Para traer al 2015
enero 5, 2015 4:07 am

Larga vida y salud al querido y admirado Maestro José Antonio Abreu

 

 

Feliz Año, queridos lectores! Para que 2015 sea fructífero, he aquí la lista de las cosas que quiero que continúen, que crezcan y que lleguen donde todavía no han llegado:

 

A nuestro Sistema Nacional de Orquestas

 

Juveniles e Infantiles de Venezuela, que celebra este año su XL aniversario, para que siga en su siembra de valores a través de la música. Larga vida y salud al querido y admirado Maestro José Antonio Abreu, para que continúe al frente de esta verdadera revolución de la sociedad venezolana. A nuestros jóvenes directores, solistas y maestros que han lavado el nombre de Venezuela en el exterior y a todos quienes trabajan con el Sistema por su dedicación y empeño de tener un país donde las virtudes se lleven por delante a los vicios.

 

A nuestros cantantes y coros. No hay instrumento más hermoso que la voz humana elevada en canto. A María Guinand, Alberto Grau, Margot Parés Reyna, Lourdes Sánchez, Ana María Raga y tantos otros, por sus continuos esfuerzos en fomentar la cultura en nuestro pueblo.

 

Al Proyecto Alcatraz de Ron Santa Teresa, paradigma de lo que es posible cuando se unen de manera proactiva y armoniosa los sectores privado y gubernamental con el pueblo. Por la esperanza que han dado en la reinserción de personas a la sociedad. A los «alcatraces» por haber optado ser aves que vuelan alto y no presidiarios.

 

A los maestros, profesores, médicos, policías y bomberos, que a pesar de la precariedad de las reivindicaciones salariales y el reconocimiento social continúan en el ejercicio de sus funciones, con la mística que se requiere tener.

 

A las ONGs que luchan por los derechos humanos, por el valor de enfrentarse a la maquinaria avasallante de un gobierno todopoderoso. A los empresarios y comerciantes que a pesar del estrangulamiento al que han sido sometidos, siguen decididos a apostar por el país. A quienes han tenido que irse, para que algún día regresen a ayudar con la reconstrucción de Venezuela.

 

A los Leones del Caracas, aunque nos vaya mal, y a toda la Liga Profesional de Beisbol Venezolana, incluyendo al Magallanes.

 

A las madres venezolanas, para que sus sueños de que sus hijos vivan en un país de paz y oportunidades se hagan realidad. A todos quienes tienen puentes en aras de la reconciliación nacional.

 

Carolina Jaimes Branger

@cjaimesb



0 comments