Tipos de píldoras anticonceptivas: cuáles engordan, diferencias y las más peligrosas entre las más usadas
diciembre 15, 2017 7:50 pm

Las marcas de píldoras anticonceptivas más usadas en Latinoamérica tienen entre sus componentes una infinidad de hormonas con características, indicaciones y efectos colaterales distintos. Puede ser un poco intimidante, pero aquí te explicamos en qué consisten cada una de ellas.

 

 

Recuerda que antes de iniciar un tratamiento hormonal, es indispensable primero acudir con tu ginecólogo. (También aquí encontrarás una lista con los anticonceptivos más y menos eficaces).

 

 

¿Qué tipos existen?

Píldora combinada: une dos sustancias distintas, generalmente derivadas de la progesterona y el estrógeno (que pueden presentarse como etinilestradiol o estradiol), los cuales reducen el flujo menstrual y los cólicos.

 

 

Píldora simple: son aquellas píldoras cuya fórmula sólo contiene una hormona, por lo general proviene de la progesterona, lo que genera menos efectos secundarios.

 

 

A pesar de las diferencias, ambas clasificaciones poseen de un 98 % a un 99 % de eficacia si se utilizan de manera correcta. Los malos hábitos, como no ser constante, disminuyen la eficacia de la píldora.

 

 

A continuación, te explicamos los detalles principales que necesitas saber sobre los anticonceptivos que más se emplean en Latinoamérica (es probable que no todos estén disponibles en tu país):

 

 

Anticonceptivos: nombres de los más usados y sus diferencias

 

 

Belara

Tiene 2 miligramos de acetato de clormadinona y 0,03 de etinilestradiol. El primer componente, de acuerdo con el folleto de instrucciones, tiene una acción positiva sobre el acné y la producción de sebo en la piel. Cada cartón contiene 21 comprimidos y requiere un intervalo de siete días.

 

 

Cerazette

Por no ser un anticonceptivo combinado, es el indicado para casos en los que existe un riesgo de trombosis, ya sea porque esa enfermedad aparece en el historial familiar o porque padecen tabaquismo.

 

 

Se le llama “píldora de la lactancia” o mini-píldora. Posee un tipo de progesterona denominada desogestrel y la caja contiene 28 comprimidos de uso continuo que impiden que la mujer menstrue. A pesar de este efecto, el ginecólogo y obstetra Elvio Floresti afirmó que este anticonceptivo puede causar sangrados llamados “escapes”, que ocurren incluso durante el uso del medicamento. Puede aumentar la oleosidad y el acné en el rostro.

 

 

Diane 35

Píldora combinada con 0,035 miligramos de etinilestradiol (una especie de estrógeno) y ciproterona (similar a la progesterona). Con una fórmula igual a la de Selene, es recetada para mejorar el acné, controlar el crecimiento de los vellos corporales y tratar los ovarios poliquísticos. El empaque contiene 21 comprimidos que deben seguir después de una pausa de siete días.

 

 

Mercilon

Posee desogestrel y etinilestradiol en baja cantidad, lo que cuida la salud de la piel. Contiene 28 comprimidos de uso continuo y detiene la menstruación.

 

 

Microvlar

Posee 0,15 miligramos de levonorgestrel y 0,03 de etinilestradiol. Sus 21 comprimidos ayudar a evitar el embarazo y también controlan el flujo menstrual abundante.

 

 

Selene

Presenta el mismo tipo y cantidad de hormonas que Diane 35, así que se recomienda para personas con acné, exceso de vello y ovarios poliquísticos.

 

 

Tamisa 20 o 30

Tamisa 20 contiene 0,075 miligramos de gestodeno y 0,02 de etinilestradiol. El Tamisa 30 contiene 0,03 de la misma hormona, por lo que la cantidad debe escogerse con orientación médica. Es una caja con 21 píldoras y siete días de pausa.

 

 

Yasmin

Cada paquete trae 21 comprimidos y siete días de intervalo. Contiene 3 mg de drospirenona, y 0.03 mg de etinilestradiol.

 

 

Yaz

Cuenta con 24 pastillas que preceden a una pausa de 4 días. Está compuesta por 3 mg de drospirenona y 0.02 mg de etinilestradiol.

 

 

¿Cuál píldora anticonceptiva engorda?

La idea de que los anticonceptivos engordan no es necesariamente cierta. El ginecólogo y obstetra Elvio Floresti Junior explicó que estos compuestos no mueven la báscula de manera directa, pero sí es posible que aumente la retención de líquidos, lo que hincha el vientre y causa la impresión de que se subieron unos kilos.

 

 

“El exceso hídrico en las mujeres puede tener influencia hormonal, pero no es posible afirmar cuál es mejor o peor, pues varía mucho para cada mujer”, explicó el doctor. Por lo tanto, lo ideal es buscar a un especialista.

 

 

¿Cuál no engorda?

De acuerdo con el médico, las fórmulas con poco estrógeno y progesterona (que por lo general contiene drospirenona, sustancia con acción diurética) en teoría causan menos retención de líquido. Pero incluso así no es posible afirmarlo, pues cada organismo reacciona de manera diferente.

 

 

¿Qué pastilla es mejor para cada efecto deseado?

A pesar de algunas desventajas, la píldora anticonceptiva puede traer beneficios para la piel y controlar algunas enfermedades femeninas:

 

 

Para el acné:

Elvio Floresti Junior comentó que las indicadas para amenizar el acné son las que poseen poder antiandrogénico, es decir, que inhiben a las hormonas que estimulan y mantienen las características masculinas en el cuerpo. Compuestos combinados con ciproterona progesterona son buenas opciones.

