Machado, echando el resto por todos los caminos de la patria, junto a todo el liderazgo plural de la oposición venezolana apuntando a un objetivo compartido: producir el cambio profundo anhelado.

Como se dice en lenguaje refranero, “guerra avisada no mata soldados”. Por eso los venezolanos no vamos mansos e inocentemente a un previsible matadero fraudulento. Mas bien nos alistamos adecuadamente para enfrentar los despropósitos de un régimen que no tiene respaldo ¡ni siquiera de sus fundadores originales!, si tomamos en cuenta las manifestaciones de los más furibundos chavistas que ahora se declaran contrarios a la pretensión continuista de Nicolás Maduro. Otro dato relevante es que no estamos embriagados de triunfalismo, lo han dicho tajantemente, tanto María Corina como el propio candidato Edmundo González Urrutia: no se canta victoria, sino hasta que no se cuente y se sume cada voto en cada centro de votación.

Los Comanditos son nuestra legión de honor, diríamos que también el “Buque insignia” de esta proeza cívica-electoral que se está dando día a día, superando escollos y administrando racionalmente los temores procesados. Ese régimen esta huérfano de credibilidad, han sido muchos los engaños, errores y saqueos al alma del pueblo y al tesoro público, de allí que las frustraciones de propios y extraños sean más grande y poderosas que el cumulo de riqueza mal habida y la represión que, como únicos recursos, buscara instrumentar esa dictadura para contrarrestar la avalancha de electores decididos a sacarlos del poder.

 

Antonio Ledezma

@Alcaldeledezma

Fraude imperfecto Vs unidad perfecta

Posted on: marzo 31st, 2024 by Super Confirmado No Comments

 

Lograr “la unidad perfecta”, fue el objetivo que nos propusimos en Venezuela, después de haber padecido las consecuencias de los desencuentros que le facilitaban las maniobras a la dictadura de Nicolas Maduro. Entre Hugo Chávez y Maduro, suman más de 25 años desarrollando una escalada autoritaria que les ha permitido hacerse con todas las instituciones públicas, a la par que desmontaban el andamiaje social y económico que había cobrado mucha significación en el curso de las 4 décadas de estabilidad democrática vividas en Venezuela.

Una debilitada partidocracia, cuyas toldas políticas quedaban reducidas a “cascarones vacíos”, según descripción atribuida al expresidente Carlos Andrés Pérez, fue pasto fácil de la vorágine que desencadenó el naciente chavismo, ante la ceguera de las élites de un país que a la postre quedaría “rendido a los pies” de un carismático militar, cuyo único mérito era el certificado de haber fracasado en sus dos intentos golpistas verificados en Venezuela, entre los días 4 de febrero y 27 de noviembre del año 1992.

En la memoria de los venezolanos y de observadores de la comunidad internacional que seguían todo lo que acontecía en Venezuela, como si estuvieran embelesándose con una serie continuada de Netflix, están los episodios de las campañas electorales de 1998, con unos partidos desperdigados y disminuidos en medio de una manipulación de lo que se podría llamar antipolítica desvirtuada; el salto atrás que simbolizo la puesta en escena de la nominación presidencial del comandante Francisco Arias Cárdenas, un exponente de los insurgentes oficiales del fallido golpe del 4-F, como candidato presidencial de la naciente oposición al chavismo en los comicios de 1999; la facilidad con que Hugo Chávez se embolsilló las llaves de las cerraduras de todas los entes claves del estado (Parlamento, Fiscalía, Contraloría, Tribunal de Justicia, Consejo Electoral, Fuerza Armada, etc.); el desmantelamiento de los cimientos de la propiedad privada y de la libertad de expresión ante la mirada complaciente e indolente de factores internos y externos; el manejo desatinado de coyunturas como las multitudinarias manifestaciones del pueblo, las contradicciones en el seno de las guarniciones militares que llegaron a “solicitarle la renuncia a Chávez”, las erradas tácticas ante el dilema de participar o no en elecciones parlamentarias, presidenciales y regionales y el paro petrolero del año 2003.

Posteriormente a esos descarrilamientos se produjeron hechos auspiciosos para los factores en resistencia al modelo chavodamurista, efemérides que son indispensable tener en cuenta para el análisis y comprensión de este razonamiento. Me refiero a las espectaculares oportunidades de revertir el aparataje dictatorial con los resultados alcanzados después de ensayar un esfuerzo celulario en el marco de la Mesa de Unidad Democrática-MUD-que nos encaminó a victorias tempranas como el triunfo “pírrico” (caracterización de Hugo Chávez) aglutinado en el referéndum revocatorio del 2 de diciembre de 2007; las laureles conquistados en importantes estados y municipios en las elecciones de gobernadores y de alcaldes del 2008; la mayoría de votos lograda en las elecciones parlamentarias de septiembre de 2010; la elogiada fórmula aplicada para elegir candidato presidencial de la unidad en los años 2012 y 2013 y, finalmente, la capacidad resiliente de la dirigencia opositora para reponerse de adversidades, para seguidamente hacer realidad la alquimia de desembocar en la asombrosa victoria en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015.

En menos de un mes, después de ese clamoroso triunfo que le adjudicaron a la oposición las dos terceras partes de las curules del parlamento, la dictadura se las arregló para boicotear con argucias legalistas esa decisión soberana de los electores venezolanos. La Asamblea Nacional fue declarada en “desacato”. La ciudadanía persistió en su lucha por recuperar la libertad. Se propuso en mayo de 2016 realizar un referéndum revocatorio, esta vez para salir de Maduro. También dañaron esa vía. Se retomaron escenarios de dialogo. Se han burlado de todas las negociaciones. La gente siguió marchando, protagonizo vigilias, huelgas de hambre, se expresó por medio de plebiscitos, hasta que llegó el prodigio de un gobierno interino que fue reducido a una ilusión perdida por obra y gracia de los amaños de la dictadura y por desatinos de la propia dirección opositora.

Hasta que insurgió María Corina Machado de las fuerzas espléndidas de unas elecciones primarias, en las que se produjo la hazaña histórica de una ciudadanía impetuosa que estremeció al mundo democrático y atonto al régimen dictatorial. Fue el punto de partida de una unidad perfecta con liderazgo legitimado y una estrategia compartida: acudir al escenario de unas elecciones aceptables. Pues bien, ni siquiera eso tolera la dictadura que, apela a las intrigas, al uso del dinero sucio que acaudala y a la brutalidad de su fuerza represiva, para pretender apagar esa luz de esperanza que representa María Corina Machado en el oscuro panorama nacional. En los conciliábulos del régimen montan el ardid de una supuesta división de la oposición, cuando es público y notoria la unidad perfecta y autentica en torno a María Corina. Pero sus asesores castristas sacan la carta de la fractura oposicionista para justificar el fraude imperfecto que pretenden implementar a contra corriente de un rio desbordado de gente clamando un proceso respetable y aceptable para las partes en conflicto.

Para Maduro, aparecer en público mostrando un resultado abultado numéricamente y, previamente, fabricado en su casa de la trampa y de los trucos (CNE), no sería nada nuevo. Ya lo hizo frecuentemente cuando se adjudicaron más de diez millones de votantes apoyando el “si” en el referéndum sobre el Esequibo en reclamación. Por eso y mucho mas no le falta razón a María Corina de reclamar respeto a la decisión autónoma de los venezolanos puesta de manifiesto el pasado 22 de octubre, fuerza capaz de sobrepasar esas fullerías, así como la imperiosa necesidad de actualizar el Registro Electoral Permanente y asegurar una observación internacional a tiempo y calificada.

