Los mejores alimentos contra el resfriado, la gripe, la tos y el dolor de garganta
Marzo 19, 2017 11:28 am

¿Sabías que la alimentación puede ayudarte a prevenir el resfriado y la gripe y también a que lleves algo mejor los síntomas de estas dolencias? Con la ayuda de varios nutricionistas te desvelamos algunos de los alimentos que no deben faltar en tu dieta para combatir estas enfermedades leves, pero molestas.

 

Gracias al sistema inmunitario, el organismo posee un escudo de defensas naturales para luchar contra los ataques bacterianos y virales. Sin embargo, éste no siempre se encuentra en plenas facultades, ya sea por cansancio, estrés, carencias alimentarias o deporte intensivo, como explica el Doctor Carlos Jarne, postgrado en Micronutrición (U. Borgoña) y en Medicina Antienvejecimiento (U. Barcelona) y miembro de Ysonut. En invierno y primavera, la recurrencia de estados gripales y de inflamaciones de las vías respiratorias es el resultado de un sistema inmunitario deficiente.

 

Los hábitos saludables pueden ayudarnos a reforzar nuestras defensas. Garantizar una alimentación equilibrada, no fumar, protegerse de la contaminación ambiental, combatir el estrés, dormir lo suficiente y evitar el sedentarismo y un ejercicio físico moderado como caminar una hora seguida al día puede ser una buena para reforzar nuestra propia inmunidad de manera natural, revela el Dr. Jarne.

 

Dentro de una alimentación variada y equilibrada existen además alimentos beneficiosos para el sistema respiratorio, que repasamos con la ayuda de Alba Sanz, dietista-nutricionista especializada en cocina terapéutica, la Dra. Maribel Lopera, experta de la clínica BeautyDerm y colaboradora Smartsalus.com y la chef del restaurante Pombo 18, Kaouthar Andaloussi.

 

1. El ajo, además de antitusivo, mucolítico y expectorante es uno de los alimentos anti infecciones que existen y siempre es aconsejable en casos de resfriados, según asegura la nutricionista Alba Sanz, quien aconseja consumirlo en crudo o incluso el agua del macerado.

 

2. La cebolla contiene, según Alba Sanz, una esencia que alivia la congestión pulmonar, calma la tos y desinfecta las mucosas. “Su contenido en quercetina y cisteína la convierte en un gran aliado contra alergias y afecciones como el asma, la sinusitis, la rinitis o la bronquitis, si se consume de forma frecuente”, comenta la experta, quien destaca que estas propiedades de limpieza y expectoración se deben a los compuestos azufrados presentes en los alimentos del género allium (ajos, cebollas, puerros, calçots) y las crucíferas (coles, rábanos, mostaza…).

 

3. Los cítricos. Son especialmente ricos en vitamina C, que ayuda a reforzar las defensas y a aliviar los síntomas comunes de gripes y resfriados. “Desayunar cada día un vaso de zumo denaranja natural, y a media tarde tomar un zumo de limón caliente rebajado con agua y miel hará que los síntomas remitan y te sientas mejor”, aconseja Kaouthar Andaloussi, chef del restaurante Pombo 18. Otros cítricos como la acerola, el kiwi y la guayaba aumentan la resistencia a las infecciones, según explica Alba Sanz. En el caso concreto de la granada, la chef Kaouthar Andaloussi afirma que “aporta grandes cantidades de antioxidantes, ácido fólico y vitamina C y es una gran aliada para tratar dolores de garganta e infecciones de oído. Se puede tomar en zumos, con yogur, en ensaladas o simplemente de forma natural”.

