Polar es la Patria
mayo 5, 2015 10:55 am

 

En su ultima contienda electoral, el candidato presidente Hugo Chávez Frías se dio el lujo de responder a las observaciones que le formulaban algunos compatriotas sobre las carencias y falencias en que vivía la mayoría; sin agua, con apagones, escasez, miedo, inflación entre otras mas y como al gran demagogo que era: “pero tenemos patria”. Quiso el comandante y fallido golpista banalizar el drama en la rutina de los pobres y endilgarle a su cotidianidad difícil un contenido simbólico de sacrificio. Viven mal, acosados por la descomposición social que hace de la violencia un rasgo permanente y deletéreo que los desfigura pero al mismo tiempo, el embustero mayor les ofreció una fantasía; la patria.

 

 

El vocablo patria entre varios significados que nuestra rica lengua le reconoce traduce un bien superior, arraigo y orgullo, identidad, comunidad, entidad. Pocos saben en realidad que el curso de los tiempos modela y acuerda contenidos que de un lado a otro pueden variar. Para Bolívar y los próceres de nuestra independencia se trató de cortar con el viejo mundo de la metrópolis española asumiendo al mismo tiempo la responsabilidad de inventar un porvenir protagonizándolo. Para Juan Vicente Gómez ordenar al país otrora caracterizado por caudillos y montoneras y hacerlo central e institucional. No siempre se obtienen los resultados que los propósitos persiguen o a veces, esos resultados traen aparejadas situaciones gravosas lo que no obsta a que en común la visión de patria del liderazgo s presuma signada por las mejores intenciones aunque también allí, cabe preguntarse si siempre acontece de esa manera o, detrás de los anuncios y declaraciones obran realmente ambiciones distintas.

 

 

Para la generación del 28 hacer patria se convirtió en un programa democrático que tuvo por cierto en 1931 en Barranquilla un momento de lucidez y elaboración luminoso. Allí se asentaron las bases de la República Liberal Democrática y desde luego, igualmente se cavó en la dura corteza de la historia venezolana que derivó siempre hacia regímenes cruentos, de predominio de los hombres de armas, muy retóricos pero poco respetuosos de los derechos de aquellos más débiles. Será sin embargo en el trienio 45/48 del pasado siglo cuando se descubra para el gentilicio todo el lienzo de la ciudadanía. Hasta esa fecha la patria era un ejercicio fatigoso de oligarquías armadas que armaban una estructura de acuerdo a sus intereses y a menudo manipulando la organización pública. En 1958 se inicia la verdadera construcción de la patria entendida como el albergue de todas y todos. Asumida como un proyecto de crecimiento y desarrollo humano en el que la participación era un derecho y un deber porque, y es capital comprenderlo la patria es un proyecto de la nacionalidad es decir; imaginar y asumir la realización como pueblo y no como segmentos, pedazos del susodicho.

 

Cuando escucho a Maduro y al combo de mamelucos Castro Comunistas apuntar a lo bueno, lo productivo, lo probado de las ejecutorias brillantes que tenemos como sociedad,  en su desesperación porque el fracaso los caracteriza, me pregunto, si puede haber alguna justificación para lo que resalta como balance de la experiencia del chavismo y la revolución de las amarguras y resentimientos que trajeron consigo y ustedes que me leen saben bien que no es otra cosa que la destrucción, la demolición del aparato económico y social que con mucho tesón  se construyó uniendo los esfuerzos de Marcos Pérez Jiménez y de los gobernantes demócratas que lo siguieron.

 

 

Polar es una hija de la patria. Una empresa que reúne a lo más granado de la expresión venezolana. Patrón y trabajador unidos de la mano. Exitosos y con un enorme compromiso hacia el país. Polar es responsabilidad social en todos los escenarios donde se le ha llamado. Polar es ayuda en el deporte, en la cultura, en la literatura, además de ser nuestra gran empresa productora de alimentos. ¿porqué quiere Maduro y los felones que lo acompañan atacar a Polar?.

 

 

Chavez destruyó la economía nacional. Cerró las puertas de más de la mitad de las empresas constituidas hasta 1998. Chávez y pudiéramos llamarlo Atila expropió o ,más bien confiscó a placer el trabajo de generaciones de venezolanos con el cuento del socialismo. Maduro que lo imita quiere seguir la faena. En efecto; como si no fuera evidente que ya no tenemos suficiente producción de alimentos lo que origina la escasez y el desabastecimiento que padecemos ahora, quieren dar un paso más en la dirección del proyecto estratégico que los reúne. Se trataría de caerle a Polar y piensan ellos que de esa manera controlarán aún más a los venezolanos. Los someterán haciendo colas más pronunciadas que ahora. Sueñan ellos pervertidos y acomplejados, que nos tendrán obedientes porque sino no comeremos. Eso es grave y el que me lee lo puede compartir como conclusión pero es que el chavismo es por encima de todo empalagosamente incompetente y harían como han hecho con todo; torcer, pasmar, derivar a nuestra primera gran empresa de alimentos y lisiarla para siempre. El que me lee sabe que no estoy escribiendo pendejadas!

 

 

Nelson Chitty La Roche,

nchittylaroche@hotmail.com,

 

@nchittylaroche