La dieta mediterránea y sus beneficios
diciembre 3, 2018 3:11 pm

Mejora el metabolismo, y ayuda en la prevención de la diabetes

 

 

 

La dieta mediterránea más que una pauta nutricional es una herencia cultural, que se ha venido manejando a través del tiempo, tiene múltiples beneficios para la salud porque está vinculada a un consumo de grasas saludables, así lo explica Ariana Araujo Tovar, nutricionista creadora del Método Coma (cambio organizado de la manera de alimentarnos).

 

 

 

Añade que estas grasas pueden ser “el aceite de oliva, todas las oleaginosas como nueces, maní, almendras y pescados. Igualmente la dieta mediterránea incluye el consumo de frutas y vegetales en altas cantidades y poco consumo de carnes rojas y carnes procesadas”.

 

 

 

Aunque explica la nutricionista que “uno nunca dice te voy a mandar la dieta mediterránea si no que se hace el cálculo de las calorías totales, del requerimiento total que debería consumir esta persona y entre las pautas siempre cualquier nutricionista le va a incluir muchas de las que tiene la dieta mediterránea, porque siempre se incluye consumo de lácteos que sean bajos en grasa, como puede ser leche, yogures descremados y quesos frescos”.

 

 

 

 

 

Añade igualmente que siempre se van a incluir los vegetales y frutas de manera entera, “que no sean licuados, porque el valor nutricional y propiedades son diferentes. El consumo de las grasas que sean saludables sin abusar de las cantidades, porque estos beneficios que tanto se hablan en la dieta mediterránea, se obtiene con pequeñas dosis de grasa saludable, y se incluye siempre en cualquier dieta el consumo de pescado”.

 

 

 

 

Beneficios a la salud

 

 

 

Según la nutricionista “entre sus beneficios se encuentran todos los metabólicos a nivel de lípido sanguíneo, como colesterol y triglicéridos, cardiovasculares y en la prevención de la diabetes”.

 

 

 

 

Este tipo de alimentación es bastante recomendable porque con ella se obtiene grandes beneficios para la salud y una mejora en el sistema digestivo por el equilibrio en cuanto a las cantidades que se consumen, sin embargo la Máster en Psicología Health Coach comenta que “no diría que este tipo de herencia cultural la tenemos que realizar todos, porque está muy vinculada a los países mediterráneos por los alimentos que tienen, pero todas las personas deberíamos seguir una dieta alta en fibras (vegetales y frutas enteras), carbohidratos de lenta absorción que den un impacto glicémico bajo como los granos, harina de maíz precocida, los tubérculos (la batata, el ñame y el ocumo) que tienen muy buena respuesta glicémica, incluir proteínas con poca grasa como el pescado, algunos mariscos, si se pueden obtener económicamente, si no incluir por lo menos dos o tres veces por semana algún tipo de carne blanca o pescados azules como la sardina que es altísima en hierro, tienen grasas saludables y económica. Más que la dieta mediterránea, todos debemos alimentarnos de manera saludable”.

 

 

 

 

“Estas son recomendaciones que a nivel mundial se manejan y que se parecen mucho a la dieta mediterránea, sin embargo en países como el nuestro es difícil el acceso a alimentos como el aceite de oliva y todas las oleaginosas porque son muy costosos al igual que los pescados”.

 

 

 

 

Alimentación consciente

 

 

 

En cuanto a los factores negativos de practicar una dieta de este tipo Tovar explica que “lo único que me parece importante recalcar es que se debe medir el uso de grasas saludables porque a costillas de que siempre se habla de que estas son saludables la gente no controla la cantidad que está consumiendo, y realmente el beneficio que se obtiene de estos alimento se obtiene con el consumo de cantidades muy pequeñas”.

 

 

 

 

Explica que “al utilizar cantidades elevadas de estos alimentos la gente siempre va a tener sobrepeso que está vinculado con muchos trastornos, como los mecánicos que a la larga aunque las calorías se obtengan de alimentos saludables se da variaciones metabólicas tanto en lípido sanguíneo como en glicemia”.

 

 

 

En Venezuela

 

 

No es difícil incluir este estilo de vida a la cotidianidad del venezolano pues existen algunas alternativas “entre los pescados, la sardina es económica y súper nutritiva, en la parte de las grasas utilizar aguacate, sobretodo en esta época que lo tenemos de temporada y es una grasa saludable y económica, en el caso de los aceites vegetales, comprar aceites que no sean mezclas, que sean puros (maíz, girasol y soya) medir las cantidades y no cocinarlos, estos aceites van a darnos beneficios en el organismo siempre y cuando no los sometamos a calor”.

 

 

 

 

Se deben evitar “todas las grasas modificadas (margarina), el aceite de palma que es súper dañino, por lo que siempre hay que leer que los alimentos no lo contengan entre sus ingredientes”.

 

 

 

 

“Recomiendo que todas las personas lleven una dieta saludable, sin ser la dieta mediterránea y darle un nombre como tal, desde las primeras etapas de la vida y mantener la en todo lo que es el ciclo vital, evidentemente los primeros seis meses de vida están dedicados a lo que es la lactancia materna exclusiva, y luego si se puede incluir alimentos que sean saludables, muchos de estos convergen en lo que es la herencia cultural mediterránea”.

 

 

 

Pasos para alimentarse bien

 

 

La especialista aconseja el mantener un equilibrado consumo de lácteos descremados, la leche, el yogurt, y los quesos frescos como el requesón, la ricota y el queso de cabra.

 

 

 

Es importante consumir vegetales y frutas en las tres comidas principales que estén enteros (no licuados, batidos o sopas).

 

 

 

Incluir en las tres comidas carbohidratos moderados (una porción del tamaño del puño), como el arroz, la harina de maíz precocida, la pasta y los granos.

 

 

 

Mantener en lo posible en una de las comidas proteína de alto valor biológico (porción del tamaño del puño) como carne, pollo y pescado, y en el desayuno o la cena incluir proteínas como el queso, jamón o huevo, en cantidades moderadas.

 

 

@metodocoma

 

 

 

EU



0 comments