 

4. Los vegetales con acción demulcente (se produce por el efecto de los polisacáridos, llamados mucílagos, propicia un efecto protector y suavizante de las mucosas irritadas) se aconsejan cuando existe afonía, tos seca, faringitis, amigdalitis…etc. Algunos ejemplos son uvas, ciruelas pasas, higos secos, dátiles, hojas de borraja, calabacín, lechuga, copos de avena o mijo, como destaca la nutricionista Alba Sanz, quien comenta que se les puede añadir una pequeña cantidad de miel para aumentar el efecto suavizante y protector de las vías respiratorias. Por su parte, la Dra. Maribel Lopera, señala que algunas verduras y hortalizas tienen ácido fólico que ayuda a fijar el hierro de la carne, del pescado y de los huevos. “Un buen nivel de hierro y de otros minerales son imprescindibles para la inmunidad. Espinacas, acelgas, guisantes, patatas y, sobre todo perejil, eneldo, laurel, ajo y cebolla son bactericidas y deben estar presentes en los sofritos y en general en los platos de nuestra cocina tradicional”, comenta.

 

5. Los alimentos ricos en betacarotenos como naranjas, zanahoria, calabaza, albaricoques, melón, melocotón, espinacas, brócoli… “Los betacarotenos favorecen la regeneración de la mucosa respiratoria y evitan la invasión bacteriana”, señala Alba Sanz.

 

6. Las coles, coliflores, remolachas, rábanos y berros manifiestan acciones antibióticas, antitusivas y mucolíticas, según revela la nutricionista Alba Sanz, quien comenta que en casos de bronquitis, sinusitis o laringitis se pueden consumir en sopas o concentrados.

 

7. Las legumbres: “Son alimentos ricos en antioxidantes, actúan como antigripales naturales y ayudan a reducir las toxinas que provoca la infección, a fortalecer el sistema inmune y a acortar la duración de la gripe o el resfriado”, cuenta Kaouthar Andaloussi.

 

8. El picante y algunas especies. Aderezar las ensaladas de invierno con clavo, canela, pimienta, chile y jengibre hará entrar en calor, favorecerá la expectoración y la sudoración y contribuirá a eliminar bacterias, tal como explica Alba Sanz. Estas especies son ricas en esencias antibióticas, fluidificantes de la mucosidad y son expectorantes.

 

9. El zinc es un mineral que ayuda en la regeneración de la mucosa respiratoria y aumenta la capacidad defensiva, por lo que Alba Sanz asegura que son aconsejables alimentos ricos en este mineral como las pipas de calabaza, los mejillones, las legumbres, la carne magra, los huevos cocidos, la levadura de cerveza o los cereales integrales. En este sentido, la chef de Pombo 18 destaca que las ostras tienen un alto contenido en zinc, que “ayuda a reducir la intensidad de los síntomas del resfriado y la gripe y de acortar su duración a la mitad”. También encontramos zinc en cereales integrales, lecitina de soja, soja, levadura de cerveza, algas, legumbres, setas, nueces de pecán, pescado, yema de huevo, carne de cordero, hígado, aves, sardinas o mariscos.

 

10. Los frutos rojos como las fresas, las moras, los arándanos y las bayas tienen poder bactericida, según explica la Dra. Maribel Lopera, clínica BeautyDerm y colaboradora Smartsalus.com, aunque aclara que, para conseguir efectividad, hay que consumir una cantidad elevada. Estos frutos mejoran además la microcirculación, por lo que también se aconsejan para mejorar la vista y la audición.

 

11. Las setas, los hongos, el champiñón y los rovellones tienen propiedades antibacterianas y antitumorales, según la doctora Maribel Lopera. Además, existen muchos hongos terapéuticos como reishi, maitake, shitake, cola de pavo…

 

12. El pescado. “Además de tener propiedades saludables para el corazón, es rico en un mineral que ayuda a los glóbulos blancos a erradicar el virus de la gripe”, explica la chef de Pombo 18. Muchos tipos de pescado, especialmente el azul, son ricos en ácidos grasos omega-3, lo cual ayuda a reducir la inflamación pulmonar y a proteger los pulmones de infecciones respiratorias.

 

Fuente: Mujer Hoy

 



0 comments