Flavia Gleske: “Ese día me indigné”
abril 27, 2014 10:18 am

Con 16 años de trayectoria en la televisión Flavia Gleske (1978) jamás ha protagonizado escándalos ni polémicas -salvo aquella en la que se vio involucrada por un desencuentro con Jerónimo Gil, padre de sus gemelos Allan y Allison-, pero de resto, la vida personal y profesional de la actriz se ha caracterizado por su discreción y ecuanimidad. Precisamente, por eso lamenta haberse dejado llevar por “el imperio de la emoción” al momento de escribir hace poco días un tuit dirigido a Gigi Zanchetta.

 

-Hace poco protagonizó un altercado con Gigi Zanchetta. ¿Diría que se arrepiente por el cruce de palabras?

 

-Claro. Yo me disculpé con mis seguidores y mandé una carta abierta porque no se trata de perder los estribos en un momento y escribir algo en contra de alguien y menos cuando ese alguien fue tu compañera, pero me sentí peor no por escribirlo sino porque yo no soy así. Yo soy más bien calmada, pero ése día me indigné de verdad, pero también como ése día me indigné, otro día recapacité y dije: ‘No, éste no es el camino. No podemos seguir por aquí’ y le pedí disculpas a mis seguidores porque yo siempre he llamado a la tolerancia y al respeto. Nunca he estado en contra de la gente que piensa distinto a mí. Para nada. Yo creo que cada quien tiene su juicio y tenemos que hacer eso: respetarnos porque sino no vamos a llegar a nada. Me sentí mal conmigo por eso mismo, porque yo siempre llamo al respeto y a la tolerancia y ése día sentí que irrespeté y que no fui tolerante. Imagina que todos cayéramos en eso.

 

-¿Cree que Twitter es la tribuna ideal para dirimir ese tipo de diferencias?

 

-Sí, indudablemente. Se formó un escándalo por un comentario que le hice a una persona. Imagínate tú las cosas que uno podría hacer para llamar a la unión… Si mi camino es ése, llamar a la tolerancia, yo lo voy a hacer y me hice una promesa a mí misma que cuando me sienta indignada leyendo Twitter o algo que no me gusta simplemente lo apago un rato o pienso bien lo que voy a decir, sin referirme a nadie pues, ni siquiera a ninguna tendencia política. Yo creo que ése es el camino. Yo creo que ahorita una tendencia política no es lo que importa. Lo que importa es lo que estamos viviendo cada uno de nosotros. No importa si eres de un lado o de otro, ahorita importa lo que todos por igual estamos viviendo y tenemos que enfocarnos en eso: en luchar por vivir mejor porque a todos nos gusta vivir bien, tranquilos, luchar por nuestra tranquilidad, por salir a la calle y que lo máximo que te pase es que te pique una abeja.

 

-¿Cómo cree que podrían construirse puentes entre artistas oficialistas y de oposición?

 

-Llamando a la tolerancia, que todo el mundo se ponga en el mismo plan. No podemos seguir permitiendo que una cadena de radio y televisión sea nada más para insultar en lugar de que sea para dar soluciones, para ofrecer respeto, para ofrecer unión. O sea, a lo mejor mi voz no es escuchada sino por mis seguidores, pero una cadena nacional sí es vista por millones de venezolanos y te están transmitiendo pura intolerancia, puro irrespeto. Hay un momento en el que a la gente le pasa lo que me pasó a mí, se indigna (…) a mí no me interesa que tú seas chavista o madurista, pero si todos llamamos al respeto nos vamos a terminar respetando, pero sí llamamos al odio y a la discriminación… ¿Por querer una vida buena?, ¿por querer tu comodidad?, ¿por querer vivir en un barrio decente?, ¿por querer vivir bien ya eres fascista? ¿Estás en contra de la patria? porque no tiene que ver una cosa con la otra. Así no vamos a llegar a ningún lado. Si todos y cada uno de nosotros llamamos al respeto y la tolerancia, las cosas van a cambiar.

 

En estos momentos, Gleske interpreta a Fernanda Salvatierra en Corazón esmeralda, la novela estelar de Venevisión, protagonizada por Irene Esser y Luis Gerónimo Abreu.

 

-¿Cómo definiría la relación que tiene su personaje con su madre Federica (Mimí Lazo)?

 

-La relación está un poco dañada aunque para Fernanda la mamá siempre fue un ejemplo pues ella siempre se quiso parecer a la mamá y por eso cayó en una muy mala imitación de ella. Fernanda es una mujer acomplejada, es como una tipa gris porque la mamá siempre le prestó mucha más atención al dinero y al poder que a su hija, entonces yo en ella veo un poco esa falta de cariño, ¿sabes? esa falta de atención y por eso se convirtió en un ser humano tan gris y acomplejado.

 

-¿Cuál ha sido el reto más grande que ha enfrentado dándole vida a Fernanda Salvatierra?

 

-Oye, puede ser ése. Puede ser el hecho de que su madre esté saliendo con alguien que a mí me gusta, de quien yo estoy enamorada, que es Marcelo Egaña (Jorge Reyes). Esos escenarios así, yo jamás me los plantearía (en la vida real), quizás eso es lo más difícil.

 

-Su personaje está ansioso por descubrir varios asuntos en la trama de la telenovela, ¿cree que pagará caro esas investigaciones que está haciendo?

 

-Claro, indudablemente, sobre todo tratándose de Federica que por ambición deja de lado hasta a su hija. Imagínate tú si la descubre, eso va a ser fuerte… puede desencadenar una tragedia por su misma ambición.

 

-Venevisión anunció que realizará varios remakes de dramáticos que fueron exitosos en su momento, entre ellos, Inés Duarte, secretaria, ¿le gustaría participar en alguno de ellos?

 

-Me encantaría. Yo hice El desprecio y para mí fue un reto hacer el remake de Maricarmen Regueiro (1991), inclusive a mí me dijeron para ver escenas de ella y yo dije: ‘no, yo no voy a ver nada de lo que hizo ella’. Yo sigo a mi director, sigo las pautas y veamos qué sale.

 

-¿Tiene pendiente algún personaje por interpretar?

 

-Me gustaría hacer un personaje fuerte. No sé, pero hay muchos. Quisiera interpretar gemelas porque me parece un reto súper exigente. Hubo una novela que se llamó Lazos de amor (1995) con Lucerito, en la que hizo de trillizas y yo decía: ¡wow! además, de que para mí, la novela fue buenísima. Me encantaría hacer el remake de ésa.

 

-Después de terminar las grabaciones de Corazón esmeralda, ¿tiene previsto participar en una obra de teatro o pel¿ícula?

 

-He tenido propuestas, pero todavía no me decido a hacer teatro porque se me hace muy difícil por donde vivo, ¿sabes? la distancia, todo. Además que yo no he hecho teatro. Me gustaría prepararme bien para hacerlo por primera vez pues; pero en cuanto a horarios y tiempo, se me hace complicado porque son los fines de semana, pero sí he tenido propuestas, sí me gustaría, no lo descarto igual que incursionar en el cine.

 

 

 

Fuente: EU