Un helicóptero se estrella contra un edificio en Manhattan en un aterrizaje forzoso
junio 10, 2019 4:20 pm

 

El piloto ha muerto, según han confirmado los bomberos de Nueva York, que han extinguido el incendio producido en el lugar del suceso, un rascacielos entre la Séptima Avenida y la calle 51

 

 

Equipos de emergencias acuden al edificio de Manhatatan en el que se ha estrellado un helicóptero. BRENDAN MCDERMID

 

 

Un helicóptero se ha estrellado este lunes contra la azotea de un rascacielos en Manhattan pasadas las 13.30 hora local en Nueva York. El Departamento de Bomberos de la ciudad ha indicado que en el aparato viajaba solo el piloto, que ha muerto cuando trataba de realizar un aterrizaje de emergencia. La aeronave se incendió tras el impacto, sin provocar daños estructurales en el edificio. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha manifestado que no hay indicios de que se trate de un acto terrorista pero el accidente ha sido suficiente para crear confusión.

 

 

El rascacielos, de 54 plantas, está situado en el 787 de la Séptima Avenida, entre las calles 51 y 52, en pleno centro de Manhattan. El inmueble, llamado AXA Equitable Center, lo ocupan, principalmente, firmas financieras. Al principio se habló de la posibilidad de que fuera una pequeña avioneta; después, se especuló con la posibilidad de que se tratara de un problema mecánico. En el momento del accidente llovía con fuerza en Nueva York y la visibilidad era muy baja, lo que complicó las labores de rescate. Otros edificios aledaños decidieron evacuar voluntariamente.

 

 

 

 

 

 

La zona de Midtown donde se produjo el siniestro tiene gran cantidad de edificios. Está situada al norte de Times Square y en la misma calle que el Radio City Music Hall, donde la noche del domingo se celebró la entrega de premio Tony. Las calles del entorno del AXA Equitable Center fueron cortadas al tráfico para facilitar las labores de los servicios de emergencia. A la zona se desplazaron un centenar de efectivos. Los inquilinos del edificio pensaron que se trataba de un simulacro de incendios; algunos, al sentir el impacto, creyeron que se trataba de un pequeño seísmo.

 

 

«Podría haber sido mucho peor», ha comentado después en rueda de prensa el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, que reiteró a los vecinos que no había ningún tipo de peligro para los residentes. A parte del piloto fallecido, no ha habido heridos. La información del accidente es en este momento preliminar. Las autoridades deben verificar por qué la aeronave se encontraba dentro de la zona de exclusión en Midtown y si tuvo contacto con los controladores en el aeropuerto de LaGuardia. Solo se indicó que despegó del helipuerto en la calle 34 y que estuvo volando 11 minutos antes de estrellarse.

 

 

Una vez extinguido el fuego, los bomberos trataron de lidiar con el combustible del helicoptero. La agencia de la aviación civil en Estados Unidos (FAA, en sus siglas en inglés) se limitó a decir que está recopilando información para poder determinar las causas del siniestro. El gobernador Cuomo ha dicho: «Los accidentes suceden». Hace solo un par de semanas que otro helicóptero tuvo que aterrizar de emergencia en el río Hudson. El presidente de EE UU, Donald Trump, ha agradecido en su cuenta de Twitter la labor de los equipos de emergencia: «Gracias por todo lo que hacéis».

 

 

La investigación del accidente está ahora en manos de la NTSB, la agencia encargada de las seguridad en el transporte. El helicóptero siniestrado es un Agusta A109E, con capacidad para ocho asientos. En las redes sociales circulaba un video en el que supuestamente puede verse al helicóptero siniestrado volando de manera errática antes de realizar el aterrizaje de emergencia. Los vuelos de pequeñas aeronaves privadas o para excursiones turísticas están limitados al río Hudson y al East River. El centro de Manhattan está totalmente restringido, especialmente la zona donde se produjo el siniestro porque se encuentra muy próxima a la Torre Trump.

 

 

 


EL País



0 comments