Libros Diarios de Debate de 1999: Solo a través de un referendo consultivo se puede convocar a una Constituyente
mayo 19, 2017 12:33 pm

 

Con la finalidad de dejar el registro histórico de los debates realizados anualmente los parlamentos democráticos del mundo entero cuentan con una publicación denominada “Libros Diarios de Debates” o “Gacetas Constituyentes”, de acuerdo sea el caso.  En la Venezuela de 1999 no fue diferente: se instaló la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por el recién electo presidente de la República, Hugo Chávez Frías y los servicios de Secretaría del Congreso de la República, lugar donde funcionó el novedoso foro, procedieron a transcribir los debates que se llevaron a cabo durante seis largos meses.

 

 

 

Hoy, haciendo una minuciosa revisión de esos libros se puede llegar a la conclusión, por ejemplo, de que solo a través de un referendo consultivo libre, universal y secreto, sin selección previa de los electores, se puede convocar a una Constituyente. Las transcripciones registradas en estos libros desmontan, además, la tesis de la “Constituyente Comunal, Económica, Popular, Campesina o Militar” que propone el Ejecutivo Nacional. Durante la redacción de la Constitución de 1999 solo se habló de “Constituyente”, en todo caso “Originaria”, sin ningún otro calificativo, en consecuencia queda así demostrado  que la decisión pasa, obligatoriamente, por  realizar un referendo consultivo para preguntarle a todos los electores inscritos en el Consejo Nacional Electoral, sin excepción, si están o no de acuerdo con convocar una Constituyente. No obstante, el llamado voto territorial, sectorial o selectivo nunca fue considerado años atrás, todo lo contrario.

 

 

 

El tema referido a la Asamblea Nacional Constituyente quedó reflejado en el Artículo 390 de la página 46 del Libro Diario de Debates de 1999 (versión digitalizada). En la transcripción se aprecia que la propuesta original, leída por el Secretario, indicaba lo siguiente: “El pueblo, como constituyente originario, puede convocar a una Asamblea Constituyente con el objeto de crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una Constitución Democrática”.

 

 

 

El presidente para la ANC para entonces, Luis Miquilena le dio la palabra al constituyente Guillermo García Ponce (hoy fallecido) a objeto de abrir el debate sobre el importante tema. García Ponce propuso una nueva redacción del artículo para que quedara redactado de la siguiente manera: “El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En Ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”, es decir, tal como fue aprobado y publicado en el artículo 347 de la Constitución que está vigente.

 

 

 

El constituyente García Ponce también fue el proponente del artículo siguiente, es decir, el 348 contenido hoy en la Carta Magna. Seguidamente se desarrollo un intenso debate debido a que el constituyente Miquilena pidió que quedara suficientemente claro cómo el pueblo podía convocar a una Constituyente, a través de qué mecanismo podía hacerlo?.

 

 

 

El constituyente Manuel Quijada tomó la palabra e indicó lo siguiente: “Ciudadano presidente, sería mediante un referendo, por medio de un referendo”. Agregó: “Precisamente hemos propuesto ese artículo para solucionar la discusión de si el pueblo tiene o no el poder constituyente”.

 

 

 

Asimismo el constituyente García Ponce volvió a intervenir para indicar: “Si decimos que el pueblo de Venezuela es el depositario del Poder Constituyente Originario queda claro que es el pueblo el que convoca y que los poderes constituidos no podrán objetar en forma alguna las decisiones tomadas por esa Asamblea Nacional Constituyente”.

 

 

 

Intervención del constituyente Elías Jaua en 1999

 

 

 

Durante el mencionado debate intervino el constituyente Elías Jaua y dijo textualmente lo siguiente: “El pueblo no conoce ni reconoce ninguna norma anterior a la preexistente. El pueblo es la más fiel expresión de que cuando la voluntad del pueblo se manifiesta no hay derecho positivo que pueda detenerla, simplemente tiene que adecuarse y sucumbir a su voluntad”.

 

 

 

Incluso, en 1999 Jaua propuso que se eliminara el artículo en cuestión, es decir, el 348 de hoy, porque consideraba que la voluntad del pueblo no podía normarse. En este sentido señaló: “Este artículo no tiene por qué ser normado. Para futuras generaciones, para el pueblo constituyente de 100 o 200 años que se atreva nuevamente a discutir la refundación de la República con temas profundos. No hay más nada que normar en una Constituyente, lo contrario sería una actitud antihistórica, antipolítica, antiética, en el sentido de normar lo que no se puede normar”. Jaua  daba por hecho que el debate en torno a este tema era innecesario dado que era evidente que solo el pueblo, a través de un referendo consultivo universal, libre y secreto, podía convocar al foro que cambiaría las bases jurídicas de la República y redactaría una nueva Carta Magna.

