Cuidado co el hombre de atrás
octubre 28, 2015 5:58 am

 

“Sin moral republicana no puede haber gobierno libre.” Simón Bolívar

 

 

Es de suyo complejo pensar en la ética de los hombres y si se trata de los gobernantes es tanto más inextricable. No obstante; sus dichos y sus acciones ayudan en el ejercicio.

 

 

El más virtuoso en apariencia sin embargo, puede ser o vivir una secuencia que confunda o haga dudar. ¿Porque sobreseyó Caldera a los felones del 4 de Febrero del 92? Las explicaciones no convencen a todos o no los satisfacen. Empero el socialcristiano no estuvo nunca en el banquillo como un malhechor siendo que de su rectitud moral nadie jamás se atrevió a conjeturar seriamente. Tal vez se equivocó o incluso deslizó un ademán complaciente hacia la multitud pero Chávez al contrario; juro después del 11 de abril del 2002 que rectificaría y confieso que viéndolo y leyéndolo asumí que mentía. No era difícil advertir que en su histrionismo se alojaba un demagogo populista.

 

 

Yo no tengo tampoco asomo vacilante para afirmar que el día de la masacre el Comandante y Presidente calculó y perpetró un contravención de lesa humanidad ante los inermes e indefensos manifestantes en la avenida Baralt de Caracas. Ese día se combinaron la ineptitud de los dueños de medios, la medianía de los militares involucrados y el convencimiento de los círculos bolivarianos que a tiros degustaban la épica cobarde de la impunidad. Autoría variada evidentemente pero más allá de los actores sayones de uniforme o de aquellos fanatizados por la ideología se apreció una actuación coordinada desde el poder mismo. Así lo examina y concluiría, mutatis mutandis, la teoría de la autoría mediata cuya búsqueda justa descubre al fondo una voluntad deletérea que inspira al que no necesita de órdenes expresas para acometer su gesticulación punible. Él está ya ganado, motivado, sensibilizado. Mataría por convicción opinaría Weber.

 

 

Cuando escucho a Maduro desafiante decir que ganaran como sea, que no permitirá que se pierdan los logros de la revolución ni el legado de su  comandante eterno me interrogo sobre el efecto de sus palabras en las hordas paramilitares llamadas colectivos que como tiburones alimentan en los charcos pestilentes de una corrupción perceptible en numerosos espacios sociales e institucionales y que probaron ya varias veces la sangre y se reclaman vengadores impenitentes e impunes? Y luego el Presidente, eximio epígono del de sabaneta como aquel dice que, el cuidara la paz de los venezolanos. ¿Cinismo o pragmatismo?.

 

 

Cada día Maduro repite y agrega otras amenazas a los conciudadanos que eligieron votar y lo harán masivamente para darse una oportunidad de futuro, para que sus hijos dejen de caer acribillados por el hampa o prefieran pasar trabajo fuera y no aquí. Para comprarse lo que quieran con el fruto de su trabajo, para curarse de los males físicos y del espíritu. Para vivir y soñar.

 

 

Weber nuevamente para recordarnos que hay dos tipos de ética fundados en la convicción y en la responsabilidad y a Maduro cabe decirle con Rimbaud que el aire del infierno no tolera los himnos.

 

 

Nelson Chitty La Roche,

nchittylaroche@hotmail.com

@nchittylaroche