 

 

Para los ovarios poliquísticos y la endometriosis:

Qué píldora usar es una de las principales dudas sobre la endometriosis. Caracterizada por el escape de las células presentes en la mucosa que recubre la cara del útero (el endometrio), esta enfermedad puede tratarse con el uso de anticonceptivos combinados.

 

 

Los mismo aplica para los ovarios poliquísticos, en donde el problema hormonal propicia la formación de quistes. Las fórmulas con estrógeno y progesterona inhiben la ovulación y la producción de hormonas, lo que controla los síntomas de estos padecimientos.

 

 

Para quien amamanta:

Quien se encuentra en periodo de lactancia puede ingerir píldoras anticonceptivas 40 días después del parto, pero hay algunas restricciones. Lo mejor es evitar compuestos que contienen estrógeno, la hormona que disminuye la producción de leche materna. Por lo tanto, las lactantes deben elegir anticonceptivos orales que sólo tienen progesterona.

 

 

En cuanto a los comprimidos combinados, las mujeres que amamantan pueden usarlos después del sexto o séptimo mes post-parto, cuando dejan de afectar la producción de leche materna.

 

 

Para la piel:

Los mejores tipos de anticonceptivos para la piel son los que tienen acción antiandrogénica, es decir, que controlan la aparición de características masculinas en el cuerpo de las mujeres. En consecuencia, esto ayuda a reducir la oleosidad, el acné y la presencia de vello. Compuestos con ciproterona, desogestrel y clormadinona poseen estos efectos.

 

 

Para quien nunca ha tomado píldoras:

No es posible determinar sin consultar a un ginecólogo cuál es el mejor tipo de hormona para quien nunca ha tomado anticonceptivos, ya que cada organismo tiene sus propias reacciones y peculiaridades (como el acné, los cólicos menstruales intensos y la obesidad).

 

 

Sin embargo, algunos expertos recomiendan comenzar con una píldora de baja dosificación, con un bajo contenido hormonal, y si no se presentas efectos adversos, apostar en una más fuerte.

 

 

¿Cuál tiene menos hormonas?

Entre los anticonceptivos más utilizados hay distintos tipos de dosificaciones hormonales. Las más bajas presentan menos de 0,03 miligramos de etinilestradiol, que es estrógeno sintético.

 

 

Sin embargo, Elvio Floresti Junior explicó que el hecho de que una píldora posea menos hormonas no quiere decir que tendrá menos efectos colaterales. Lo mejor es visitar a un médico que te ayude a elegir el tipo de pastilla ideal para ti.

 

 

Píldoras más peligrosas

Así como sucede con la dosificación hormonal, la clasificación de píldoras como las mejores o las peores es controvertida, pues la elección del medicamento debe ser individualizada de acuerdo con las características, hábitos y preferencias de cada mujer.

 

 

Por ejemplo, las fumadoras deben tener cuidado al usar anticonceptivos orales, ya que esta combinación podría aumentar el riesgo de coágulos en la sangre.

 

 

Sin embargo, hay investigaciones que encontraron efectos secundarios graves relacionados con algunos anticonceptivos. El organismo estadounidense que regula la distribución de medicamentos – Food and Drug Administration (FDA) – informó en 2012 que las mujeres que toman píldoras con drospirenona tienen un mayor riesgo de padecer trombosis.

 

 

Trombosis

La trombosis es la pesadilla de las mujeres que toman la píldora, lo que la convierte en uno de los principales motivos que las incita a buscar otros métodos anticonceptivos. La condición ocurre por la formación de coágulos en las venas, por lo general en los miembros inferiores, lo que bloquea la sangre y causa dolor e hinchazón.

 

 

El verdadero peligro se presenta cuando este coágulo se libera y viaja por el torrente sanguíneo, en donde puede terminar en órganos como el pulmón y el cerebro. Esto ocasiona una embolia, la cual puede llevar a la muerte.

 

 

Las píldoras combinadas con estógenos pueden aumentar la probabilidad de desarrollar esta enfermedad, ya que sus efectos a veces interfieren en el flujo sanguíneo. Sin embargo, el riesgo es pequeño. De acuerdo con el ginecólogo Elvio Floresti Junior, la ocurrencia de trombosis en la población normal es de 2 a 3 casos de cada 10 mil habitantes. Para quien ingiere comprimidos combinados, el índice pasa de 5 a 9 casos.

 

 

Según el experto, lo mejor es constatar si la mujer posee factores de riesgo, como el tabaquismo o un historial de enfermedades vasculares en la familia. De presentarse una de estas contra-indicaciones, se debe optar por una fórmula sólo con progesterona u otro tipo de anticonceptivos, como el anillo vaginal, el DIU o anticonceptivos inyectables.

 

 

¿Qué otros riesgos existen?

Al igual que otros métodos anticonceptivos, la píldora tiene posibles efectos colaterales como dolores de cabeza, ardor en el estómago malestar general, retención de líquido e incluso disminución de la libido. Estas consecuencias se presentan a corto plazo. Según el doctor Floresti Junior, lo que más se debe vigilar son los efectos a largo plazo.

 

 

El uso de estrógenos durante muchos años puede aumentar el riesgo de problemas vasculares como la trombosis, principalmente si la mujer ya presenta otros factores de riesgo como la diabetes, presión alta, tabaquismo u obesidad.

 

 

Fuente: Vix



0 comments