Antonio Ledezma.

@Alcaldeledezma

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de Confirmado.com.ve

¡Una como Cayetana !

Posted on: marzo 16th, 2024 by Super Confirmado No Comments

 

 

 

“La política es una disciplina que entusiasma, por eso, cuando te atrapa, difícilmente te podrás librar de esa pasión”. Así me lo advirtió una vez el expresidente Carlos Andrés Pérez, en una de esas tantas giras por los pueblos de Venezuela, en las que tuve el placer de acompañarlo cuando hacíamos campaña con la finalidad de que él volviera a ocupar la Presidencia de la República de Venezuela.  Para quien fuera dos veces Primer Magistrado Nacional, la política era una efusión que enciende un frenesí que desborda la tranquilidad, en la que se quedan muchos que se resisten a incursionar en estas lides.

 

 

Una de las trincheras desde donde es posible ejercer esa actividad, son los partidos políticos, instituciones que no escapan del vapuleo y forcejeo en ese “toma y dame” en el que muchas veces se debilitan, mutuamente, las fuerzas que pugnan por el favoritismo de los ciudadanos que pretenden liderar. Por eso, y mucho más, es que para ejercer esa disciplina es menester poseer condiciones de diferentes índoles, además de la indispensable vocación política. Otro viejo líder venezolano, Gonzalo Barrios, llegó a exclamar que “la política no es trabajo, pero cansa”. Le salía al paso a la conseja, según la cual, el desempeño de esa actividad equivale a una zona de confort para los que fungen de dirigentes partidistas. La verdad es que para quienes nos metemos en estas contiendas, lo hacemos conscientes de que esto implica trabajar a tiempo completo, incluidos días feriados y fines de semana, así como tener disposición a escuchar a la gente que te aborda, que te pregunta sobre esto o sobre aquello y, muy especialmente, a estar preparado para el escrutinio de la ciudadanía al que estarás expuesto inexcusablemente.

 

 

Cayetana Álvarez de Toledo, es una de esas activistas que incursionan en la política con una llamativa y contagiosa fogosidad. Con su trabajo incesante se ha ganado posiciones relevantes dentro del Partido Popular, tolda que escogió para llevar adelante su probada vocación de servicio público. Es una mujer inteligente, con formación académica (Doctora en Historia de la Universidad de Oxford), evidentemente una “come libros”, que está al día en los más variados temas, con criterio para fijar posiciones a la hora de asumir una tendencia o terciar en un debate como vocera de la fracción parlamentaria de la que forma parte en el Congreso de Diputados de España. Es, sin lugar a dudas, una de esas dirigentes que cualquier partido político desearía tener entre sus filas.

 

 

Por su destacada trayectoria, Cayetana Álvarez de Toledo, es invitada a diferentes foros de rango internacional. Su capacidad de oratoria, la manera fascinante como hila sus discursos, el contenido y fundamentación de los mismos, sea cual sea la temática, la han convertido en una figura política muy solicitada. Por eso recientemente acudió a México en donde pronunció unas palabras que molestaron al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no tardó en lanzar denuestos contra la brillante parlamentaria española, que simplemente se inspiró en uno de los dichos glorificados por el mismísimo López Obrador, cuando exalta su consigna de “Abrazos, no balazos”, una fórmula parecida a las Zonas de Paz que Maduro estableció en Venezuela, para entenderse con las bandas hamponiles. Pero la finura con que Cayetana describía al “México lindo y querido”, definiéndolo como “el país formidable, como la nación admirable, esta potencia económica y cultural impresionante, está siendo tomado por el crimen organizado, por la complacencia de quienes debieran defenderlo. ¿’Abrazos, no balazos’, o más bien abrazos a los que dan balazos? El eslogan es bonito, pero el resultado es catastrófico para la democracia y sobre todo para los jóvenes. […] Esto no es responsabilidad solo de los criminales, también lo es, y principalmente, de quienes diseñan y aplican las políticas de seguridad”. Esas frases desataron la ira del mandatario mexicano, quien sacó de la chistera la manida acusación de “ultraderechista” para pretender desvanecer o eclipsar los argumentos bien razonados de Cayetana Álvarez de Toledo.

 

 

Pero resulta y acontece que desde otro ángulo ideológico también se cuestionó el accionar del gobierno de AMLO. Así tenemos que la Internacional Socialista, en donde se dan cita agrupaciones partidistas de izquierda y que hoy en día lidera el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, divulgó una resolución en la que manifiestan “su preocupación por el clima de violencia en México y advierte de que el crimen organizado pone en peligro la integridad del proceso electoral”. O sea que, partiendo de estas señales, pareciera que no está lejos de la realidad ni de la verdad la satanizada parlamentaria hispanoamericana.

 

 

Lo que llama poderosamente la atención es que el presidente de México disponga de tiempo para criticar y fustigar a una mujer que se ha consagrado a defender los derechos humanos, más allá de las parcelas ideológicas repartidas entre derechas o izquierdas, mientras condecora al dictador de Cuba, Miguel Díaz-Canel, con la orden mexicana del Águila Azteca, la más alta condecoración a un Jefe de Estado extranjero.

 

 

Tampoco ha dedicado unos segundos de sus comparecencias mañaneras para fustigar los desmanes de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, y Rosario Murillo, su esposa y vicepresidenta, que han sido acusados de cometer violaciones graves a los derechos de la población, equiparables con delitos de lesa humanidad, en conjunto con las autoridades de la Policía Nacional y otras entidades estatales. Conclusión que fue realizada por un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU, responsables de investigar y recolectar evidencia sobre la situación que se vive actualmente en Nicaragua a partir de las manifestaciones de los ciudadanos de 2018. El mismo silencio guarda para no cuestionar los descalabros que perpetra en Venezuela su socio foropaolista, Nicolás Maduro.

 

 

Mientras tanto, Cayetana Álvarez de Toledo, no cesa en poner al servicio de esas causas nobles, sus palabras y sus esfuerzos para que el bien termine imponiéndose al mal.

 

 

Por Antonio Ledezma.

@AlcaldeLedezma.

 

!Fraude no, elecciones si!

Posted on: marzo 10th, 2024 by Super Confirmado No Comments

 

 

La ruta electoral es la vía asumida por millones de ciudadanos en todos los continentes del planeta Tierra. Ese camino representa la columna vertebral del sistema democrático, fórmula igualmente adoptada por centenares de naciones del mundo, que prefieren dirimir sus diferencias, canalizar las esperanzas de sus respectivos pueblos y seleccionar a sus mandatarios, mediante el ejercicio soberano del sufragio.

 

 

Es el poder del voto de conciencia contra la fuerza bruta de las armas de fuego y los eventuales fraudes electorales. Es la palabra, los razonamientos esgrimidos, los argumentos vertidos en debates cívicos, en contraposición del autoritarismo que pretende imponerse usando cualquier instrumento, aunque sea violento e ilegal, so pretexto de que “el fin justifica los medios”. Esta última versión es la que caracteriza a los regímenes dictatoriales, indistintamente de que vistan ropajes confeccionados con tejidos de izquierda o de derecha. En definitiva, son liderazgos basados en el uso de la represión para limitar el desempeño de los voceros de la disidencia; silencian a los medios de comunicación; roban el dinero público que se les confía administrar; usurpan la voz de los ciudadanos; no rinden cuentas de sus actos; resquebrajan las bases del Estado de derecho, vaciando de contenido instituciones que deben ser necesariamente autónomas, y desarrollan métodos fraudulentos para continuar, a toda costa, al frente del tablero de control de países que son reducidos a rehenes de esas cofradías dictatoriales. Así acontece en Nicaragua y en Cuba.

