Profetizar el pasado no toca, pero…
octubre 25, 2016 6:45 am

No podemos dejaros desmoralizar. No ahora. Tribunales en funciones Control Penal (sin competencia en materia electoral), ordenan «posponer cualquier acto generado de la recolección del  1% de manifestaciones de voluntad». Con ese mote matan el RR. En paralelo dictan medidas de prohibición de salida del país a Capriles, Torrealba y otros dirigentes de la MUD. Para completar la «cayapa judicial», el CNE manda las elecciones regionales al 2017, como antesala que en 2018 tampoco habrá presidenciales. Y la AN el domingo (23/10/16) sesionó. Una reacción política y parlamentaria, impecable. Pero…

 

 

 

En el terreno institucional sabemos que la justicia en Venezuela está en manos de jueces temporales vigilados por el PSUV. Pero igual deben agotarse las acciones de rigor para generar precedentes de justicia, lobby internacional y base de alerta de que la Ley más temprano que tarde, les llegará a quienes abusan de ella. La defensa de esa legalidad pasa por la ampliación gremial y ciudadana de la MUD, más de lo que le corresponda como operador político. Llevar tales despojos constitucionales del CNE, del TSJ y de tribunales de instancia penal a estrados del Tribunal de la Haya; la OEA, NU o de Parlamentos Internacionales, comporta una decisión correcta de la AN. Se podía haber hecho más desde el día uno, pero profetizar el pasado (dicen), no toca.

 

 

 

Lo otro es la rebeldía ciudadana, la desobediencia y la calle. Como lo ha dicho JJ Rendón, sin estrategias «no hay paraíso» (Dixit Víctor Maldonado), y sin alineación y balanceo, tampoco habrá ruta presidencial. Estamos a menos de dos años de ese cotejo, y por favor consideren, que el desgaste del pueblo es superior al del gobierno y al de la oposición. En ese diagnóstico, primero cae la oposición que el establishment y si no se construye una liderazgo realmente unificador en el marco de un nuevo espíritu de reconstrucción e identidad nacional, el Chavismo (Henry), cumplirá sus veinte años, pero el 21, 22 y un largo etcétera, también. La cayapa roja a la que se han sumado tribunales penales sin jurisdicción, y colectivos arriados para invadir derechos políticos, difusos y colectivos (irrumpiendo en el propio Hemiciclo del Palacio Federal Legislativo en sesión plenaria), convierte ilícitos electorales en delito de muchedumbres -sic- y a muchedumbres rojas en comités impunes de choque, lo cual no se contiene con micrófonos. La AN debe sancionar una Ley Orgánica que desdoble el 350-C… Lo más acertado que escuché el domingo fue la intervención del diputado Luis E. Rondón sobre el abandono de cargo  del PDR. Agenda morosa como la de sincerar rectores del CNE y magistrados del TSJ que la podían sazonar desde el día uno, pero….

 

 

 

La MUD -como catalizador- debe darle cuerpo a la resistencia organizada y a la leva de consciencia ciudadana (no de armas), que reagrupe a la disidencia dispersa entre tibios, radicales, moderados y desesperados, y al chavista decepcionado (que sólo castiga), en un movimiento de ancha base de indignados, excluidos, hambrientos y desplazados. Debe reconstruirse una coalición realmente disciplinada y refrescada. No electoralista sino humana, ciudadana y libertaria. La rebeldía se ha visto rezagada por el aislamiento en que dejan a Machado, Ceballos y Tintori. Y a través de esa grieta se ha colado la cayapa gobiernera que no dejará de tamizar. Los partidos deben ser los garantes de las libertades ciudadanas y del Estado de Derecho. Pero el pueblo los ve como garantes de curules, alcaldías, gobernaciones y privilegios. Si UNT se saltó la línea, la MUD debe sancionar. Si no la gente los meterá a todos en un mismo saco…

 

 

 

LA MUD debe habilitar unidades de análisis político, estratégico y liderazgo, más allá de decorar tarimas. Si algo no hacían Luther King, Gandhi, Mandela o Walesa, era perder tiempo. En 10 meses tal ha sido el pecado de la AN.  Política de charcutería donde mucho se embute y engaveta, y cuando viene el mazazo, aliñan y sacan «el jamón». Nadie «le echará gónadas» (Dixit Henrique), salvo el gobierno, si se sigue viendo a la disidencia fracturada, dilatada y extraviada en el contenido de la agenda y en la forma de implementarla. La tenían desde el día uno. Pero celebro (que la AN) esté dando ese paso al frente, firme, audaz y decidido.

 

 

 

Rebeldía, desobediencia o resistencia, no es violencia. Por el contrario. La esperanza, la motivación, la confianza, en tiempos de redes sociales -abiertas y globales- se gana con emociones positivas, innovadoras e inteligentes, propias de la intuición, la sensibilidad y el arraigo espiritual (Kant. Critica a la razón pura). Es imprimir alegría y pasión combinada de valentía y disposición, con un trabajo más sublime, pasional, humano y místico. Son imágenes y registros de revaloración grupal. Como lo hizo Chile en su plebiscito contra Pinochet (1988) o el «Yes we can» de Obama. Un arcoíris puede más que una mentada de madre. La sesión del domingo me gustó. Sobria, trabajada, inteligente. Pero también me gustó la intervención de Henry el pasado 10E-2016, con la visita de Maduro a la AN. El tema es que como sabéis, profetizar el pasado, no toca… Pues nada,  hagamos más. Falta poco.

 

 

 

ovierablanco@vierablanco.com