Ramírez y González dominan el circuito
noviembre 29, 2018 12:24 pm

El jardinero de los Leones y el tercera base de las Águilas asaltaron el liderato de bateo

 

 

 

La hegemonía de Alejandro De Aza terminó. El comienzo de la segunda mitad de campaña intensificó la competencia y los lanzadores rivales lograron desestabilizar al importado que controló el liderato de bateo en cuatro de las primeras seis semanas. Harold Ramírez y Alberto González aprovecharon eso para asaltar el primer lugar y postularse como los nuevos aspirantes al título de bateo.

 

 

 

 

Ramírez, jardinero de los Leones del Caracas, había escoltado a De Aza en buena parte de la primera mitad, pero tuvo que esperar hasta el comienzo de la octava semana para que su consistencia y solidez ofensiva le permitiera superarlo, porque indudablemente el colombiano ha sido uno de los bates más consistentes de la ofensiva capitalina.
El importado terminó octubre bateando para .394 con un batazo de vuelta completa y 10 carreras impulsadas en un total de 66 visitas al plato. Ya en noviembre ha despachado tres jonrones y remolcado 16 anotaciones en 74 oportunidades, además de negociar 11 bases por bola, ocho más de las que logró en el primer mes.
Su actuación fue bálsamo para el conjunto capitalino luego de que el boricua Anthony García, que en 23 juegos de la campaña pasada destacó con cuatro estacazos y 13 remolques, quedará en deuda al terminar ligando apenas para .188.
“Ramírez ha sido muy consistente”, dijo el manager Mike Rojas está semana al presentar un balance de su equipo que en las primeras de cambio lucia invencible pero ha perdido fuerza en la medida que avanza el torneo. El estratega destacó la habilidad del colombiano para poner la bola en juego y mover a los corredores, entendiendo que es un bateador de mucho contacto, lo cual termina siendo determinante en esta liga.
En esa misma línea se encuentra Alberto González, antesalista de las Águilas del Zulia, quien ha ido de menos a más para convertirse en el bate más productivo de un lineup que tiene a hiteadores regulares como Alí Castillo, José Tábata y el experimentado Alex Romero.
El zuliano, de 35 años, recién llegado a la novena rapaz, vive un extraordinario renacer ofensivo al batear por encima de .300 por primera vez en las últimas dos campañas, lo que lo convierte en un claro candidato al Premio “Luis Salazar al regreso del año.
En 32 juegos ya tiene 40 indiscutibles, tan solo seis menos de los que consiguió la zafra pasada con el uniforme de los Tigres de Aragua en 50 compromisos en los que ligó para .251. Sin duda alguna está edición ha resultado en grandes cosas para él desde el comienzo pues en octubre, aunque marchaba lejos de los líderes, terminó bateando para .342 con un bambinazo y seis carreras empujadas.
La consistencia en el home le permitió ir cortando distancias con De Aza a lo largo de noviembre para finalmente imponerse de cara al fin de mes gracias a una cosecha extraordinaria de 25 hits, incluidos cinco dobletes, y seis remolques en 72 oportunidades. Y si algo ha dejado claro es que no está dispuesto a ceder terreno.
Astudillo se aproxima
Al asecho del tercer puesto, que ahora ocupa De Aza, se encuentra el indescifrable bateador de Caribes de Anzoátegui, Willians Astudillo, quien batea .353 con cuatro estacazos y 30 remolques. Además de su impresionante récord de apenas un ponche en 139 visitas al home. La llegada de diciembre promete avivar la batalla porque aun nada está dicho.

 

 

 

 

EU



0 comments