El madurismo siempre miente
marzo 15, 2020 9:55 pm

Algunos pudieran sorprenderse que tras veinte años de oscurantismo y negación de la realidad, la dictadura chavista haya “informado” sobre la llegada al país del coronavirus y que además hayan anunciando sin dilación medidas que, en general, no distan de las recomendaciones internacionales emanadas de la Organización Mundial de la Salud, me refiero a la cuarentena obligatoria para los viajeros provenientes de países de riesgo y la suspensión de clases y actividades masivas. Sin embargo, no deberíamos ser tan ingenuos, las motivaciones detrás de este viraje en la manera de proceder del régimen chavista están lejos de ser la protección y seguridad de la población venezolana. Lo que hay detrás es un macabro cálculo político del cual pretenden salir fortalecidos.

 

 

Todos estamos al tanto del aislamiento que la violación sistemática de los Derechos Humanos ha producido en las estructuras de poder nacional. La dictadura perdió todo tipo de credibilidad internacional frente a una mayoría de naciones que han condenado el accionar autoritario del chavismo. Al punto que hoy lejos de contar con aliados, tienen simplemente dos acreedores principales: China y Rusia. Frente a este panorama sombrío, el régimen ve en la crisis del coronavirus una oportunidad para recuperar la confianza del mundo, de allí que quieran hacer prueba de una transparencia que no es tal cosa. Actúan como si les importara la gente, pero en realidad solo les importa el poder y para mantenerlo necesitan romper con el cerco diplomático que les ha sido impuesto.

 

 

Han mentido durante veinte años y esta vez no será la excepción. Por ejemplo, estos días no han parado de repetir que las sanciones les han impedido comprar medicinas, cuando saben que eso es totalmente falso, pues estas medidas no incluyen los insumos médicos, las piezas de repuesto y los componentes para productos sanitarios. Es solo un discurso que forma parte del plan para presionar al mundo sobre la necesidad de flexibilizar las restricciones económicas impuestas a funcionarios corruptos y que hoy pretenden ser presentadas como sanciones a todos los venezolanos. Que nadie se deje engañar, la situación actual de Venezuela no es nueva, los venezolanos tenemos dos décadas viviéndolas, todo como resultado de un modelo de destrucción que se apoderó de Venezuela arrasando todo a su paso.

 

La naturaleza del régimen no ha cambiado, todos aspiramos que esta pandemia no se expanda en el país porque las consecuencias serían desastrosas. Pero no es difícil imaginar cuál sería el accionar del régimen frente a un tal escenario. Por ahora toca protegernos nosotros y proteger a los nuestros, no podemos dejar nuestra vida en las manos de quienes jamás les ha importado.

 

 

@BrianFincheltub