Seis advertencias de salud que toda mujer debe tener en cuenta en sus 30
febrero 8, 2019 2:46 pm

Bienvenida a los 30 años, a la mejor edad de tu vida, pero también en la que enfrentarás grandes cambios y dirás (solo un poco) adiós a la juventud, es por ello que hoy te queremos hablar de las seis advertencias de salud que toda mujer debe tener en cuenta al llegar al “tercer piso”.

 

 

 

 

La Oficina de Salud de la Mujer recomienda que todas las mujeres de 30 años de edad reciban atención médica preventiva programando sus visitas anuales de bienestar, así como las pruebas y vacunas recomendadas por sus proveedores médicos.

 

 

 

 

También es imperativo comenzar a escuchar las señales que envía su cuerpo para hacerle saber que algo puede estar mal. Ignorar los problemas de salud solo hará que sean más difíciles de tratar.

Aquí las mencionadas advertencias

Aumento de peso que se siente imposible de evitar

 

 

 

 

 

 

 

El aumento de peso no deseado es una realidad desafortunada para las mujeres de todas las edades, pero a medida que su metabolismo comienza a disminuir en sus 30 años, estos kilos pueden ser más difíciles de perder. El Centro Nacional de Recursos para la Salud de la Mujer sugiere que las mujeres de 30 años de edad mantengan un programa de ejercicios que incluya actividades aeróbicas , como caminar, trotar o andar en bicicleta, para estimular su metabolismo lento.

 

 

 

 

Además, trata de comer una dieta saludable que sea baja en grasas saturadas, alta en frutas y verduras, y haga un esfuerzo para evitar las comidas procesadas y chatarra.

Nuevos o cambientes lunares o manchas en la piel

 

 

 

 

Esas horas que pasaste en la playa, en la piscina o en la cama de bronceado pueden comenzar a alcanzarte en tus 30 años. La American Cancer Society informa que el melanoma es uno de los cánceres más comunes en personas de 30 años o menos, especialmente en mujeres. Si el melanoma corre en tu familia , puedes estar en riesgo incluso a una edad más temprana.

No todos los problemas de fertilidad están relacionados con la edad

 

 

 

Pero, a veces, su edad no es la causa de la infertilidad . Puede estar experimentando un desequilibrio hormonal, tener un tumor o quiste, o tener problemas no diagnosticados con sus glándulas tiroides.

 

 

 

 

Consulte a un médico si tiene problemas para quedar embarazada , ya que puede estar relacionado con una afección tratable.

Sangrado vaginal inexplicable o anormal

 

 

 

 

 

Es normal tener un período intenso o experimentar un ciclo irregular de vez en cuando. A menudo el estrés es el culpable y su cuerpo se regulará. Pero a medida que ingresa a la perimenopausia, por lo general en los primeros 40 años, puede comenzar a experimentar periodos muy intensos debido a la disminución de la progesterona y al aumento de estrógeno , según el Centro para la Investigación del Ciclo Menstrual y la Ovulación. Pero, si esto sucede en sus 30 años, podría ser un signo de un problema más serio.

Perdida de cabello

 

 

 

 

La mayoría de las mujeres pierden entre 50 y 100 cabellos al día según la AAD. Sin embargo, el desprendimiento de cabello excesivo (efluvio telógeno) o la pérdida de cabello debido a que el folículo ya no está creciendo (efluvio anágeno) son señales de alerta de un problema grave. Si bien el estrés y el parto son las causas más comunes de pérdida de cabello en los 30 años, esta puede ser una señal de que su cuerpo carece de nutrientes importantes.

 

 

 

La Dra. Heather Wickless le dice a Health que cuando ve a una paciente de 30 años que experimenta pérdida de cabello , generalmente se debe a una deficiencia de hierro. Debido a que la menstruación puede agotar el suministro de hierro de una mujer, se recomienda que tomen 18 miligramos de hierro por día, aproximadamente 10 miligramos más que los hombres.

Problemas respiratorios nuevos o que empeoran

 

 

 

 

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), casi el 18% de las mujeres entre las edades de 25 y 44 años son fumadoras . Aunque la mayoría de los problemas pulmonares relacionados con el cigarrillo se diagnostican entre los adultos mayores, las mujeres que fuman a los 30 años de edad siguen teniendo riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfermedad cardíaca, enfisema, apoplejía, leucemia, asma, neumonía y tuberculosis.

 

 

 

 

Un estudio de 2012 en The Lancet descubrió que dejar de fumar antes de cumplir los 40 años ayuda a reducir más del 90% del exceso de mortalidad (número de muertes) causada por el hecho de seguir fumando, y detenerse antes de los 30 años evita más del 97%.

 

 

 

 

Fuente: soy carmín