Rocío San Miguel: “El goteo de las deserciones militares está erosionando la roca”
febrero 21, 2019 11:18 pm

 

 

La experta en el sector castrense analiza el dilema al que se enfrentan las Fuerzas Armadas en Venezuela

 

Rocío San Miguel (Caracas, 1966) estudia desde hace años al sector castrense en Venezuela. Es abogada, directora ejecutiva de la ONG Control Ciudadano, y una referencia cuando se trata de descifrar a la hermética Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Según la experta, en el país sudamericano se consolida una alternativa real de poder no vista en la oposición desde las elecciones presidenciales de 2013, encarnada por el excandidato presidencial Henrique Capriles, y con impacto en los cuarteles. “Es una opción clara, diáfana, capaz de aglutinar al liderazgo opositor tras de sí. Eso no existía desde hace seis años, eso es muy importante para los militares. Tenemos manifestaciones y una masa crítica en la calle, muchas veces descomunal y que, en muchos casos, la FANB ha demostrado la voluntad de no reprimir”.

 

 

Se refiere al presidente “encargado” Juan Guaidó que intenta un acercamiento a los soldados a través de su discurso y proyecto político. Su promesa es aplicar una Ley de Amnistía para desafiar la hegemonía de Nicolás Maduro, pero el alto mando ha rechazado el ofrecimiento y ratificado su respaldo al líder chavista. De momento, la presión aumenta sobre las tropas y la incertidumbre prevalece en la pugna política.

 

 

P. ¿Es posible una insurrección militar contra Nicolás Maduro?

 

 

 

R. La insurrección clásica es complicada. Creo que hay tres grupos de poder importantes en la Fuerza Armada Nacional. Básicamente, los altos mandos militares están comprometidos con los incentivos de lealtad que ha repartido la revolución. Nadie llega a esos puestos sin comprometerse. Ese es un grupo clave, los más visibles. El otro grupo de poder, que se identifica con el 90% de los venezolanos, rechaza la situación del país. Ellos no forman parte de la cúpula. Y una tercera fracción, que es interesante, está representada en oficiales retirados. Los podemos denominar como el chavismo militar que, claramente, ya está abandonando a Maduro.

 

 

 

Es importante prestar atención al dilema de ese chavismo militar contrario a Maduro, que no tiene cómo resolver la toma de poder porque Estados Unidos cerró el juego para ellos. Los Estados Unidos no admiten una transición sin Juan Guaidó. Entonces, ¿cómo hacer una insurgencia? ¿Cómo asumir el poder sin apoyo internacional? Es muy complicado. No estoy hablando del bien y el mal, sino en términos analíticos… Estamos, prácticamente, con una visa internacional que apoya a la insurgencia en Venezuela, siempre y cuando sea a favor del líder opositor.

 

 

P ¿Nicolás Maduro está condicionado por la cúpula militar o Cuba?

 

 

R. Eso es un acertijo. Muchos dicen que son los militares, pero yo no lo creo. Es posible que esa ruta del punto de no retorno esté condicionada por Cuba. Es decir, Maduro no puede caer antes de referendo constitucional cubano [del 24 de febrero] porque es simbólico. En La Habana, el efecto de lo que sucede en Venezuela es demasiado poderoso, una posible caída de Maduro antes del referendo puede provocar un aleteo que mueve a Cuba, no solo en su estructura de poder, sino también en su población

 

 

P. ¿Qué efecto tienen las últimas deserciones militares sobre la FANB?

 

 

R. Todo es un goteo que está erosionando la roca. Tenemos 4.009 deserciones reconocidas por la Guardia Nacional en enero de este año, en un documento que filtró la propia institución con la intención de alertar que se están yendo. De hecho, creo que la convocatoria hecha por Maduro de incorporar a la Milicia como conscriptos, como soldados de tropa alistada, en el Ejército y en la Guardia Nacional es porque hay un problema muy relevante de pie de fuerza en la estructura de la FAN.

 

 

P. Maduro denuncia planes de una intervención militar. ¿Qué capacidad de respuesta tiene el Ejército venezolano?

 

 

R. El poder relativo de combate entre Estados Unidos y Venezuela es completamente desbalanceado. Un enfrentamiento militar convencional entre ambos países no duraría más de tres días.

 

 

P. ¿Cuál sería la peor reacción de la Fuerza Armada ante la inminente entrada de la ayuda humanitaria a Venezuela?

 

 

R. No es descartable un escenario violento. Hay que advertir a las Fuerzas Armadas, la responsabilidad de muertos y heridos en el ingreso de ayuda humanitaria será de los efectivos con mando en la jurisdicción. La ayuda humanitaria es un medio protegido, un bien protegido mundialmente que tienen, además, los combatientes de la naturaleza que sean regulares e irregulares la obligación de respetarlo. Eso es internacional.

 

 

EL PAÍS

MAOLIS CASTRO