¿Por qué los auxiliares de vuelo llevan las manos escondidas cuando entras en el avión?
abril 11, 2017 2:16 pm

 

Las manos puestas a su espalda. Es algo que tienen en común todos los auxiliares o azafatas de las aerolíneas al recibirnos en el avión. ¿A qué se debe esto? Está claro que tendrán esta pose por política de las compañías aéreas pero, ¿por qué? ¿Es solo protocolo, tienen las manos sucias o esconden algo?

 

 

 
Podría ser perfectamente una cuestión de marketing y protocolo. Obligas a que las azafatas tengan esa pose cuando entramos para que los pasajeros se centren en la cara feliz de la persona que los recibe. Al poner los brazos detrás se consigue que se centre más la mirada en el uniforme de la compañía y que las manos no hagan de distractores.

 

 

 

Sin embargo, este no es el único motivo. Visto el poco tiempo que tiene la tripulación para tener el avión listo y entre vuelo y vuelo, no sería de extrañar que les pidieran recibir a los pasajeros con las manos a su espalda para esconder la suciedad que pudieran tener después de limpiar el avión en un tiempo record.

 

 

 

Nada más lejos de la realidad. Los auxiliares de vuelo que nos reciben con los brazos hacia atrás, escondiendo sus manos, sostienen en ellas un contador manual que sirve precisamente para llevar la cuenta de los pasajeros que han subido al avión.

 

 

 

Entonces, cada vez que saludan a uno de los pasajeros gentilmente están haciendo un clic en el contador para llevar el conteo de personas que ha subido al avión. De esta manera pueden contrastar el número de pasajeros que ha entrado con el que viene en la lista de pasajeros. No es más que un sistema más de control del avión.

 

 

 

Rutas.excite

Por Confirmado: Oriana Campos



0 comments