Estados Unidos analiza mantener máxima presión contra Irán
septiembre 11, 2019 6:12 am


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantendrá una “campaña de máxima presión sobre Teherán” a pesar de su disposición a reunirse con su homólogo iraní Hasan Rohani “sin condiciones previas”, dijo el martes el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.

 

 

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos han escalado desde mayo del año pasado, cuando Trump se retiró del acuerdo nuclear de 2015 con Teherán y comenzó a imponer sanciones que han paralizado a la economía iraní.

 

 

“El presidente ha dejado en claro que está afín a tener una reunión sin condiciones previas, pero mantenemos la campaña de máxima presión”, dijo Mnuchin, días después de que Irán activara centrifugadoras más avanzadas, que podrían aumentar su reserva de uranio enriquecido, necesario para fabricar armas nucleares.

 

 

 En la misma rueda de prensa en la Casa Blanca, el secretario de Estado, Mike Pompeo, contestó “por supuesto” cuando se le preguntó si Trump podría reunirse con Rohani a finales de este mes al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

 

 

Mnuchin y Pompeo se pronunciaron solo 90 minutos después de que Trump anunciara que había despedido a su asesor de seguridad nacional John Bolton, famoso por sus posturas beligerantes.

 

 

Pero Mnuchin rechazó las sugerencias de que la partida del agresivo Bolton suponga una política más moderada hacia Irán, en tanto el gobierno de Trump anunció nuevas sanciones contra líderes de varias organizaciones con estrechos vínculos con Teherán.

 

 
Las designación de terroristas se aplica a los comandantes o jefes de alto rango de grupos que incluyen las Fuerzas Al Qods, la unidad de élite de los Guardianes de la Revolución, Hezbolá, el brazo operativo de Hamas y el grupo Jihad Islámica Palestina.

 

 

“Ustedes saben que hemos impuesto más sanciones contra Irán que nadie, y eso está funcionando absolutamente”, dijo Mnuchin.

 

 

“Diría que el secretario Pompeo y yo y el presidente estamos completamente alineados en nuestra campaña de máxima presión”, añadió.

 

 
El anuncio de nuevas sanciones tiene lugar un día antes del 18 aniversario de los ataques del 11 de septiembre en Nueva York y Washington, que fueron llevados a cabo por la red yihadista Al Qaida.

 

 

Pompeo dijo que estas sanciones, que suponen bloqueos de activos y prohibición de transacciones con estadounidenses, “fortalecen los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos” y contribuyen a que ataques como los del 11S “nunca más se repitan en suelo estadounidense”.

 

 



0 comments