Maduro pide cumbre de presidentes para enfrentar el rechazo internacional
enero 11, 2019 8:47 am

El gobernante tuvo fuertes palabras contra la Unión Europea y criticó al Grupo de Lima. Llegó a la sede del TSJ custodiado por tres camionetas blindadas, acompañado de Cilia Flores

 

 

Nicolás Maduro pidió una cumbre de presidentes de América Latina y el Caribe como forma de enfrentar el rechazo de la comunidad internacional, que desconoce su investidura como presidente de la República para el período 2019-2025.

 

 

En el discurso posterior a su juramentación subrayó que se trata de una iniciativa que “ayudará” a superar las diferencias en el continente. “Ningún gobernante ha querido sentarse conmigo cara a cara. Sospecho que tienen miedo de escuchar nuestra verdad”, afirmó.

 

 

Explicó que el hipotético encuentro se haría con una agenda abierta que permita revisarse y debatir, y en la que también se llegue a acuerdos. “Tenemos que luchar porque prevalezca el diálogo contra la intolerancia ideológica de la derecha en el continente… Nada justifica la agresión contra Venezuela. Tenemos una democracia sólida y si tenemos problemas debemos solucionarlos los venezolanos”, insistió.

 

 

Maduro tuvo fuertes palabras contra la Unión Europea: “No vengas con tu colonialismo, con tu viejo racismo. ¡Párate Europa!, ya basta de agresiones”.

 

 

Criticó al Grupo de Lima, al que calificó de cártel que trafica con el derecho internacional. Dijo que el documento que divulgaron el 4 de enero, en el que lo instaban a no asumir un nuevo mandato, es extravagante y que no tiene comparación con nada que haya ocurrido en ningún lugar del mundo.

 

 

Reiteró que los mandatarios de los países miembros tienen 48 horas, que se cumplen hoy, para rectificar sobre el numeral 9, que reconoce el territorio en reclamación como parte de Guyana. “Si no rectifican tomaremos medidas firmes para que se respete la soberanía”, amenazó.

 

 

Llamó fascista a Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y sobre Iván Duque, gobernante de Colombia, dijo que haría bien en informarse cómo Venezuela ha logrado ser un país libre de producción de cocaína.

 

 

Del discurso de una hora y 20 minutos, Maduro utilizó 40 minutos para explicar la constitucionalidad de su mandato, primero con argumentos que justifican la juramentación ante el Tribunal Supremo de Justicia, y luego señalando que en los últimos 16 meses se han hecho 5 elecciones, lo que a su juicio es una muestra del talante democrático de la llamada revolución bolivariana.

 

 

“Somos una democracia de verdad, profunda, de la clase obrera, no de élites que llegan al poder para hacer negocios y repartir el poder”, destacó.

 

 

Aseguró que su gobierno necesita grandes rectificaciones y un nuevo comienzo por lo que se plantea tres líneas estratégicas: consolidar la paz, insistir en el camino de la recuperación económica y garantizar la lucha contra la corrupción. “No es la lucha de Maduro, es una lucha moral de todo un país. Estoy obstinado de la indolencia y el burocratismo que daña al pueblo”.

 

 

Escenario. Maduro llegó a las 11:00 am custodiado por tres camionetas blindadas a la sede del TSJ en la avenida Baralt, precedido de los húsares de la Guardiade Honor Presidencial. Fue recibido por Maikel Moreno, presidente de ese poder público. Lo acompañó su esposa Cilia Flores y por lo menos siete guardaespaldas.

 

 

Antes de ingresar en el edificio recibió los honores de la agrupación de parada de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Ya dentro saludó a cada magistrado, con apretón de manos a los hombres y beso a las mujeres, mientras de fondo se escuchaba la canción “Venezuela”, de Pablo Herrero y José Luis Armenteros, interpretada por el Coro Sinfónico Juvenil Metropolitano.

 

 

A las 11:59 am Moreno procedió a la juramentación como primer mandatario nacional. El jefe del TSJ olvidó lo que tenía que decir y tuvo que acudir a algo escrito en un cuaderno.

 

 

Maduro juró por Guaicaipuro, por el Negro Primero y por el legado de Hugo Chávez. “En el futuro haré cumplir todos los postulados de la Constitución para procurar la prosperidad del pueblo y construir el socialismo del siglo XXI”, aseguró.

 

 

Ya con la banda presidencial recibió el collar que tiene la llave que abre el Arca del Libro de Actas del Congreso de 1811, donde está la Declaración de Independencia y en el que se encuentra además un cofre con la llave del sarcófago del Libertador.

 

 

 

En el acto estuvieron los presidentes Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Daniel Ortega, de Nicaragua; Evo Morales, de Bolivia; Salvador Sánchez, de El Salvador; Anatoly Bibilov, de Osetia del Sur; Raúl Jadyimba, de Adjasia. Los primeros ministros Timothy Harris, de San Cristóbal y Nieves; y Ralph Gonsalves, de San Vicente y las Granadinas. Maduro dijo que delegaciones de 94 países acudieron a su investidura.

 

 

EL DATO

 

 

Samuel Moncada, viceministro para América del Norte, afirmó que la resolución aprobada por la Organización de Estados Americanos es una insensatez jurídica. “Es un abuso de poder, un crimen de agresión y un golpe de Estado, todo con el propósito de promover el caos y una intervención militar extranjera que destruiría no solo la paz en Venezuela, sino en toda la región”. Consideró que la resolución es parte de “un plan criminal que traerá dolor y vergüenza para satisfacer la codicia de unos pocos”.

 

 

Por JOSÉ GREGORIO MEZA 

JGMEZA@EL-NACIONAL.COM



0 comments