Recordando a mi primo, Jorge Scull
junio 24, 2019 12:58 pm

 


Queridos familiares y amigos de mi primo Jorge Scull:

 

 

El pasado viernes 21 pasé por la Casa Cortés, que fundara nuestro recordado Juanito, y estaba muy concurrido, a pesar de la triste y precaria situación de abandono que vive Caracas, consecuencia de casi 20 años de deterioro, mejor dicho, destrucción continuada, que sufre la ciudad y sus habitantes, ejecutada por los personeros de este régimen inhumano.

 

 

Al llegar a mi casa, recordé que nuestro extrañado primo Jorge cumplía años el 22 de junio, y me puse a rezar.

 

 

Me di cuenta entonces que estuve compartiendo, varias horas, con amigos de mi primo, quien como todos saben era un asiduo de esta fonda, barra y oficina, como somos muchos de sus clientes.  Sin entrar en Google, creo que los franceses nos calificarían de «habitués.»

 

 

Tenía más de seis meses que no iba, pues regresé el lunes 19 del “Imperio Mesmo«, coincidiendo por cierto con la visita de la Sra. Bachelet, a quien la estaban esperando frente a la oficina de las Naciones Unidas, a varias cuadras de distancia, en la Avenida Francisco de Miranda, donde centenares de ciudadanos independientes o de distintas toldas políticas, muchos jóvenes y representantes de organizaciones de protección de Derechos Humanos, se habían congregado. Los vi cuando iba rumbo al restaurante.Resultado de imagen para recordando a mi primo jorge scull

No sé si fue coincidencia, pero la verdad es que lo que viví durante esas horas del viernes 21 en nuestro sitio habitual de reunión, era como si Jorge estuviera a mi lado.

 

 

Casi todos los amigos y clientes de Casa Cortés, esa noche, eran amigos de Jorge.

 

 

No deseo escribir una lista de nombres, para no olvidarme de los muchos  de sus panas, de sus amigas, de sus amores, que estaban allí -repito: no sé si por casualidad-.

 

 

Sin embargo, sí voy a nombrar a los hermanos Rodríguez (a quienes no recuerdo haberlos visto antes), y a Macky Arenas, quienes vinieron  de Cuba huyendo de la tiranía comunista de los Castro, al igual que Jorge Scull Mederos, y sus hermanos René, y Eduardo.

 

 

Para quienes no lo sepan, su madre, mi tía María, y René su padre, estuvieron luchando en la resistencia, en el JURE, movimiento proveniente de la Juventud Católica. Se opusieron a todo tipo de dictadura: primero la de Fulgencio Batista, luego la marxista-leninista que todavía desangra a la vecina y querida Isla.

 

 

En memoria de ellos y de Valentín Arenas, recientemente fallecido padre de nuestra admirada Macky, brillante educador universitario, maestro de generaciones, defensor permanente de los valores de la libertad y de la trascendencia, deseo recordar su compromiso perenne y una promesa hoy compartida por millones de venezolanos: LA LUCHA CONTINÚA.

 

 

René, padre de Jorge, fue Gerente de Ventas de Bolívar Films, y su mamá María, profesora en la Academia Medici.

 

 

Todos ellos contribuyeron con su esfuerzo, su acción emprendedora y su ejemplo con su nueva Patria, tuvieron éxito profesional,  e hicieron muchas amistades, pero quien superó a todos en tal materia, incluyendo a sus primos fue, sin lugar a dudas, Jorge, quien siempre daba la impresión de que   el brasileño Roberto Carlos le había dedicado su canción: «(Quiero tener) un millón de amigos.»

 

 

Los tuvo y los tiene. Fieles a su recuerdo, a tantas hermosas anécdotas, a su maravillosa empatía y don de gentes.

 

 

Volveremos a vernos, con él, en el mismo lugar y más arriba.

 

 

Feliz cumpleaños, primo.

 

 

Beta.
Guillermo Betancourt Oteyza

 



0 comments