Papa Francisco se compromete a que la Iglesia combatirá los abusos sexuales contra menores
enero 7, 2019 9:37 am

 

La Iglesia combatirá los abusos sexuales contra los menores, “uno de los peores y más viles crímenes posibles”, declaró el lunes el papa Francisco en su mensaje de Año Nuevo al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede.

 

 

Esta declaración se produce tras un año 2018 marcado por la revelación de una serie de abusos sexuales del clero, especialmente en Estados Unidos y Chile.

 

 

Coincide, además, con el inicio este lunes en Francia del juicio a un cardenal francés, Philippe Barbarin, por no denunciar agresiones sexuales cometidas por un cura de su diócesis.

 

 

“La Santa Sede y toda la Iglesia están trabajando para combatir y prevenir tales crímenes y su ocultamiento, para averiguar la verdad de los hechos que implican a eclesiásticos y para hacer justicia a los niños que han sufrido violencia sexual, agravada por el abuso de poder y de conciencia” dijo el papa.

 

 

El papa ha convocado para febrero  en el Vaticano a los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo a una cumbre sobre la protección de menores.

 

 

“La reunión que tendré con los episcopados de todo el mundo […] pretende cumplir un paso más en el camino de la Iglesia para arrojar luz sobre los hechos y aliviar las heridas causadas por esos delitos” afirmó Francisco.

 

 

 

Además  recordó hoy a Nicaragua y Venezuela, al hacer referencia a distintas crisis en el mundo, y les deseó que puedan resolver sus problemas por el diálogo y vías pacíficas.

lapatilla.com

 

“Pienso particularmente en la amada Nicaragua, cuya situación sigo de cerca, con el deseo de que las distintas instancias políticas y sociales encuentren en el diálogo el camino principal para empeñarse por el bien de toda la nación”, afirmó Francisco, en un discurso al cuerpo diplomático acreditado ante el Vaticano.

 

 

El papa subrayó que “la Santa Sede no busca interferir en la vida de los Estados” y dijo que su pretensión es “ponerse al servicio del bien de todo ser humano” y “trabajar por favorecer la edificación de sociedades pacíficas y reconciliadas”.

 

 

También deseó “para la amada Venezuela, que se encuentren vías institucionales y pacíficas para solucionar la persistente crisis política, social y económica”.