Cuando todos pierden
diciembre 12, 2013 7:57 am

Perdió el gobierno al fracasar en las capitales más importantes del país. Entre otras la Alcaldía Metropolitana, Maracaibo, Valencia, San Cristóbal, Barinas, Maturín, Barquisimeto, Porlamar y otras. En el caso de la Capital, los municipios Chacao, El Hatillo, Sucre y Baruta fueron insuficientes los esfuerzos hechos con peloteros, artistas animadores de TV y la intensa campaña divisionista desplegada.

 

Si este régimen se cierra sobre si mismo alrededor del peligrosísimo Plan de la Patria, acortará su permanencia en el poder. El maduro-cabellismo perdió feo, así traten de convertir la derrota en victoria. La oposición caprilista también perdió. Convirtió la elección en plebiscito nacional sobre la aceptación o el rechazo al régimen. Perspectiva equivocada. Capriles además de plantearlo asumió la dirección de la campaña desde una perspectiva nacional.

 

Es increíble, pero olvidaron que una cosa dice la gente con su voto y otra el CNE dirigiendo el proceso. Ese organismo es la joya de la corona. Mantiene el control absoluto de todas las instancias del proceso. Esto incluye lo nacional, lo estatal, lo municipal, lo parroquial, los centros de votación y las mismas mesas. Nadie ganó. Venezuela, pobre país… más pobre que nunca. Por último, explicaré lo sucedido con mi voto. Sin notificación me eliminaron de la lista de electores del centro escolar Conopoima en el Hatillo. También del cuaderno de votación.

 

Allí voté, en octubre 12, diciembre 12 y abril 14, pora solo mencionar lo más reciente. Al hacer la consulta al CNE, por la Web, me entero que mi cédula está objetada y no podría votar. “Inhabilitado político…pena que conlleva la suspensión temporal…del goce del derecho activo y pasivo del sufragio” Remite a un “tribunal penal competente”. Fraude político y judicial. Abuso de poder insólito. Acoso y persecución personal. Esa sanción no existe en mi caso. Es contraria a Derecho. Esto apenas empieza.

 

oalvarezpaz@gmail.com

Por Oswaldo Alvarez Paz