Muere de un infarto uno de los grandes capos del narcotráfico mexicano
noviembre 19, 2018 8:09 am

Héctor Beltrán Leyva llevaba encarcelado cuatro años en una cárcel de máxima seguridad del país

 

 

Héctor Beltrán Leyva, tras ser detenido en 2014. CUARTOSCURO

 

 

El narcotraficante Héctor Beltrán Leyva ha muerto este domingo a causa de un paro cardiaco, según ha informado el Gobierno mexicano. El H, como le apodaban, era uno de los cabecillas de uno de los grandes carteles del narcotráfico de México. Junto con su hermano mayor Arturo manejó el trasiego de cocaína y drogas sintéticas a Estados Unidos y Europa hasta que en 2014 fue capturado por el Ejército y encarcelado en El Altiplano, un penal de máxima seguridad en el centro del país.

 

 

De acuerdo con la información oficial, El H, de 56 años, avisó a los guardias de seguridad de que sufría un intenso dolor en el pecho por lo que fue trasladado de urgencia al hospital Adolfo López Mateos en la ciudad de Toluca.

 

 

 

Héctor Beltrán Leyva nació en el pequeño pueblo de  Badiraguato (Sinaloa), tierra natal de Joaquín El ChapoGuzmán, quien estos días es juzgado ante una corte de Nueva York donde está acusado de liderar una organización criminal que introdujo cientos de toneladas de droga en Estados Unidos.  Beltrán Leyva estaba en la misma causa y acusación que Guzmán Loera en la corte federal de distrito este de Nueva York; sin embargo, en abril del 2017, un juez en México frenó su extradición a Estados Unidos.

 

 

 

Nacidos y crecidos en el famoso Triángulo Dorado del narcotráfico (la región que abarca los Estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango) los Beltrán Leyva llegaron a controlar gran parte del negocio. Los cuatro hermanos Arturo, Alfredo, Héctor y Carlos crecieron al calor del cartel de Sinaloa donde ejercían como sicarios de confianza del grupo liderado por El Chapo Guzmán.

 

 

 

Con el paso del tiempo sus tareas pasaron a organizar los envíos de cocaína y drogas sintéticas desde Centroamérica las de traficar cocaína y drogas sintéticas desde Centroamérica y Sudamérica hacia Estados Unidos y Europa.

 

 

 

Los Beltrán Leyva y El Chapo Guzmán rompieron relaciones tras la detención de Alfredo en enero de 2008.Uno de los primeros cooperantes al que llamó la fiscalía de Nueva York para testificar ante el jurado en el juicio de Guzmán Loera fue Jesús El Rey Zambada. El hermano menor de Ismael Zambada dijo que la guerra entre el cartel de Sinaloa y los hermanos comenzó porque Arturo había pensado que El Chapo había traicionado a Alfredo, alias el Mochomo.  Ese mismo año cerraron un pacto de colaboración con Los Zetas, rivales del cartel de Sinaloa caracterizados por ser uno de los grupos más sanguinarios de México. El grupo delictivo de los hermanos cambió en su estructura después de la muerte de Arturo, quien falleció en un operativo de la Marina en diciembre de 2009. Dos semanas después, Carlos fue detenido. En abril de 2017, Alfredo fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.

 

 

 

En octubre de 2014, el Gobierno mexicano vendió como un éxito de los servicios de inteligencia la detención de Héctor Beltrán Leyva en San Miguel de Allende trás un año de tareas de inteligencia, en uno de los principales centros turísticos del centro de México, a unos 200 kilómetros de la capital del país. Las autoridades mexicanas había ofrecido por El H una recompensa de 30 millones de pesos (unos 2,5 millones de dólares) mientras que EE UU añadía otros cinco millones de dólares para quien ofreciera información sobre su paradero.

 

 

El País



0 comments