Referéndum que nace torcido..
septiembre 20, 2016 3:53 pm

 

“Si estamos del lado correcto de la historia, no nos empeñemos en torcerla. Ese es el poder de uno. El poder de visualizar no de denostar…”

 

 

 

Hace varios meses analizamos la viabilidad del RR. En nuestra columna titulada ‘La Doble Agenda de PJ’ (El Universal, 21-4-16), expresamos que si bien el RR es un derecho constitucional indeclinable, la fusta de un árbitro parcializado, suponía un camino difícil y peligroso, por manipulable y  por el manejo arbitrario de los tiempos. Se corría el riesgo de no hacerse este año (que es cuando tiene sentido) o perderlo…visto el dominio de la data, la movilización y la propaganda oficial. El RR nace por iniciativa de quien al día siguiente de la victoria del 6D (Henrique Capriles), sentenció que no era hora “de revocatorias presidenciales”. Pero semanas más tardes el gobernador Mirandino y PJ-inaudita parte-lanzan el RR a todo tren…

 

 

 

Henry Ramos Allup varias veces manifestó que si bien el RR era una de las rutas constitucionales para salir del gobierno, ese camino era muy empedrado por complejo y burocrático. Otros actores apostaban a la renuncia de Maduro (María Corina) o al abandono de cargo (bien sugerido por Cipriano Heredia), mientras AD, UNT, ABP  y  VP,  les gustaba la enmienda de recorte del periodo (la cual no requiere autorización del TSJ).  Ponerse de acuerdo sobre qué formula implementar, fue un asunto que ciertamente la MUD bostezó. Entretanto Capriles comenzó su campaña refrendaria y Borges una senda parlamentaria que solapaba (aletargaba), la amnistía, el debate sobre la enmienda u otras agendas prioritarias, con leyes como la Ley de Títulos de Propiedad de la Misión Vivienda, La ley de Empleo Juvenil o la Ley de Alimentación para Jubilados. En entrevista con Patricia Poleo (Junio 2016), alertamos sobre la inconveniencia de un RR, sin consenso de la MUD, ni un plan alternativo (paralelo/complementario) de acción política.  Favorablemente la MUD se repliega al RR, pero diluye otras salidas y planes políticos, como la censura de los magistrados express, el nombramiento de un nuevo comité de postulaciones para elegir los magistrados de plazo vencido del TSJ, CNE o MP, y la defensa de los Diputados de Amazonas. Toda esa estrategia parlamentaria fue absorbida, atraída, distraída y sustraída por el RR. Huevos colocados en una misma cesta por lo que cualquier “martillo” que callera sobre ella, convertiría el encestado en tortilla … Y en ese pastel estamos.

 

 

 

Seguimos en el llantén. La alharaca entorno a la supuesta permuta del RR vs libertad de presos políticos, no es el fondo de la cuestión. El tema es la altísima vulnerabilidad del RR, por concentrar todos los esfuerzos en una “jugada”. Y cualquier movimiento en falso carga con muchos dolientes (los ciudadanos), y pocos dispuestos a ser el culpables (los políticos).  Cuando un líder destaca como el promotor y padre de la criatura (Capriles), en real politik, cualquiera de los otros timoneros de la misma veleta si ven otra ola que surfear, por ella querrán deslizarse. Como El Directorio (1.795) después de la Revolución Francesa, que condujo a la reforma. Pero somos los ciudadanos modernos de hoy, no los segadores de ayer, quienes debemos dejar de ser ingenuos y salvajes a la vez…Ingenuos por manipulables por el adversario o  por pensar que otros en la MUD, no apretarán sus propias agendas. Tanto como arriesgan tempestades, también negocian sus objetivos de libertad y de poder. Contestatarios porque hay que hacer más, involucrarnos más, pero sin palabrotas y organizadamente. La ficha por lo pronto es una. Y es resistiendo en cada esquina, como podremos decir “no negocien por mi”.  Si Timoteo se sienta con Vecchio, Marquina  o Lilian a tramitar la libertad de sus presos (que son nuestros), ello no es más que un evento normal. Si otro líder de oposición denuncia su desacuerdo o rémora, también es normal. Y si se excede en el oficio (canjear derechos por concesiones no plausibles), entonces que el mal oficiante pague su costo político. Sin cotillón, ni saco roto. Esa es la dinámica del poder delegado cuando endosamos el rescate de la democracia democracia y la libertad a la clase política. A los ciudadanos nos compete criticar razonablemente, pero no denostar, deplorada y destructivamente.  Nuestra capacidad detractora llega hasta donde nuestra voluntad de salir de la butaca, de la TV o del ordenador, es capaz de hacerlo por Venezuela.

 

 

 

Referéndum que nace torcido, su rama debemos enderezar. La defensa de esta categoría política no debe quedar aislada en manos de un órgano de gestión colectiva-plural, gatopardo y variopinto, como la MUD. Debemos participar más pero sin quebrarnos. Si estamos del lado correcto de la historia, no nos empeñemos en torcerla. Ese es el poder de uno. El poder de proyectarnos. Negociar es visualizar decía Fisher. No desmotivar. Es momento de aportar. De retomar la enmienda. Presionar la renuncia. Estudiar el abandono de cargo; encarar los poderes públicos vencidos. No de pisar peines de desacreditación desenfadada, sembrados por un gobierno que apeló al diálogo y la negociación, para manipular y dividirnos en torno al RR. ¿Lo logró?

 

 

 

Un común amigo de Pompeyo Márquez, me dice que a sus 93 primaveras, “el viejo del mar” comentó: “Yo moriré  en democracia…” Pues nada, ¡esa es la actitud!

 

 

Orlando Viera-Blanco

@ovierablanco