El canje de billetes
diciembre 19, 2016 12:00 pm

El Presidente Maduro y el BCV han cometido un error al pretender sustituir todos los billetes de Bs 100 en apenas tres días. Los billetes de Bs 100 en circulación alcanzan hasta el mes de noviembre a la astronómica cifra de seis mil millones de piezas (6.000.000.000) los cuales son imposible de reemplazar en tan corto tiempo. Lo más grave de toda esta situación es que el domingo 11 de diciembre cuando el presidente Maduro hizo el anuncio, advertimos que ello no sería posible y propusimos extender el plazo para el canje hasta el 31de diciembre. Tan grave como ello fue la mención del presidente del BCV, Nelson Merentes quien prometió que el día 15 de diciembre estarían en circulación los billetes de Bs 500. Pasan los días y los billetes no llegan, tampoco las monedas.

 

 

 

Desde la Asamblea Nacional propusimos en marzo de 2016 la necesidad de actualizar el cono monetario creando una nueva familia de billetes que tuviesen el mismo valor de los emitidos en 2008. Nada de eso se hizo y se esperó hasta mediados de diciembre, el mes de mayor actividad comercial, para hacer este canje que ha significado un monumental fracaso y que está castigando a los sectores más pobres de la población que trabajan con efectivo o que no tienen cuenta bancaria. Pocas veces se había visto una muestra de tanta irresponsabilidad en el manejo de los asuntos monetarios del país como lo que sucede actualmente. Colas interminables colas de gente tratando de deshacerse de sus billetes de Bs 100 ante el temor cierto de perder su dinero. Si el pueblo no puede depositar o canjear los billetes estaríamos en presencia del mayor acto de confiscación del patrimonio de los venezolanos cometido por gobierno alguno. Hemos propuesto extender el lapso del canje y que la banca privada participe en el mismo a lo largo de todo el proceso del canje.

 

 

 

Estamos a tiempo de detener el daño que el gobierno le está causando a este país ya martirizado por la implantación del socialismo del siglo XXI. Ese es el fondo del problema, un modelo fracasado que genera inflación y ha destruido la economía nacional. El deterioro del poder del compra del bolívar es solamente la forma cómo se manifiesta la crisis del modelo socialista, que de persistir, va a terminar de arruinar a Venezuela y a los venezolanos. Un paso importante es tomar conciencia de con el socialismo del siglo XXI Venezuela no tiene posibilidades de salir del marasmo en que se encuentra. Después de la oscuridad siempre viene la luz. Y por ello estamos luchando por un país mejor.
José Guerra

 

 

José Guerra



0 comments