La prensa estadounidense da por acabada la relación de pareja de Irina Shayk y Bradley Cooper
junio 3, 2019 7:36 pm

La mayoría de las veces los rumores son solo eso: rumores. Sobre todo cuando tienen como protagonistas a estrellas que nunca hablan de su vida privada y que, por lo tanto, ni desmienten ni confirman lo que se dice de ellos en los mentideros. Aunque igual Irina Shayk y Bradley Cooper tienen que replantearse esa política de bloqueo mediático sobre su relación que llevan años siguiendo. Más que nada porque esta vez sí parece que sí es verdad que están atravesando una crisis muy seria y estas cosas, si no se hablan, acaban enquistándose.

 

 

Eso es al menos lo que aseguran hoy fuentes cercanas a la pareja en PageSix, que cuentan que entre ambos hay cada vez más distancias y que la única razón por la que todavía siguen intentando solucionar sus problemas es por el bien de su hija Lea De Seine, que acaba de cumplir dos años y a la que quieren tener al margen de cualquier disputa.

 

 

“Si todavía no se han separado es por la niña”, explica esta fuente. “Pero la verdad es que ninguno de los dos está contento con esta situación y su relación ahora mismo está colgando de un hilo”.

 

 

Cabe recordar que no es la primera vez que se da por muerta a la pareja este año. Hace solo unos meses todos los medios destacaron la excelente química que se respiraba entre Bradley Cooper y Lady Gaga. Sobre todo, durante su ya mítica actuación conjunta en los Oscar cantando Shallow. Un dúo que puso la piel de gallina al mundo mientras Irina les observaba inexpresiva desde el patio de butacas, lo que muchos interpretaron como un enfado monumental.

 

 

Tan por seguro se daba que entre Gaga y Cooper habían saltado chispas que al final tuvo que salir la propia cantante a jurar que entre el director de Ha nacido una estrella y ella no había nada. Que todo formaba parte de la ficción y ella, como buena actriz, había cumplido con su trabajo.

 

 

“La gente vio que había amor entre nosotros”, reconoció Gaga en una entrevista posterior. “¿Pero sabéis qué? Que eso es justamente lo que queríamos que vieran”, sentenció. Cooper, por su parte, prefirió dar la callada por respuesta y no comentar nada al respecto. Justo lo mismo que hizo Irina en la pasada Met Gala cuando le preguntaban por qué había acudido sola y no del brazo de su famoso novio como venía siendo tradición desde que se conocieran en 2015.

 

 

“Evidentemente ninguno de los dos quería romper durante la promoción de Ha nacido una estrella, porque esa publicidad habría sido nefasta para la película”, sigue explicando esta fuente a Pagesix. “Pero ahora que eso ha terminado cualquiera sabe qué puede pasar?”, aventura. ¿Estaremos asistiendo al derrumbe en directo de la pareja perfecta y no nos hemos dado cuenta?

 

 

Vanity Fair



0 comments