Kilo de cebolla pasó de Bs. 2.300 a 3.900 y el tomate subió de a 3.450
Enero 9, 2017 2:23 pm

 

 

Los venezolanos reciben el año con nuevos y exorbitantes aumentos de precios en los vegetales. Los costos de algunos rubros se duplicaron en un lapso de dos semanas y varios están en casi 4.000 bolívares el kilo.

 

 

El producto que más se encareció entre mediados de diciembre y enero fue el pimentón, que pasó de 1.810 bolívares a 3.900 bolívares el kilo con lo cual el incremento fue de 115 %.

 

 

En un recorrido realizado por el equipo de la página digital Crónica Uno en diferentes supermercados de la ciudad se pudo constatar que los aumentos oscilan entre 50 y 115 % en la mayoría de artículos.

 

 

La cebolla pasó de costar 2.300 a 3.900 bolívares, 69 % de ajuste. Los tomates subieron 57 % y el kilo pasó de 2.200 a 3.450 bolívares en dos semanas. Estos incrementos descuadran el presupuesto familiar.

 

 

“Me parece de locos como todo sube sin explicación, tú vas un día, haces tu mercadito y a la semana siguiente cuando vas a comprar lo mismo tienes que gastar el doble o terminas llevando mucho menos a casa”, comentó Viviana Ochoa, secretaria residenciada en La Candelaria.

 

 
El plátano fue uno de los pocos alimentos que solo varió ligeramente, pasando de costar 1.420 a 1.650 bolívares por kilo.

 

 

“En este país todo aumenta indiscriminadamente, carne, vegetales, pollo, leche, lo que sea. Yo lo que gano es sueldo mínimo más los tickets de alimentación, y quienes nos hacemos cargo de toda la familia somos mi esposo y yo. Tenemos 3 hijos y lo más importante es la alimentación de los muchachos, hay veces en que dejamos de comer para que les alcance a ellos. Mira esta bolsa, aquí lo que hay es 1 kilo de cebollas, 4.000 bolívares se fueron en esto ¿Es justo?”, expresó Rosalinda Gutierrez, asistente de odontología y residente de Caricuao.

 

 
El dinero estimado que una familia de cuatro integrantes debe gastar de forma mensual para lograr suplir medianamente los requerimientos diarios de vegetales, verduras y frutas se calcula entre 80.000 a 120.000 bolívares, considerando que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que cada persona debe consumir cerca de 400 gramos de estos alimentos diariamente.

 

 

Pero la alta inflación, que se traga rápidamente los ingresos de los venezolanos, hace que la mayoría de las familias deban reducir las porciones recomendadas drásticamente, inclusive hay quienes indican que no consumen ninguno de esos alimentos a menos que sea para aliñar o darle sabor a un plato específico.

 

 

Jonathan Castillo, empleado de un ente público, relató que “solo compro vegetales cuando hacen operativos en donde trabajo, porque son alimentos subsidiados, del resto, compro unas cebollas, plátano para hacer tajadas, un poquito de ají dulce y un pimentón de vez en cuando. Yo estoy claro que no es saludable la manera como comemos en mi casa pero no estamos para lujos”.

 

Con información de Crónica Uno

 



0 comments