Decálogo de la resistencia
abril 22, 2017 5:38 am

 

22 DE ABRIL DE 2017 12:31 AMLa lucha por la democracia en nuestro país ha asumido una nueva etapa, una etapa que como ninguna otra, demanda reglas y fundamentos claros, pero sobre todo, métodos de organización que permitan alcanzar los objetivos a corto y largo plazo que conlleven a una victoria frente a la dictadura. Hoy escribo sobre lo que considero debe ser el decálogo de la resistencia pacífica en Venezuela, mi visión sobre lo que hemos vivido estos días y lo que está por venir.

 

 

 

Disciplina. Cuando se lucha contra una dictadura, la disciplina es fundamental para concentrarnos en torno a los objetivos que nos aglutinan. Este postulado no significa que el pueblo no posee el derecho de tomar la iniciativa, de lo que hablamos es de la unidad de criterios, presionar por lo mismo. Si marchamos en el mismo sentido difícilmente puedan contra todos, porque aunque tienen todo el poder, somos más. Los rumores son sus armas, los usan para desmoralizarnos tratando de quebrarnos y crear falsas expectativas. No los ayudemos a difundirlos, hagámonos eco de la información útil, esa que es censurada y necesitamos no solo que el mundo conozca, sino que llegue a cada venezolano que pueda sumarse a nosotros.

 

 

 

Inteligencia. En momentos de gran opresión la inteligencia es fundamental, sorprender desde la organización al represor lo desarma, porque este está entrenado para reprimir y matar, no para pensar. Nadie merece ser asesinado por defender su país, la resistencia no significa poner en riesgo tu vida, todo lo contrario, significa resguardarla para luchar hasta el final. A ellos no les importa nuestra integridad, ni hoy que estamos en las calles ni cuando no hacen nada para evitar que el hampa nos mate. Ellos bailan sobre la memoria de nuestros mártires, así que hagámosles difícil el trabajo de exterminarnos.  Mantenerse en grupo, no exponerse sin necesidad e implementar la protesta creativa nos ayudará a avanzar.

 

 

 

Constancia. Sin duda uno de los puntos más importantes en cualquier proceso de resistencia es el manejo del tiempo y las energías. Quienes reprimen son, aunque a veces lo disimulen muy bien, humanos, que terminarán por cansarse, por agotarse. El reto para nosotros es entender que nunca conquistar la democracia y los derechos ha sido una lucha exprés, demanda aguante, paciencia y constancia. Si nos desesperamos perdemos, si nos rendimos ellos ganan.

 

 

 

Fuerza. No hay nada más gratificante que saber que se lucha por lo correcto, que se izan banderas con una gran fuerza moral, que inspiran, que impulsan, que te hacen creer nuevamente que es posible. Sigamos con la misma fuerza luchando por lo que creemos, dentro de la constitución que ellos pisotean y ante los ojos de un mundo que no es más indiferente y que ahora observa como una dictadura trata se sostenerse en el poder a costa de la sangre de su pueblo. Resistencia y calle, lucha pacífica y mucha esperanza Venezuela ¡Sigamos!

 

 

 

 

Brian Fincheltub

@BrianFincheltub

Encontacto@brianfincheltub.com



0 comments