 

 

Con relación a lo que ocurre ahora mismo en Venezuela, no representa novedad ni sorprende esa puesta en escena del dictador Nicolás Maduro, prescribiendo un calendario electoral a través de uno de sus entes sometidos. Esa es su naturaleza. Maduro es fruto de un soberano fraude y se niega a realizar elecciones auténticamente soberanas. Y la verdad sea dicha, procurar que dentro y fuera del país, ese bodrio electoralista, sea bendecido como legítimo, está destinada a ser otra andanza de quien viene moviéndose como una gallinita ciega, ofuscado por el cada día más creciente repudio, que incluye a venezolanos que se han identificado con los símbolos del chavismo. Por eso Maduro está turuleco, escarmienta a diario esa repulsión que atraviesa y desborda la coraza de impunidad con la que se sienten todopoderosos todos los tiranos como él.

 

 

Es el lado opuesto de lo que vive María Corina Machado, ungida desde las bases del mismísimo pueblo como la abanderada presidencial, mandato que la compromete a conducir a Venezuela rumbo a unas elecciones libres y limpias. Por eso, mientras los mismos colaboracionistas de siempre, se resignan a acatar las reglas que la dictadura busca codiciosamente imponer, María Corina se mantiene incólume, moralizando a esa ciudadanía que sale a las calles de todos los pueblos a ratificarle esa confianza que le entregó en la consulta primaria celebrada el pasado 22 de octubre. Para frenarla y sacarla del carril electoral, está intensamente activa la canalla de “la conjura de los sumisos”, los mismos que se negaron a participar en las primarias y que ahora rompen lanzas por el sustituto, a sabiendas que no será el reemplazo de la candidata elegida popularmente para derrotar a Maduro y todo lo que representa, sino la pieza moldeable que se acomode a los designios de Maduro, para asegurar “el broche de oro” de su planificado fraude continuado. Ese plan, el de Maduro y su criadero de alacranes, contemplaba entar al diálogo y salir sin ruborizarse, sin hacer una pizca de esfuerzo para hacer honrar lo acordado en el memorándum de entendimiento suscrito en México el año 2021.

 

 

Por eso resulta insólito, alarmante y sospechoso que, mientras no se esmeran en hacer respetar los acuerdos de Barbados, sí se desgañitan “pidiéndole a María Corina que sea magnánima, que se haga a un lado”, cuando más bien deberían emplazar a Maduro y a los facilitadores del diálogo de Barbados, a esmerarse en hacer cumplir todo lo acordado, a desmontar esa barricada inconstitucional de la inhabilitación. O sea, a sentenciar que ninguna elección será legítima ni creíble sin la participación de María Corina, quien fue proclamada con el 93% de casi 3 millones de electores en las primarias de octubre. ¿Elecciones libres sin María Corina? ¿Elecciones limpias sin actualizar el REP? ¿Elecciones transparentes sin la presencia de calificados observadores internacionales? ¿Cuál es el obstáculo que impide que Venezuela salga de esta catástrofe? ¿Es María Corina o quien tiene sometidas a las instituciones? ¿Quién es el responsable de la tragedia humanitaria; del deslave humano de mas de 8 millones de venezolanos repartidos por el mundo; del colapso de la economía; de la ruina de PDVSA; de las industrias básicas de la CVG; de la crisis múltiple de servicios públicos; del derrape de corruptelas acometido por los que han saqueado a la nación, y de la persecución política con su estela de detenciones arbitrarias, torturas y crímenes de lesa humanidad? ¡Es Maduro y su pandilla!

 

 

Debemos tener muy, pero muy claro, que es Maduro el que está intentando reventar la vía electoral en la que se mantiene corriendo, muy a pesar de los obstáculos, María Corina Machado. De allí que hay redirigir hacia Maduro la interrogante ¿qué vas a hacer ahora? Es él quien se sale de lo acordado en Barbados. Es él quien rehuye unas elecciones limpias. Es él quien rebusca entre chapuzas, como la del referéndum sobre el Esequibo venezolano, o las maniobras para sabotear las primarias y la cantaleta de “las conspiraciones”, escabullirse de la suerte que ya está echada: María Corina está resuelta a luchar hasta el final y para lograr esa meta cuenta con el respaldo entusiasta e incondicional de la ciudadanía.

 

 

 @AlcaldeLedezma

Por Antonio Ledezma.

¿Las ideologías o los derechos humanos?

Posted on: marzo 3rd, 2024 by Super Confirmado No Comments

 

 

La brújula para seguir ideas, principios y valores la representa las ideologías. Son esos programas o planes de luchas con sentido social y contenido económico que tratan de comprender la conciencia social, de darle sentido y justificación a las clases sociales, en medio de debates en los que se confrontan los basamentos que cada sector saca a relucir, apelando a su respectiva batería argumental para defender y tratar de imponer su punto de vista. Es así como se dan a conocer las más variadas formas de gobierno sostenidos en bases democráticas, autocráticas o religiosas. Unos ensalzan las bondades del capitalismo, otros las pócimas ventajosas del socialismo o, los más extremos, defendiendo las líneas medulares del más puro comunismo.

 

 

En medio de ese furor que a veces raya en el mas estridente fanatismo se confrontan liberales y capitalistas, mientras que los propagantes del marxismo ensalzan “un conjunto de ideas, conceptos y creencias destinados a convencer universalmente acerca de una verdad que obedece a intereses particulares, o sea, a los intereses de una clase que se presenta como dominante”. Fue a esa premisa refractaria a la que se opuso tenazmente el expresidente Felipe González al insistir en eliminar la invocación del marxismo en la doctrina de su partido PSOE.

 

 

Mas drástico fue el planteamiento de Francis Fukuyama cuando sacudió al mundo ensimismado en la actividad política con su tesis del “fin de la historia y la muerte de las ideologías”; tesis que apoyaba en el colapso soviético sobrevenido después del glasnost y de la perestroika instrumentados en la década de los 80, impulsando un reajuste que estremeció la vida política, cultural y económica de la Unión Soviética.

 

 

Otras pautas están dadas en los movimientos de naturaleza religiosa, que vienen a ser “ese conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto”.

