60% de inflación
abril 14, 2014 7:59 am

El Directorio del BCV y el INE han estado ocultando las cifras de inflación y escasez correspondientes al mes de marzo de 2014. Con eso ganan muy poco y más bien pierden credibilidad. Nelson Merentes y Elías Eljuri, presidente del BCV y jefe del INE, respectivamente, no saben el daño que se hacen a sí mismos y a las instituciones que presiden con esta política de oscuridad informativa.

 

Sin embargo, como todo se sabe en este país, según algunos medios, la inflación alcanzó 60% en el mes de marzo, la más elevada desde 1996. Una inflación de esa magnitud acaba con el salario, a menos que haya una política de compensación salarial que le reponga al trabajador lo que el Gobierno le quita con la inflación. Si a alguien beneficia la inflación es al Gobierno que la usa como un mecanismo para financiarse.

 

La inflación que hoy sufren los venezolanos tiene causas conocidas. Por una parte, las significativas devaluaciones que ha aplicado el Gobierno, siendo la última la del Sicad II donde el dólar se cotiza en Bs 50. Esto es una mega devaluación cuando se le compara con las tasas de cambio oficiales.

 

Por otra parte, quien ha acabado con la estabilidad del bolívar ha sido Nelson Merentes durante los dos períodos que ha estado al frente del BCV. ¿Qué ha hecho Merentes para arruinar al bolívar? Ha empleado la imprenta que tiene el BCV, en Maracay, para imprimir billetes sin respaldo, con el objeto de cubrir el hueco financiero que mantiene Pdvsa. Esta empresa es deficitaria y su déficit los financia el BCV fabricando billetes sin valor, que al salir a la circulación generan inflación.

 

Los ciudadanos de este país son víctimas de una inflación desbocada, que se ha agudizado porque el Gobierno autorizó aumentos de precios de bienes esenciales, principalmente alimentos, con el objeto de ayudar a mejorar el abastecimiento. Así las cosas, los trabajadores, que en 2013 vieron disminuir el poder de compra de sus salarios en 7%, en 2014 se enfrentan a una pérdida mayor, a menos que se decidan a luchar por un ajuste salarial a ser aplicado de manera inmediata. Sin embargo, ello encara el riesgo de que la inflación se acelere todavía más. Si toma en cuenta el alza de precios de los alimentos ésta se acerca a 80%. No hay salario que aguante ese aumento. En el fondo, lo que se observa es el fracaso de un modelo económico que ya no da para más. La crisis se está tragando a Maduro quien luce sin iniciativas en materia de economía.

 

@JoseAGuerra

Por José Guerra



0 comments