Rolando Peña: “Sigo siendo un personaje de la Totalidad”
diciembre 6, 2018 11:26 am

Una exposición en Pinta Miami revisa los años del artista en Nueva York

 

 

A partir de este jueves, el público que visite la feria de arte Pinta Miami podrá acercarse a una época crucial en el desarrollo y formación del artista venezolano Rolando Peña: los años en los que “Príncipe negro” vivió en Nueva York. De 1966 a 1979. Peña, por entonces un joven desenfadado de 24 años, descubría no solo la ciudad en la que todo sucede, sino que llevado por su necesidad de crear sin límites, dio forma al movimiento The Foundation for the Totality, en el que lo acompañaron colegas como Juan Downey (Chile, 1940); Manuel Vicente Peña, conocido como Manuel Quinto (Colombia, 1949); Waldo Balart (Cuba, 1931), y Jaime Barrios (Chile, 1945).

 

 

 

 

 

La exposición Foundation for the Totality. Rolando Peña, New York, 1966-1979, que presenta en Pinta Miami la galería The Inclusive Way, es un proyecto investigativo y curatorial que rememora las acciones y pensamiento de ese movimiento artístico underground que llamó la atención de Andy Warhol y de algunos de los representantes de la Generación Beat.
Todo comenzó a gestarse, según cuenta Peña, en 1963, cuando viajó a Nueva York becado por tres meses para hacer un curso intensivo de danza contemporánea en la Academia de Martha Graham, experiencia que, ya de vuelta en Caracas, lo llevó a proponerle a José Ignacio Cabrujas el espectáculo multimedia Testimonio, en el que a partir de la combinación de danza, teatro, diapositivas, luces, músicos, retrató la situación del país en ese entonces. A este espectáculo siguió Homenaje a Henry Miller, por el que la Embajada de Estados Unidos en Venezuela y el Ministerio de Educación le otorgaron una beca para completar sus estudios en la academia de Graham. “Estando allá me di cuenta que la técnica de Graham era muy tiesa y yo estaba en una búsqueda mucho más libre, más en pro del performance, de los happenings, de un arte más libre, más como el jazz. Me fui por mi cuenta. Conocía a muchos artistas jóvenes latinoamericanos, chilenos, colombianos, ecuatorianos, argentinos, mexicanos y neoyorquinos. Fue ahí cuando decidí crear The Foundation for the Totality”, recuerda Peña.
La muestra que presentará The Inclusive Way hasta el 9 de este mes en Pinta Miami ofrece, así, un recorrido documental, testimonial y de obras correspondientes al período que aborda la exploración curatorial (1966-1979), realizada por Andreina Fuentes-Angarita.
-¿Qué hacían en la Fundación para la Totalidad? 
-Hacíamos cosas de vanguardia bastante avanzadas y arriesgadas para la época. Para mí, es la época de oro de Nueva York, y de gran importancia en la evolución y la formación de mi trabajo. Es una época imborrable en mi corazón.
-¿Qué filosofía tenía ese movimiento? 
-Yo fui un niño precoz. Ya había pasado por el budismo zen, el Tao, había leído mucho de la filosofía oriental, donde se hablaba del todo. En cierta forma, tenía una concepción del mundo y de las cosas. Entonces, comencé uniendo las artes. Mi filosofía se basaba en eso, que era como muy elemental, pero también muy serio, profundo. La Totalidad es la unión de las energías positivas, de los sexos, de muchas cosas. Para mí era importante unir, no desunir; abrir puertas, no cerrarlas.
“La Totalidad es parte de toda mi vida, de un momento glorioso como artista y como ser humano. Siempre la llevo en mi corazón y en mi cerebro. No puedo librarme de ella. Fue un momento de encuentro con gente maravillosa, de solidaridad, de grandes amores… Con la madurez uno decanta muchas cosas, pero en el fondo me sigo considerando un personaje de esa época, un personaje de la Totalidad”, prosigue el artista.
-¿Qué queda en Rolando Peña de aquellos años? 
-En el fondo sigo armando cosas que tienen que ver con esa época y con ese movimiento. Adonde quiera que llego, París, Madrid, Salamanca, Miami, siempre estoy organizando cosas con gente joven: encuentros de poetas, artistas visuales, videoartistas, propuestas multimedia… Organizando eventos que tengan que ver con la filosofía, la astrofísica, la física… Sigo siendo un personaje de la Totalidad, quiera o no quiera. Eso lo tengo en el ADN, no puedo evitarlo.
Foundation for the Totality. Rolando Peña, New York, 1966-1979 se presenta en el espacio de Crossing Cultures / The Inclusive Way, Booth D-2, de la feria Pinta Miami.
EU

 

 



0 comments