La fiscalía no presenta cargos por la muerte de Prince debida a una sobredosis de opiáceos
abril 19, 2018 10:40 pm

Tras casi dos años de investigación no existen pruebas suficientes para acusar a alguien por el fallecimiento del artista a causa del consumo de fentanilo, según ha anunciado el ministerio público

 

 

 

La investigación de la muerte de Prince se cierra dos años después sin que se presenten cargos penales. El fiscal del condado de Carver (Minesota), Mark Metz, explicó que aunque el cantante desconocía que para calmar sus doloresestaba siendo tratado con fentanilo —un opiáceo que le acabo creando una sobredósis mortal—, decidía ponerle fin al caso. La razón: no fue capaz de identificar el origen de la poderosa droga. El doctor que le medicaba aceptó pagar una sanción de 30.000 dólares para zanjar el expediente por la vía civil.

 

 

 

Prince sufría una adicción a los opiáceos desde hace años. En la exposición que hizo el fiscal con el resultado de la investigación, se explicó que Prince pensaba que estaba consumiendo un medicamento llamado Vicodin cuando en realidad las píldoras contenían fentanilo. “No sabía que podían matarle”, reiteró. El opiáceo es 5.200 veces más potente que la morfina. También señaló que en su casa se encontraron diversos tipos de tratamientos para el dolor.

 

 

 

Metz dejó claro que la investigación demuestra que Prince murió por una sobredosis de fentanilo, un medicamento que nunca le fue recetado. “Las pastillas eran una imitación exacta del Vicodin”, reiteró el fiscal. Pero al mismo tiempo afirmó que ninguna persona asociada con el cantante sabía que tenía estas pastillas falsas ni sobre su contenido. Tampoco hay evidencias que permitan demostrar cómo obtuvo las píldoras ni que hubiera una intención siniestra de matarlo.

 

 

 

“Sin móvil y sin sospechoso identificado, la justicia estadounidense no puede iniciar un proceso penal relacionado con la muerte de Prince”, declaró Metz ante los medios de comunicación. Tampoco hay evidencia de que “las píldoras que mataron al cantante fueron prescritas por un doctor”, agregó.

 

 

El anuncio de la fiscalía ha llegado después de que varios documentos revelaran que el médico Michael Todd Schulenberg —que trató al cantante dos veces en las semanas previas a su muerte y prescribió fármacos a un amigo del cantante sabiendo que en realidad eran para Prince— llegó a un acuerdo con la justicia estadounidense y aceptó pagar 30.000 dólares (más de 24.000 euros).

 

 

 

El fiscal admitió que el caso era extraordinario y el hecho de la víctima fuera una celebridad de la altura de Prince metió más presión a la investigación. Pero explicó que para poder presentar cargos penales debía recabar antes pruebas y evidencias que se sostuvieran en un tribunal. El anuncio se hace justo cuando está a punto de cumplirse el segundo aniversario de la muerte del artista, tras ser encontrado inconsciente en su casa.

 

 

Prince falleció el 21 de abril de 2016 en su estudio de Paisley Park, en Minneapolis. Tenía 57 años de edad. El fentanilo es una sustancia 50 veces más poderosa que la heroína. Metz aprovechó la comparecencia para señalar que la muerte por sobredosis del artista es un ejemplo “trágico” de la lacra que azota Estados Unidos por la adicción a las drogas. “Estamos en medio de una epidemia horrible que no discrimina a nadie”, concluyó.

 

 

Nacido bajo el nombre de Prince Rogers Nelson el 7 de junio de 1958 en Minneapolis, el cantante fue una figura indiscutible del pop y un renovador de la música negra en los años ochenta gracias a discos como Purple Rain (1984) y Sign o’ The Times (1987). Después de su muerte, el expresidente estadounidense Barack Obama declaró en un comunicado que “pocos artistas han influido en el sonido y la trayectoria de la música popular más inequívocamente o han conmovido a tantas personas con su talento”.

 

El País

Sandro Pozzi

 



0 comments