 

 

La ideología que orientaba los pasos y cruentas acciones de Adolfo Hitler, fue el nazismo para rechazar el marxismo, la democracia liberal y el sistema parlamentario. Mientras que Benito Mussolini enarbolaba las banderas del fascismo, prometiendo la edificación de la Gran Italia, apoyándose en el concepto de la hegemonía de Roma en el mar Mediterráneo. Mientras que el camino ideológico de Francisco Franco estaba delineado por el antiliberalismo fomentado con una estruendosa retórica fascista. En otra latitud teníamos a Saddam Hussein, partiendo lanzas o empuñando fusiles en defensa de la ideología Baazista de defensa de la autonomía árabe frente a las potencias extranjeras. Pudiéramos seguir aportando más datos sobre personajes como Yasir Arafat que capitaneaba las movilizaciones palestinas en nombre del “Movimiento Gaza-Libre”, sumatoria de grupos y organizaciones que exaltaban la defensa de los derechos humanos. Osama bin Laden, cuya bandera fue la instalación de una doctrina en el mundo islámico denominada Salafista-Yihadista. Inevitable no citar a Muamar Gadafi, líder y guía de su particular revolución desde la que promovía “la tercera Teoría Universal, la Yamahiriya el Estado Socialista”. Tomaría mucho espacio citar el elenco de terroristas formados en Irán desde la proclamación de la Republica Islámica en 1979, desde donde se financian enclaves terroristas, atendiéndonos a las acusaciones formuladas por autoridades de los gobiernos de los Estados Unidos de Norteamérica,

 

 

En Hispanoamérica surgieron líderes con sus particulares pertrechos ideológicos, como los que defendía ardorosamente el líder peruano Victor Raúl Haya de la Torre, para quien la médula de su aspiración era “consolidar un pensamiento auténticamente latinoamericano que sirviera de portaestandarte de una alternativa a la cosmovisión eurocentrista americana, adaptado y adaptable a su realidad espacio-temporal y como foco de lucha antimperialista”. Por otro lado insurgía Rómulo Betancourt con su ensayo inspirado en la determinación de crear un partido político que fuera diseñado a imagen y semejanza del pueblo que pretendían liderar.  En Colombia sobresalía el carismático líder Jorge Eliecer Gaitán con sus postulados de esencia liberal. En Cuba apareció el joven guerrillero Fidel Castro con sus simuladas ideas comunistas que defendió hasta su último suspiro. Transcurridos más de 48 años emerge en Venezuela el aluvional liderazgo del militar golpista, Hugo Chávez Frías, arropándose con las banderas bolivarianas y evidenciando estar revuelto o mezclado en medio de un huracán de ideologías contrapuestas que dificultan detectar cuál es su verdadera inclinación de credos y pensamientos.

 

 

Lo que sí está, muy, pero muy claro y a la vista de todo el mundo, es como en nombre de esas ideologías o corrientes religiosas se vienen cometiendo, con la mayor impunidad y descaro, los más cruentos crímenes y violaciones de los más elementales derechos humanos. Valga decir que esos delitos no son una novedad que nos esté sorprendiendo ahora mismo. Son de vieja data, tanto que no ha perdido vigencia la Doctrina Betancourt, propuesta por el líder venezolano, para cerrarle el paso a los regímenes dictatoriales, cuyos cabecillas, aún con sus manos ensangrentadas, pretendían desde entonces ocupar sillones en las organizaciones internacionales como la OEA o la ONU, como si nada estuviera ocurriendo que merecieran el repudio y las sanciones de una comunidad internacional llamada a condenar tales barbaridades.

 

 

Así tenemos que para esta fecha que corre “las muertes causadas por el terrorismo aumentaron en el último año un 22 % en todo el mundo, hasta 8.352, el nivel más alto desde 2017”. Tales cifras son aportadas por un informe divulgado el pasado jueves (29.02.2024) por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP, por sus siglas en inglés). “En su Índice Global de Terrorismo 2024 (GTI), el laboratorio de ideas señala que el terrorismo es todavía una amenaza global y que los atentados, si bien en número se han visto disminuidos un 22 % -hasta 3.350-, han sido más mortales”.

 

 

Los derechos humanos son pisoteados diariamente, salvo honrosas excepciones, por gobernantes que se escudan en esas supuestas ideologías o religiones que dicen asumir. Son delincuentes, ególatras, desquiciados, empoderados que roban a manos llenas el dinero que impide que los seres humanos tengan el derecho a servicios de salud, de educación con calidad y de viviendas decentes. Son los que hablan de justicia y manipulan los tribunales para apresar arbitrariamente a los disidentes. Hablan del derecho de propiedad y asaltan bienes particulares y disponen de las riquezas de los países que desgobiernan, mientras los ciudadanos son condenados a la pobreza más espeluznante.

 

 

En conclusión, es hora de salirle al paso a estos estafadores que pretenden hacernos creer que el crimen es una ideología, que traficar drogas, que avenirse con terroristas y saquear los dineros públicos está justificado por esas coordenadas programáticas, que terminan siendo basura que solo les sirve a quienes han desvirtuado y depravado  esas ilusiones.

 

 

Por Antonio Ledezma.

@AlacaldeLedezma

El terror de la mujeres

Posted on: febrero 19th, 2024 by Super Confirmado No Comments

Los actos brutales, en contra de mujeres y niñas, cometidos en estos 5 lustros de régimen chavomadurista, confirman que es posible verificar una verdadera masacre, en cámara lenta, tal como lo confirmaron los informes sobre Venezuela, aportados por la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet ( incluyera un enfoque de género). Esos métodos basados en el terror se mantienen e incrementan, como parte de un patrón de conducta que ha sido denunciado y condenado por diferentes entes de rango internacional, como cuando, entre enero y febrero de 2021, se constataron los asesinatos de más de 50 mujeres, mientras que, anteriormente, más de 250 terminaron siendo víctimas de feminicidio en el transcurso de 2020.

 

 

Estos capítulos escritos con sangre, dolor y terror, se vienen escribiendo en Venezuela año tras año, tal como lo denuncio la ONG Foro Penal, mediante documentos probatorios de 15.792 casos de personas apresadas por motivaciones de orden político entre los años 2014 y 2023, subrayando en dichos testimonios que, “las mujeres detenidas arbitrariamente son especialmente vulnerables a actos de violencia sexual y otras formas de violencia de género en los centros de detención, así como a malas condiciones de reclusión. Estas mujeres también son revictimizadas por un sistema judicial fracturado, en el que los actos de violencia rara vez son investigados y sus autores no suelen comparecer ante la justicia”.

 

 

En otras investigaciones, como las adelantadas por El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se estableció entre 2019/2010, gracias a la tarea de una misión de investigación independiente que “las reclusas fueron sometidas a violencia sexual como medio de tortura psicológica en un caso específico en diciembre de 2015, cuando un grupo de reclusas detenidas en El Helicoide, un centro de detención controlado por el SEBIN, fueron obligadas a escuchar la violación de otra reclusa en la oficina situada encima de ellas. Tras oír sus gritos de dolor, la víctima fue llevada a la celda de las mujeres, donde confirmó que en efecto había sido violada. Una de las testigos describió que escuchar una violación representaba una tortura para todas las mujeres de la celda”.

 

 

 

Esa misma Comisión de Determinación de los Hechos preciso que “La desnudez forzada también fue documentada como una forma de tortura en el informe de 2023, particularmente para las mujeres detenidas por razones políticas en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF). Según los testimonios recogidos por la Misión, las mujeres de este centro de detención fueron acosadas repetidamente por los guardias mediante la desnudez forzada y la inspección de sus órganos genitales. El 7 de julio de 2023, durante una inspección realizada por el Grupo de Respuesta Inmediata en Seguridad y Custodia (GRIC) en el centro de detención para mujeres INOF, las reclusas fueron obligadas a desnudarse y mostrar su vulva y recto en el auditorio de la prisión mientras los funcionarios las inspeccionaban y las insultaban con nombres despectivos. Según los informes, la inspección duró 12 horas, en las que las detenidas no pudieron acceder a comida ni agua”.

 

 

Otros procedimientos, que producen escalofríos, están recogidos en “informes preocupantes sobre la tortura de mujeres embarazadas por parte de funcionarios de la DGCIM. La Misión recibió información fiable de que una mujer había sido severamente golpeada y asfixiada hasta el punto de perder el conocimiento, a pesar de que tanto ella como su pareja (también en detención ) informaron a los guardias que se encontraba en el primer trimestre de embarazo”.