 

 

 

Para entonces el constituyente Elías Jaua solicitó a la Cámara que se eliminara el mencionado artículo y la propuesta resultó “Negada”. Evidentemente todo lo demás, sobre este tema, quedó aprobado y posteriormente reflejado en el texto de la Constitución Nacional.

 

 

 

Integrantes de ayer y de hoy

 

 

 

Cabe destacar que la condición de “Constituyente” o “Constituyentista” (persona que integró una Asamblea Nacional Constituyente) se conserva hasta que se instala un foro similar y se redacta una nueva Constitución Nacional.

 

 

 

Muchos de los Constituyentes de 1999 ya murieron y por ende no pueden ser testigos de lo que está sucediendo. Entre los que ya no están en este plano se encuentran: Luis Miquilena, Alfredo Peña, Edmundo Chirinos, Guillermo García Ponce, Manuel Quijada, Eliézer Otayza, José León Tapia, Elio Gómez Grillo, Blancanieve Portocarrero, Diego Salazar, Raúl Esté y William Lara, entre otros.

 

 

 

 

En aquella oportunidad la mesa directiva de la ANC quedó constituida de la siguiente manera: Luis Miquilena (presidente), Isaías Rodríguez (primer vicepresidente) y Aristóbulo Istúriz (segundo vicepresidente). El Secretario fue Elvis Amoroso y el Sub Secretario Alejandro Andrade.

 

 

 

Sin duda alguna fue un momento importante en la historia reciente del país. Muchos personajes de la vida política tuvieron un papel estelar en la Constituyente de 1999 y hoy, parece, volverán a asumir la tarea encomendada.

 

 

 

Fueron 131 en total, entre ellos destacan: Nicolás Maduro Moros (actual presidente de la República y proponente de la nueva Constituyente), María Isabel Rodríguez (ex esposa del Presidente Hugo Chávez), Adán Chávez (hermano del Presidente, Hugo Chávez), Raina Lucero (cantante de música llanera), Vladimir Villegas (periodista, conductor del programa Vladimir a la 1), Tareck William Saab (actual Defensor del Pueblo), María Iris Varela (actual Ministra de los Servicios Penitenciarios), Freddy Bernal (actual comisionado para los CLAP), Henry Falcón (actual Gobernador del estado Lara), Elías Jaua (encargado de la Comisión Presidencial para la Constituyente 2017), Mario Isea (Embajador de Venezuela en España), Isaías Rodríguez (Embajador de Venezuela en Italia), Aristóbulo Istúriz (Ministro del Poder Popular de las Comunas), Sol Mussett (viuda del cantautor Alí Primera y madre de Servando y Florentino), Angela Zago (profesora universitaria  y esposa del periodista Napoleón Bravo), Earle Herrera (diputado del Bloque de la Patria), Hermán Escarrá (abogado constitucional), Desirée Santos Amaral (periodista), Francisco Visconti (participante de la Rebelón del 27-N), Liborio Guarulla (actual Gobernador de Amazonas), Francisco Ameliach (actual Gobernador de Carabobo) y Yoel Acosta Chirinos (participante en la Rebelión del 4F).

 

 

 

Durante la primera sesión (05 de Agosto de 1999) se recibió la propuesta presentada por el ciudadano presidente de la República, Hugo Chávez Frías, quien puso su cargo a la orden y se discutió sobre el Reglamento de Funcionamiento del novedoso foro.

 

 

 

La instalación de la Asamblea Nacional Constituyente se llevó a cabo en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, luego el foro funcionó en  el Hemiciclo de Diputados y todas las oficinas del Palacio Federal Legislativo y del edificio José María Vargas. La presencia de los periodistas pertenecientes al Congreso de la República y de los medios de comunicación social independientes no causó ruido alguno, todo lo contrario, constantemente se recibían delegaciones del CNP y del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa para brindarles total apoyo. Los constituyentes Vladimir Villegas, Desirée Santos Amaral y Alberto Jordán Hernández, entre otros, fueron garantes de que no se vulnerara la libertad de expresión y el derecho a la información.

 

 

 

Para la época no existían redes sociales y el periodismo digital era incipiente, por lo tanto los profesionales de la comunicación convivían día y noche en el lugar. Los medios de la comunicación tradicionales como prensa, radio y televisión, fueron determinantes para imponer la agenda y para que el ciudadano común, a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, conociera del tema.

 

 

 

Nota: Se anexa versión digitalizada del debate sobre el tema “Asamblea Constituyente. Buscar páginas 46 y 47.

 

 

 

Documento

 

Yira Yoyotte



0 comments