Forenses turcos buscan restos de Khashoggi en un bosque de Estambul y en una furgoneta
octubre 19, 2018 11:08 am

La policía científica turca ha registrado este viernes una furgoneta con matrícula del consulado saudí en la que se sospecha que se pudo trasladar al periodista Jamal Khashoggi, desaparecido y presuntamente asesinado en la legación diplomática de Arabia Saudí en Estambul. Según el diario turco Yeni Safak, varios médicos forenses han examinado durante tres horas la Mercedes Vito que aparece en una de las grabaciones del día en el que se le perdió la pista al periodista, el pasado 2 de octubre, justo después de que Khashoggi entrara al consulado de su país para hacer unos trámites.

 

 

Dos horas después de la entrada del periodista en el edificio, la furgoneta salió del consulado y se dirigió a la residencia del cónsul, situada a 200 metros del lugar. Los expertos han analizado el vehículo con productos químicos usados para detectar restos genéticos. Los investigadores también estudian las muestras de ADN tomadas en el consulado y en la residencia del cónsul para ver si coinciden con su ADN. Las fuerzas de seguridad turcas investigan otros coches de la legación diplomática que fueron usados el día de la desaparición del periodista.

 

 

Las autoridades han ampliado la búsqueda del cuerpo de Khashoggi al bosque de Belgrado, situado a las afueras de Estambul, y en una zona rural cerca de la ciudad de Yalova, a unos 100 kilómetros al sur de Estambul, en la costa del mar de Mármara. Se espera que el informe sobre el caso que está elaborando Estambul estará listo en los próximos días.

 

 

Varios medios de comunicación turcos y extranjeros han filtrado estos días que Turquía tiene pruebas de que el periodista fue torturado y asesinado en el consulado, aunque el Gobierno de Ankara no se ha manifestado oficialmente al respecto. El ministro de Justicia turco, Abdulhamit Gül, señaló este jueves que el Gobierno espera que ‘la investigación de resultado dentro de muy poco” y justificó el retraso por la dificultad de acceder a los edificios diplomáticos que requieren permisos formales de Arabia Saudí.

 

 

Washington comienza a asumir la muerte de Khashoggi

 

 

 

Pese a las declaraciones públicas de los líderes de EE UU que piden no adelantar acontecimientos, los servicios de inteligencia de ese país están cada vez más seguros de la implicación del príncipe Mohamed, según informa The New York Times. Aunque no disponen de pruebas que lo involucren directamente, sí que hay “crecientes indicios circunstanciales” que apuntan en este sentido. Entre estos indicios está el hecho de que de los 15 saudíes a los que se cree autores del asesinato, varias personas son muy cercanas al príncipe saudí.

 

 

Donald Trump, ha pedido a Turquía que le facilite la supuesta grabación existente que probaría cómo Khashoggi fue asesinado y descuartizado. Sin embargo, los turcos no han mostrado esta prueba a sus aliados estadounidenses o europeos, según siete fuentes de seguridad consultadas por Reuters. Este viernes, la CNN en Turquía ha citado al ministro de asuntos exteriores, Mevlut Cavusoglu, quien ha vuelto a insistir en que el Gobierno no ha compartido ninguna grabación de audio con nadie.

 

 

 

Pero en Washington comienza a asumirse públicamente que Khashoggi está muerto. Donald Trump, afirmó este jueves que “ciertamente eso parece” y avisó de que, si se confirma la implicación de los saudíes, estudiará “consecuencias muy graves” para su aliado.

 

 

El País



0 comments