 

 

 

En septiembre de 2023, la Misión de Determinación de los Hechos informó que “las estructuras de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y el SEBIN se mantenían, y que los patrones de violaciones de derechos humanos dentro de esos organismos que ya habían sido documentados —como la tortura y otros malos tratos— persistían. La Misión también identificó a un grupo de personas de esos organismos de inteligencia que habían llevado a cabo detenciones arbitrarias y actos de tortura y otros malos tratos, así como a una cadena de mando que las vinculaba directamente con Nicolás Maduro, y pidió que se las investigara por crímenes de lesa humanidad”.

 

 

Con la detención ilegal de la Dra. Rocío San Miguel, destacada personalidad de la sociedad civil que cuenta con doble nacionalidad (Venezolana/Española), son cuatro las mujeres españolas detenidas por razones de orden político, que están reducidas en los calabozos que utiliza Nicolás Maduro para castigar a sus disidentes. Una de ellas es María Auxiliadora Delgado Tabosky, que ya suma cinco años encarcelada y torturada, simplemente por ser hermana de un militar al que le imputan supuestos delitos de conspiración; Ángela Expósito, sobre la que pesa una condena al relacionarla con el atentado de los drones contra Maduro de 2018 y Karen Hernández, a quien señalan de integrar la Operación Gedeón, el frustrado desembarco de militares rebeldes de 2020.

 

 

Tarek William Saab, el Fiscal que le sirve al dictador Maduro para acometer todas estas arbitrariedades, dijo, a través de sus redes sociales, que “rocío San Miguel está presuntamente vinculada a la ‘trama conspirativa e intento de magnicidio denominado Brazalete Blanco’, una de las cinco supuestas conspiraciones contra Maduro denunciadas por la ‘revolución’ como justificación para emprender la última embestida contra opositores, sindicalistas y ONG. De esa brutal cacería no escapo la hija de la defensora de los Derechos Humanos, Rocío San Michel. la joven periodista Miranda Díaz San Miguel, recibió una dosis del método conocido como Sippenhaft, una táctica de castigo colectivo que se basa en la detención de familiares de perseguidos o presos políticos como forma de presión. En su segundo informe de 212 páginas, Marta Valiñas, presidenta de la Misión de la ONU, aporto elementos que permiten comprender “cómo las deficiencias del sistema judicial venezolano han ido de la mano de un patrón de graves violaciones de derechos humanos y crímenes de derecho internacional, entre los que se incluyen secuestros, torturas y un método nazi para amedrentar a los detenidos”.

 

 

El libro negro que recoge todas estas violaciones tiene entre sus páginas centenares de nombres de mujeres asesinadas, apresadas, torturadas y continuamente perseguidas. Queda para la historia de estos sacrificios el caso de la joven deportista Geraldin Moreno Orozco, asesinada el 22 de febrero de 2014 en la ciudad de Valencia, estado Carabobo. El de la joven tachirense Paola Ramirez de 23 años, cuya vida fue cegada en 2017 (19 de abril) en la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira. O el vil asesinato de la inolvidable Genessis Carmona, que apenas contaba con 22 añitos, asesinada en Valencia en el año 2014 y María Estefanía Rodríguez, de 46 años, asesinada en la población del Cují, estado Lara.

 

 

Otra víctima es María Corina Machado, acosada mediante un sinnúmero de agresiones con las que buscan sacarla del camino que persiste en transitar en pos de lograr la libertad de Venezuela. También recientemente se han ensañado contra las periodistas Sebastiana Barraez y Maybort Petit; la abogada Tamara Sujú, acusadora de Maduro y sus cómplices ante la Corte Penal Internacional y contra las diputadas Dinorah Figuera, Marlene Fernández y Auristela Vásquez.

 

 

En conclusión, es evidente que esos procedimientos ubican a Maduro como un practicante de la misoginia.

 

Antonio Ledezma

@AlcaldeLedezma

 

Como han cambiado las cosas

Posted on: enero 21st, 2024 by Super Confirmado No Comments

 

 

 

¡Telegrama, telegrama! Así llamaba la atención mi secretaria Domitila, en aquellos años en que me desempañaba como dirigente de la juventud en mi natal estado Guárico de Venezuela. Mi leal y eficiente secretaria me estaba poniendo al tanto de que había recibido un telegrama que, con pocas palabras, indicaba la celebración de una reunión urgente en Caracas, a la que estaba siendo convocado por esa vía. Estamos hablando del telégrafo como expresión de avance tecnológico que facilitaba trasmitir datos, hasta que esa maravilla dio paso al innovador radioenlace y este a su vez se vio opacado por el deslumbrante invento de las comunicaciones satelitales que provocó un giro espectacular en la trasmisión de datos.

 

 

Las cosas en todos los ámbitos han venido experimentando cambios que desatan todo tipo de desafíos a las personas y a las empresas e industrias de toda índole, partidos políticos, centros de investigaciones científicas y academias. Es así que se registra la aparición de unos aparaticos llamados faxes. Su génesis la ofrece la patente registrada en 1843 por el inventor Alexander Bain, quien desde Escocia emergió poniendo al servicio de la humanidad un telégrafo eléctrico que hacía posible transmitir imágenes por cable. Nos enseñan en las historias que abundan en las redes y textos sobre la materia que, la transmisión inaugural por intermedio de un fax a larga distancia, tiene lugar en 1876 y fueron las manos del operador Giovanni Caselli, el encargado de concretar ese renovador acontecimiento, al hacer posible enviar un documento de Lyon a Paris. Al día de hoy ese mecanismo que desató comentarios que dejaban sentir el asombro de los usuarios, ha pasado a ser una tecnología vetusta, ya que en el mercado sobran otros medios que facilitan esas transmisiones de forma veloz y a menos costos operativos.

 

 

Estamos hablando de la magia de la internet, los correos electrónicos, la mensajería de textos, los teléfonos celulares con un potencial que-pareciera infinito-se han llevado por delante ¡hasta a las camaritas fotográficas (fabricadas por la Kodak) infaltables en la mochila de cualquier viajero! Fue Eric Fossum (1990), quien rodeado de genios, el encargado de sacar al comercio el moderno teléfono portátil con cámara fotográfica, dejando rezagado el alucinante invento del tradicional teléfono que  el  escocés Alexander Graham Bell patentó en 1876.

 

 

De ese proceso llegamos a la telefonía móvil, ha sido un espectacular salto al ciclo de la modernidad que compite con toda la revolución industrial que trajo consigo el invento de la máquina de vapor concebida por el ingeniero escocés James Watt (en 1775),  proyecto que innovó el transporte y la maquinaria en el siglo XIX e inspiró esa pionera Revolución Industrial.

 

 

Las cosas han cambiado en muchos sentidos. Ya a los famosos no les piden autógrafos sino un selfi. Desde el cada día más reconvertido celular es posible realizar cortometrajes, pasar documentos y sostener reuniones en tiempo real con imágenes incluidas, es así como los venezolanos que estamos en la diáspora podemos ver a las familias que dejamos atrás en el territorio de nuestro país. También sirven para hacer reportajes periodísticos, captar imágenes que soporten denuncias sobre la consumación de cualquier irregularidad que se cometa, escuchar música, enviar y recibir mensajes, convertirlo en nuestro Cicerón activando su GPS  y pare usted de contar. Fue en 1983, cuando sale en oferta el primer teléfono móvil portátil (en Venezuela lo llamábamos “ladrillo”), se trataba de  un Motorola DynaTac 8000X, perfilado por el ingeniero Martin Cooper.

