La fiebre de las criptomonedas no da tregua
enero 12, 2018 6:22 am

La locura de las criptomonedas lo inunda todo.

 

 

 

Los londinenses con empleos respetables por el día se marchan antes del pub para asegurarse de estar delante del ordenador para la “oferta pública de moneda” de esa noche. Token digitales a través de una app de mensajes codificados, una empresa de cámaras de fotos, y la Bolsa de Gibraltar se incluyen entre las de esta semana. Todos quieren una parte.

 

 

 

El precio del vale más famoso, el bitcoin, cayó de 15.000 a 13.000 dólares el jueves. El ministro de Justicia de Corea del Sur había declarado que su departamento estaba ultimando “un proyecto de ley para prohibir la negociación de criptomonedas a través de bolsas”. El entusiasmo era tal que algunos surcoreanos llegaron a pagar primas del 40% sobre los precios internacionales. El hecho de que confiasen en recuperar esa suma en pocos días es lo más inverosímil de una situación que llevó a los reguladores a intervenir. Los precios del bitcoin repuntaron tras el anuncio desde la presidencia coreana de que la prohibición es una de las medidas que se preparan, pero no está ultimada.

 

 

 

Pero los operadores y los nuevos chartistas deberían considerar la clave de la regulación coreana. El uso de las monedas sin estado del futuro parece necesitar muchos mecanismos del viejo mundo. Las bolsas parecen lugares neutrales para operar, pero son brókeres. Su uso conlleva riesgos de fraude y colapso contra los cuales los supervisores han desarrollado normas en mercados más familiares.

 

 

 

Y sin embargo la fiebre sigue extendiéndose. El valor de una diminuta firma cotizada en Reino Unido, AIQ se multiplicó por más de diez esta semana tras recaudar 4 millones de libras en su salida a Bolsa, con la aspiración de adquirir activos de comercio electrónico. Mientras esta fiesta continúe, hay gente que comprará cualquier cosa.

 

 

POR FINANCIAL TIMES

IMAGEN: Dreamstime EXPANSIÓN



0 comments