Nigeria retrocede en la lucha contra el grupo terrorista Boko Haram
enero 9, 2019 9:27 pm

El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, reconoció que hay un retroceso en la lucha contra los terroristas que continúan su avanzada en el noreste del país y que han causado el desplazamiento de más de 30.000 personas desde diciembre de 2018.

 

 

Miembros de la fuerza aérea de Nigeria rinden tributo a soldados caídos durante una emboscada de los terroristas de Boko Haram en el estado de Borno. AFP
A tan solo un mes de celebrarse las elecciones generales en Nigeria, el presidente de ese país, Muhammadu Buhari, afirmó que la lucha contra el grupo terrorista Boko Haram no va por buen camino.

 

 

 

«Acepto la responsabilidad que me corresponde, pero en situaciones de emergencia hay que tener cuidado», dijo el jefe de Estado nigeriano en una entrevista concedida a la televisión local Arise News. En la misma declaración, el mandatario aseguró que ha preferido permanecer en silencio para “no afectar a la moral de los soldados, pero que los nigerianos entienden que la Administración lo está haciendo lo mejor que puede».

 

 

 

Los comentarios de Muhummadu llegan días después de que tropas de las Fuerzas Armadas de Nigeria abatieran a más de un centenar de supuestos yihadistas de Boko Haram en los últimos días en operaciones en los estados nororientales de Yobe y Borno.

 

 

 

«Entiendo que existe cierta fatiga» entre los soldados, continuó el jefe de Estado, quien prometió también elevar el nivel de las Fuerzas Armadas del país y conseguir recursos para levantar su moral. Pero la fatiga que señala el mandatario no solo reside en las Fuerzas Armadas, sino también en la población civil. Le recomendamos: En el pueblo natal de Boko Haram, el feminismo gobierna

 

 

Desde el 20 de diciembre de 2918, más de 30.000 personas se refugiaron en Maiduguri, capital del estado de Borno, en el noreste de Nigeria, tras un recrudecimiento de los combates entre el ejército nigeriano y el grupo yihadista Boko Haram, anunció el miércoles la ONU.

 

 

 

Naciones Unidas habló de una «tragedia humanitaria», en un momento en el que las cifras oficiales hasta ahora solo daban cuenta de unos miles de desplazados.

 

 

 

«Naciones Unidas está sumamente preocupada por las consecuencias de las violencias sobre las poblaciones civiles, en el noreste de Nigeria, particularmente en el estado de Borno», corazón del conflicto que asola el país desde hace cerca de diez años, denunció Edward Kallon, coordinador de la ONU para Nigeria, tras una visita a los campos. Le puede interesar: El presidente de Nigeria desmiente ser un doble tras rumores de su muerte

 

 

«Unos 260 trabajadores humanitarios fueron obligados a abandonar los distritos de Monguno, Kala-Balge y Kukawa, zonas afectadas por el conflicto desde noviembre, poniendo en peligro la asistencia humanitaria para cientos de miles de personas», lamentó Kallon. Se estima que 1,8 millones de personas siguen sin poder volver a sus hogares en la región del Lago Chad, y se estima que el conflicto ha causado más de 27.000 muertos desde 2009.

 

 

Aunque Buhari, quien se ha postulado para un segundo mandato, prometió en su campaña electoral que redoblaría la lucha contra los yihadistas para conseguir paz en el territorio, no ha cumplido con su palabra, y habrá que ver si la creciente violencia contra objetivos militares y civiles podrá costarle votos en los próximos comicios.

 

 

Agencias



0 comments