 

 

Con los estragos que produjo la reciente pandemia que azotó a la humanidad, las computadoras fueron tan necesarias como los aparatos de respiración que eran solicitados en los hospitales. El trabajo a distancia se convirtió en una salida que evitaba la absoluta paralización de las actividades comerciales e industriales. No hay duda alguna del impacto que esas computadoras y del descomunal vuelco generado en la vida de las personas. La invención del transistor o semiconductor en 1947 traza la ruta hacia los ordenadores personales. El Kenbak-1, de John Blankenbaker, supone ser el primer ordenador personal.

 

 

Posteriormente saltan a la escena las fabulosas creaciones de Bill Gates y Paul Allen, fundadores de Microsoft, presentando su Altair 8800, el primer ordenador con el lenguaje de programación Microsoft Basic. Antes, en 1973, eran modelos a seguir la Micral, precursora computadora con microprocesador, inmediatamente surge el modelo Xerox Alto como precursor de la informática domestica con su llamativo ratón y una interfaz gráfica.

 

 

Estas innovaciones no deben asaltar nuestra capacidad de sorpresa. Venimos de constatar esas fascinantes herramientas elaboradas a base de piedras, o de las maletas que se hacían difíciles de cargar con nuestras manos, hasta que en 1970 el viajero Bernard Sadow se le ocurrió darle un uso a la rueda, patentando el diseño de maletas con ruedas, idea que le brotó en su imaginación después de mirar a un trabajador desplazando una pesada maquina sobre una tarima valiéndose de una plataforma con ruedas.

 

 

Son muchas las innovaciones que en cada coyuntura significaron fabulosos saltos a la modernidad; desde la imprenta, la bombilla, el avión, hasta llegar al fenómeno que tiene en expectación a todo el mundo, como es la Inteligencia Artificial, maravilla concebida originalmente por el precursor de la informática moderna, el matemático, criptógrafo, filósofo y biólogo británico, Alan Turing. Cuando se mencionaban los inventos antes citados, nadie sería capaz de imaginar que, ese fenómeno tecnológico, bautizado con el nombre de Inteligencia Artificial, podría entremeterse a su manera en la intimidad de las personas en forma de chatbots, mediante voces que suplan personas de carne y hueso, hacer rodar vehículos prescindiendo de un conductor humano, facilitar traducciones de cualquier idioma en tiempo real, darle vida a la visión artificial, poner a la orden de cualquier usuario el sortilegio del ChatGPT o a familiarizarnos y pretender hacernos transigir con el ya popularizado internet de las cosas e irnos preparando para admitir la validez de la inteligencia artificial generativa..

 

 

Ahora bien, ante estos saltos cualitativos que sacuden al mundo ¿por qué en muchos países no es posible, o se dificulta llevar adelante, la actualización de los planes gubernamentales que esbozan sus respectivos lideres?  ¿Por qué se hace cuesta arriba la adecuación de sus Constituciones y leyes a los tiempos actuales en las que las circunstancias también han cambiado considerablemente?

 

 

Antonio Ledezma

@alcaldeLedezma

El misterio de la fecha

Posted on: enero 14th, 2024 by Super Confirmado No Comments

 

 

Este 2024 será un año que se distinguirá por el abultado número de elecciones que tendrán lugar entre los doce meses que comienzan con enero. Están previstas las realizaciones de comicios, en por lo menos 75 países, ese panorama ha sido calificado por los analistas que siguen de cerca esos proyectos comiciales como un verdadero “tsunami” electoral. Todos esos preparativos contemplan la movilización de más de 4.200 millones de personas sobre las cuales incidirán los resultados de esos procesos.

 

 

Venezuela es uno de esos países en los que está anunciada la elección presidencial, ya que en otros ámbitos también se consumaran, este año, elecciones parlamentarias, regionales y locales. Sin embargo, en Venezuela, a diferencia de lo que ocurre con otras naciones, la fecha para que se concrete esa esperada elección presidencial está en un verdadero limbo, contrariando que, según la Constitución y las leyes vigentes, dicho proceso no debería pasar del último trimestre del año que corre.

 

 

Los venezolanos estamos sumados en ese monto llamativo de más de 4.000 millones de votantes prevenidos en todo el mundo para elegir a sus presidentes, parlamentarios, gobernadores, alcaldes, según sea cada caso. Pero a diferencia de lo que está desarrollándose en Bután, Comoras, Finlandia o en  Bangladesh, país en donde la gente vota conforme a un calendario electoral previamente establecido y del conocimiento oportuno de todas las partes involucradas en la pugna electoral, en Venezuela, la fecha para convocar y realizar las elecciones presidenciales es “un misterio muy bien secuestrado” por Maduro y sus acólitos.

 

 

Bien se sabe que una elección no está reducida al simple acto de votar. Es un evento muy complejo que evoluciona por ciclos. Sobre todo en el caso de Venezuela, país en el que por las características del régimen que controla las instituciones, se hace indispensable contar con una convincente y eficiente observación internacional, como esa que cumplen los especialistas que trabajan para la Unión Europea.

 

 

Es de suponer que una delegación verdaderamente comprometida a evaluar, supervisar, observar y dar una versión bien fundamentada respecto a un proceso electoral, debería estar en el sitio de los acontecimientos con suficiente antelación, porque solo así será posible revisar el registro electoral, o sea la data, procesar las impugnaciones y constatar si se hacen los correctivos pertinentes, sobre todo en lo atinente a Venezuela, país que tiene a más de 8 millones de ciudadanos en la diáspora y de los cuales más de 5.7 millones tenemos, legalmente, derecho a participar en esas elecciones presidenciales. Para que unas elecciones sean libres deben existir garantías de libertad de expresión, acceso a los medios de comunicación, libertad de desplazamiento por el territorio de cada país, funcionamiento de los centros de votación, libres de apremios, para que la gente pueda votar si presiones de ninguna especie y los escrutinios y auditorias se cumplan como corresponde legalmente.

 

 

En Taiwán se realizan elecciones, y previamente a esa convocatoria se ha hecho un exhaustivo examen del registro de votantes. Eso es lo natural, es lo saludable y además se trata de un mecanismo inevadible por las partes involucradas en la competencia y de obligatorio cumplimento del ente responsable de asegurar una elección verdaderamente competitiva.

 

 

Para el venidero mes de febrero la elección presidencial será en Indonesia, fecha que no representa ninguna sorpresa para las decenas de millones de sufragantes (más de 200 millones) ni para los aspirantes a la silla presidencial. También tienen previa cita electoral los pakistaníes, pero para seleccionar mediante el sufragio a sus parlamentarios. En ambos procesos el camino a votar lo podrán transitar millones de ciudadanos, pero antes de que se verifique ese derecho político, los ciudadanos conocen de las observaciones, reformas y garantías para que ese derecho no sea ni burlado ni escamoteado en las urnas de votación.

