La banca no tiene capacidad de ejecutar aumento de límites de tarjetas de crédito
noviembre 28, 2019 1:47 pm

La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) emitió la Resolución 06019, de fecha 12 de noviembre de 2019, en la que establece nuevos límites “para el financiamiento mediante tarjetas de crédito” que van desde 20 mil unidades tributarias (U.T.), equivalentes a un millón de bolívares, hasta 20 mil U.T., equivalentes a 10 millones de bolívares.

 

La última vez que el organismo ordenó subir los límites de las tarjetas de crédito fue en marzo pasado, luego que el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) aumentara el valor de la Unidad Tributaria de 17 a 50 bolívares. En ese entonces, la Sudeban exhortó a las instituciones bancarias a “determinar el límite a ser aprobado en las tarjetas de crédito en virtud del nuevo valor de la U.T. establecido en Bs 50”, lo que elevó el límite a Bs 750 mil (15.500 U.T.).

 

En la resolución publicada este mes de noviembre, la Sudeban señala que “las instituciones bancarias, previo proceso de análisis y evaluación de la información del cliente y en función de su perfil financiero, determinarán el límite a ser aprobado a cada cliente por instrumento (tarjeta de crédito), independientemente del número de tarjetas que posea en el banco”.

 

“El ente supervisor bancario previa evaluación y aprobación por parte del Órgano Superior del Sistema Financiero Nacional (OSFIN), consideró necesario adaptar y actualizar las normas existentes en aras de fomentar la eficiencia y calidad de los servicios bancarios; así como salvaguardar los derechos de los usuarios y usuarias”.

 

La Sudeban tomó esta medida pese a que el Banco Central de Venezuela (BCV) ha limitado la capacidad de la banca para otorgar créditos con la implementación del encaje legal, una política monetaria que obliga a las instituciones financieras a mantener un porcentaje de los depósitos totales en el BCV.

 

Según el economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, la banca no tiene capacidad de ejecutar ese aumento de límite. “Es propaganda. La restricción de encaje y limitaciones patrimoniales se lo impiden”.

 

Además de reducir el gasto público, la administración de Nicolás Maduro ha restringido el crédito. Hoy esas instituciones sólo puede prestar 20 de cada 100 bolívares que le depositan. “El otro 80 lo tiene ahí, no puede hacer negocios sobre ese 80”. Es por esa razón que “la capacidad de la banca de incrementar los límites de las tarjetas de crédito es prácticamente nula”, reitera Oliveros.

 

“El negocio de la banca es prestar y le gustaría tener tarjetas de créditos sin límites para que la gente se endeude y tenga que pagar intereses, y en esta oportunidad no lo hace porque tiene una limitación muy fuerte”.

 

Ecoanalítica señala que la restricción del crédito mediante incrementos en distintos requerimientos de encaje, ha sido una medida característica del plan de estabilización aplicado por el Gobierno desde agosto de 2018. Sin embargo, recuerda que “el crédito bancario tiene años siendo restringido férreamente por distintas políticas estatales”.

 

En 15 de enero entró en vigencia el encaje legal de 60%, porcentaje que no duró ni siquiera 15 días, pues el 29 de enero el ente emisor anunció que “para frenar el incremento ilegal del dólar” subiría a partir del 11 de febrero de 60% a 100%.

 

Mayor contracción

 

El economista e investigador Víctor Álvarez, Premio Nacional de Ciencias, aseguró que la política monetaria restrictiva que ha aplicado el BCV a través del aumento del encaje legal ordinario y marginal, deja sin liquidez a los bancos para cubrir préstamos a la producción y el consumo, cuestión que frena la demanda de divisas y repercute en la evolución de la tasa de cambio oficial.

 

Para los empresarios ha sido realmente devastador el agotamiento de los volúmenes de fondos disponibles que tenían los bancos para darles créditos, resultado de las fuertes políticas financieras que el gobierno de Maduro ha implementado, principalmente el encaje legal.

 

De acuerdo con cálculos hechos por la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional (AN), durante el primer trimestre del año la contracción económica del país alcanzó la cifra de 39,9%, caída que responde a dos factores: la política que en esa materia aplica el BCV a través del encaje legal, que “ha secado la posibilidad de las empresas y a los ciudadanos de endeudarse para consumir, invertir y tener capital de trabajo”, y el colapso del sistema eléctrico nacional, indicó el diputado Ángel Alvarado, economista y miembro de la instancia parlamentaria.

 

La Sudeban también informó que “a través de la Circular SIB-II-GGR-GNP-12802, se incrementa el límite diario para operaciones por puntos de venta (POS) a 50 millones de bolívares”.

 

EL TIEMPO