La peluquería y su entrenadora personal delatan la vida de Shakira en Barcelona
diciembre 16, 2018 6:53 am

Faltan pocos días para que termine 2018 y, al parecer, la cantante colombiana Shakira está a punto de finalizarlo tal y como lo comenzó: con serios problemas con la Hacienda española debido a los cuatro años (2011-2014) que el Fisco le reclama por haber fijado su residencia fiscal en Bahamas, cuando en realidad todo indica que vivía junto al culé Gerard Piqué en la Ciudad Condal. Tras un primer desembolso de 20 millones de euros a comienzos de año para saldar parte de su deuda, esta semana la artista pagó 14,5 millones de euros más a la Agencia Tributaria, con lo que la suma total es de 34,5 millones de euros.

 

 

La vida catalana de la «barranquillera» durante años se ha vuelto algo imposible de ocultar. Peluquería, gimnasios, entrenadora física a domicilio en Barcelona y otras actividades de la mujer del futbolista inclinan la balanza contra sus declaraciones iniciales sobre su lugar de residencia.

 

 

Toda una vida «a la catalana»

 

 

Fue una inspección a la peluquería que frecuentaba Shakira lo que confirmó que algo no cuadraba en las afirmaciones de la colombiana, que decía vivir en Bahamas en el período referido por Hacienda. Las visitas frecuentes durante esos cuatro años al negocio del peluquero Jordi Ripoll, ubicado en plena Ciudad Condal, constituyeron una de las principales evidencias que se tuvieron en cuenta para desmentir a la cantante.

 

 

 

Pero otras actividades frecuentes de la artista hacen difícil ocultar la vida catalana de la artista. Por ejemplo, las asiduas visitas a Barcelona de su entrenadora personal Anna Kaiser. Famosa por entrenar a varias celebrities, entre las que se cuentan Sofía Vergara o Hillary Duff, la estadounidense viajó varias veces a España para poner en forma a la colombiana. También los gimnasios catalanes Dir Diagonal y Bonasport vieron pasar a la mujer de Piqué en reiteradas ocasiones a lo largo de estos años.

 

 

 

 

Otro dato que desmintió la versión de la artista fue su asidua presencia en el Centro de Estética Casellas, en pleno Esplugues de Llobregat, municipio en el que reside junto a Piqué. La pareja tiene una casa de más de 700 metros cuadrados y 1000 metros de jardínla colombiana poseen una vivienda. El Centro Casellas, situado en el elegante barrio de Sarriá, atendió a la cantante en varias ocasiones clave, tales como la recuperación del parto de su hijo Milan o los días previos al nacimiento de Sasha, en 2015. Ambos niños nacieron en el Hospital Teknon de Barcelona.

 

 

 

Además, la artista comparte también salidas y diversión junto a Piqué en Barcelona. Hace unos meses cuando ambos visitaron Blue Spot –el restaurante que es propiedad de la pareja- hace unos meses, en pleno auge de los rumores de crisis entre ambos. En 2016 también se les veía muy felices celebrando los cumpleaños de ambos –el 2 de enero- en una bolera.

 

 

 

La isla de la polémica
Sumado a todos los problemas que Shakira ha enfrentado este año, hace unos días se supo que Bonds Cay, la isla de Bahamas que disparó todo el escándalo con Hacienda, está a la venta.

 

 

 

GTRES
Si bien se desconoce su valor, este podría rondar los 20 millones de dólares, que es el precio de otras islas de la misma región. La propiedad de la cantante colombiana se encuentra situada en el archipiélago Berry Islands.

 

 

 

Idas y vueltas con la Justicia

 

 

Ante las versiones de que la Fiscalía de Barcelona se querellaría contra la artista, su defensa presentó un escrito en el que aseguraba que la colombiana había «cumplido en todo momento con sus obligaciones tributarias y no debe ninguna cantidad a la Hacienda española».

 

 

 

Sin embargo, el argumento de su defensa de que «Shakira tiene una actividad profesional muy intensa fuera de España y, por lo tanto, su estructura familiar es muy diferente a los modelos convencionales» no convenció mucho al Fisco español. A dos semanas de que finalice el 2018, la cantante lo acaba tal y como lo inició: con serias dificultades para defender una declaración sobre su residencia en Bahamas años atrás que sus actividades en la Ciudad Condal contradicen.

 

 

ABC.es