 

 

Seguidamente está en la cartelera electoral el proceso correspondiente a La India. Es de suponer que será una oleada de seres humanos cerrando filas ante sus respectivos centros de votación. Para que se pueda cumplir con normalidad ese monumental acto es preciso que se conozca la fecha con suficiente antelación. Eso es lo normal, lo lógico. Tal como acontece en México, en donde dos mujeres disputan la primera magistratura nacional. O en los EEUU en donde ya se han confrontado en debates televisado muchos de los aspirantes para tratar de ganar su respectiva nominación candidatural antes unos ciudadanos que están debidamente informados de cuándo y donde serán esas elecciones presidenciales este año 2024. En junio de este año, en países con territorios enmarcados en La Unión Europea, que involucra a más de 500 millones de personas, tendremos elecciones parlamentarias en junio. Todo se hace con previo conocimiento de la fecha de cada proceso electoral.

 

 

Pero en Venezuela no es así. Maduro pretende seguir jugando con la buena fe de la comunidad internacional ante la cual se ha comprometido (negociaciones de Barbados) a facilitar una salida crisis a la crisis que padecemos en la región como consecuencia de la tragedia que tiene su epicentro en Venezuela, país en donde los venezolanos cuentan con María Corina Machado, la líder más reconocida dentro y fuera de la nación. Su liderazgo es incuestionable y solido (gano con más del 92 % de los votos emitidos en primaria), admitido por todos los factores políticos que hacen vida dentro y fuera del territorio venezolano. Todos coincidimos en que darle la espalda a María Corina, con el subterfugio del ”sustituto”, o moverse en atención al guion del régimen que sigue “jugando a la candelita” con la fecha electoral, seria no menos que una traición a los millones de venezolanos que nos dieron un claro y contundente mandato el pasado 22 de octubre. Por eso la lucha al lado de María Corina es ¡hasta el final!

 

Antonio Ledezma

 

@AlcaldeLedezma

 

 

 

 

La democracia para los jóvenes

Posted on: diciembre 17th, 2023 by Super Confirmado No Comments

 

 

El pasado lunes 11 de diciembre acudí a un evento en el que los representantes de la Fundacion Politica Europea (www.feps-europe.eu), presentaron el informe resultado de una investigacion adelantada en Irlanda, Hungri, Francia, Polonia y España. En el texto de dicho analisis se precisa que “entre una publicación y otra, la Fundación se detiene a examinar determinadas cuestiones relevantes que surgen de las encuestas, que merecen una mayor atención y un análisis más pormenorizado, a menudo cualitativo”. Se deja claro que la divulgación de esas conclusiones responden al interés de que dicha indagación, efectuada “en profundidad”, en este caso en torno a la relación de los jóvenes desfavorecidos con la democracia en cinco países: Irlanda, Hungría, Francia, Polonia y España, contribuyan a disipar riesgos de caer en abismos de pesimismo. Las investigaciones de la serie «Arquitectos del Progreso» alimentan el debate y ofrecen ideas fundamentadas sobre la mejor forma de buscar un futuro progresista para nuestra juventud.

 

 

La primera conclusión del estudio indica que, “en la juventud española, sobre todo en las capas desfavorecidas, parece abrirse una enorme brecha entre el interés abstracto por la política y la participación real. Se ha observado que los jóvenes de España tienden a tener un vivo interés por la política, pero son muy críticos con el funcionamiento del sistema político y muestran muy altos niveles de desconfianza en las instituciones y partidos políticos. A pesar del elevado interés general por la política, parece registrarse muy poca participación directa y sistemática en actividades que, de hecho, son esenciales para el funcionamiento de las instituciones democráticas, como la afiliación a partidos políticos o la participación en asociaciones de la sociedad civil”.

 

 

Ante esa significativa conclusión pudiéramos comentar que los jóvenes no es que no prefieran vivir bajo una atmosfera democrática, sino que expresan su inconformidad con la manera y procedimientos que los actores dirigenciales de los partidos asumen las instituciones que se les confían. Observo que se está dando en España, un “toma y dame”, lo que aquí definen como un “rifirrafe” continuado que se proyecta por todos los medios de comunicación y esa estridencia aturde y deja malas señales a los ciudadanos  espectadores de esos escandalosos debate en los que resaltan los insultos y los intercambios de acusaciones que conllevan al desprestigio de la casta dirigencial.

 

 

Otro elemento a tomar en cuenta es que los jóvenes españoles comparan es a la democracia con la democracia misma, ellos nacieron en esta era, cuya constitución cumple 45 años de vigencia, por lo tanto, a diferencia de sus abuelos, que vivieron y experimentaron los rigores de la dictadura de Franco, no pueden contrastar ese modelo en el que han nacido y crecido y con el que son, entonces, más exigentes a la hora de reclamar mejores oportunidades de servicios de educación, salud, de empleo y posibilidades de acceder a una vivienda.

 

 

También confunden a los jóvenes españoles ver y escuchar a referentes de la democracia española defender, proteger y exaltar regímenes gubernamentales que violentan los principios y valores democráticos. Es verdad que no faltan las razones para que los jóvenes de España se sientan motivados a exteriorizar sus inquietudes, para mostrarse inconformes con tal o cual política económica, educativa o criticar las fallas de cualquier administración de este país, pero los jóvenes deben tener y estar en cuenta que esas debilidades y errores de un gobierno circunstancial se pueden superar o corregir con más democracia, nunca cayendo en las redes del populismo, como ha sucedido en Cuba, Nicaragua y Venezuela, en donde imperan dictaduras que han dejado a su paso miseria y violaciones de derechos humanos a granel. Resulta insólito que a los jóvenes de España se les pretenda vender como un modelo digno a seguir, “el proyecto del Socialismo del Siglo XXI”, concebido por Hugo Chávez y Fidel Castro, que no son más que ideas anacrónica que solo han dejado a su paso por Americalatina pobreza, desolación y muerte.

 

 

A los jovenes de España los invito a cuidar su democracia, a protegerla de los asaltos de los populistas que apuntan al pecho de cada joven con la idea perversa de vaciarlo de ilusiones por el futuro. Solo me voy a limitar a reseñarles un ejemplo que les permitirá asimilar la dimensión de la catástrofe que arrastra el futuro de los jovenes venezolanso.

 

 

El profesor Carlos Calatrava, director de la Escuela de Educación de la UCAB, presentó recientemente unas cifras aterradoras que ponen a la vista de todos, los efectos nocivos que engendra el populismo que corroe las bases de las democracias. Veamos estas conclusiones de la investigacion promovida por la prestigiosa Univerisdad Catolica Andres Bello: “más de 100.000 educadores abandonaron la docencia porque su miserable sueldo no les permite vivir; otros continúan, pero con trabajos para complementar sus ingresos básicos. 60% de los niños tiene sólo 2 días de clase a la semana. 44% de las escuelas están en malas condiciones físicas, 72,2% no cuenta con servicio de Internet, 48% carece de servicios sanitarios y 46% tiene muy lamentables servicios de luz y de agua. Las universidades de financiamiento oficial solo reciben 10% del presupuesto que necesitan y por ello trabajan a media máquina con docentes en situación económica, también lamentable. Este cuadro catastrófico desanima la posible vocación educadora de los jóvenes y vacía los pedagógicos y las facultades universitarias de educación. Todo ello golpea fuertemente la calidad educativa. El profesor Calatrava cita un estudio (Secel) de la Escuela de Educación de la UCAB según el cual en 2022 los estudiantes de educación media lograron en promedio 8,11 puntos en habilidad numérica y 8,62 puntos en habilidad verbal, es decir, que el promedio de los jóvenes no llega a la nota mínima aprobatoria de 10 puntos”.

 

 

En conclusión, es evidente que esos modelos populistas y autoritarios, como los que ultrajan la dignidad humana en Cuba, Rusia, Nicaragua y Venezuela, deben ser espejos solo para mirarse y presagiar lo que le traerían a cada país que incurra en la locura de copiarlos. Sin más comentarios.

 

Antonio Ledezma.

@AlcaldeLedezma

 

La represión como patrón de conducta

Posted on: diciembre 10th, 2023 by Super Confirmado No Comments

 

 

“Cachiporra, macana y grilletes”, es lo que les quedan a las dictaduras que siguen reprimiendo a los ciudadanos que en sus respectivos países se resisten a rendirse ante los pies de sus respectivas dictaduras. En Venezuela, Nicolas Maduro en línea contraria a los compromisos asumidos en las negociaciones celebradas recientemente en la isla de Barbado, en vez de liberar presos políticos, detiene arbitrariamente a otros ciudadanos en este nuevo capítulo, atacando ferozmente al equipo de trabajo que secunda a la lideresa María Corina Machado. En evidente contradicción con el juramento que consta en documentos rubricados por sus enviados plenipotenciarios a esas mesas de diálogo, Maduro revela su desesperación y turbación ante el crecimiento extraordinario de María Corina Machado, convertida en la candidata presidencial designada en votaciones populares el pasado 22 de octubre. Para eclipsar esa hazaña histórica protagonizada por la ciudadanía venezolana, Maduro fraguó un referéndum para que “los venezolanos digan si el territorio Esequibo es nuestro”, evento que resultó en un rotundo fracaso que incrementó el estado de abatimiento de Maduro, que busca zafarse de esos compromisos pautados en Barbados y cómo detener el vertiginoso avance de María Corina por la ruta pacífica y electoral de la que pretenden sacarla, vía a la que ella se aferra definitivamente.

 

 

Mientras realizábamos una actividad en Plaza Luxemburgo de Bruselas, promovida por la defensora de los derechos humanos, Tamara Sujú, con el concurso de Eurodiputados que apadrinan a presos políticos de muchos países del mundo, nos llegó la noticia de esas nuevas cacerías que representan la persecución política como un patrón de conducta. De esas fechorías violatorias de los más elementales derechos humanos que encajan en la perpetraron de crimines de lesa humanidad, nos hablaron varios lideres presentes en dicha jornada.

 

 

En Nicaragua, nos relata el líder exiliado Félix Maradiaga que, “al igual que en muchas otras dictaduras del mundo, la detención arbitraria por razones políticas es un grave problema relacionado con una mayor represión contra la libre asociación, la participación política y los movimientos democráticos. Los autócratas han utilizado la detención arbitraria como un arma para impedir el crecimiento de los movimientos políticos prodemocracia, al poner a sus participantes o líderes en detención. No solo la detención arbitraria distrae y daña a los movimientos de libertad de expresión y no violencia, sino que también es una violación de los derechos de los detenidos y perjudicial para sus familias y seres queridos. La pérdida emocional, psicológica e incluso física infligida a individuos, sus familias, sus comunidades y los movimientos democráticos es una clara violación de los derechos humanos. La detención arbitraria es, en última instancia, un perverso esfuerzo dirigido a dañar a las personas opositoras donde son más vulnerables y someterles también a sus seres queridos, a un dolor extremo e injustificado. Es una forma de tortura. Resulta alarmante que ese método de represión se ha vuelto común en países como Nicaragua, dónde miles de personas han pasado por las cárceles por razones políticas y donde aún existen más de 100 presos políticos”. Félix Maradiaga es Coordinador del Instituto de Liderazgo de la Sociedad Civil, fue uno de los precandidatos presidenciales detenidos el pasado 8 de junio de 2021 por la dictadura de Daniel Ortega.

 

 

En Bolivia, según el relato que hizo la joven Carolina Ribera Añez, cuya madre, Jeaninne Añez, está sometida a prion de “existen más de 250 presos políticos, víctimas de la persecución política, la violación sistemática de sus derechos humanos, en indefensión por ausencia de Estado de Derecho en el país. El régimen que gobierna a la hermana república, siguiendo el modelo venezolano de Maduro, el modelo cubano castrista y el modelo nicaragüense de los Ortega Murillo, abusa del poder para fulminar a la libertad de expresión y la alternancia política, luego del fraude electoral de 2019 ante el cual, el pueblo boliviano se rebeló pacíficamente en defensa de su voto y de la democracia. A partir de entonces y una vez concluida la Presidencia transitoria de Jeanine Añez, quien asumió la pacificación del país y realizó nuevas elecciones nacionales entregando la Presidencia en noviembre de 2020, el régimen del MAS secuestró, trasladó y encarceló a más de 250 defensores de la democracia, sin derecho a debido proceso ni a garantías judiciales, separándolos de sus familias y obligados a una detención preventiva indefinida o a autoinculparse para aceptar una condena y así conseguir la libertad. América Latina y el mundo deben repudiar a los regímenes que persiguen a sus ciudadanos por sus ideas y criminalizan la política. Basta de persecuciones, liberen a la ex Presidente Jeanine Añez y a todos los presos políticos, que como ella, son víctimas del totalitarismo del socialismo del siglo XXI”.

 

 

“Hoy Cuba tiene más de 1000 presos políticos, muchos de ellos arrestados y sentenciados debido a las protestas del 11 de julio de 2021 los cuales viven en las prisiones del régimen bajo tratos inhumanos, uno de ellos es José Daniel Ferrer, el líder de la UNPACU, el cual ha sido llevado a celda de castigo y en muchos casos ha estado en paradero desconocido”. Así de conmovedora fue la intervención del periodista Victor Dueñas, fundador del proyecto sociocultural Babel y también integrante de la Plataforma Ciudadana Cuba Libre y fundador de la Fundación NewGeneation. Victor Dueñas continuo relatando que “a  “Ferrer, antes de ser arrestado arbitrariamente, llevaba un proyecto social de ayuda a la comunidad con el cual daba alimentación y medicina a los más necesitados, servicio que debieran ser cubierto por Estado; ha sido víctima de abusos y vejaciones a su dignidad en todo este tiempo que ha estado en prisión. Pero también está Luis Roble, un joven cubano de apenas unos 28 años que fue arrestado por llevar un cartel en la calle pidiendo la libertad de Denis Solís, esto se dice y no se cree!….que te arresten por llevar un cartel! Por eso el llamado que hizo en plena Plaza de Luxemburgo, el exilado cubano Victor Dueñas, activista y comunicador independiente permanece exiliado en Países Bajos desde 2018 a que “no es solamente por la libertad de todos los presos políticos sino también por eliminar la causa por la cual ellos están en prisión, les pedimos que se unan a apoyar a los pueblos de Venezuela, Nicaragua y Cuba para que logremos obtener nuestra libertad y logramos construir nuestro futuro con base al Estado de Derecho, pero con ciudadanos libres! Esta es la única garantía que tenemos para que en nuestra región no existan más presos políticos”.

 

 

Es un resumen probatorio de que los tiranos se reacomodan en ese eje del mal y que tienen las mismas mañas y proceden desprovistos de valores y principios de los que nada saben ni les importan. Para contrarrestar esos abominables procedimientos es indispensable consolidar nuestras plataformas de lucha por la libertad y la democracia, tarea que no tiene fronteras sino la amplitud del compromiso con la conquista de esos objetivos.

 

 

Antonio Ledezma

@AlcaldeLedezma

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de Confirmado.com.ve