El misterio de uno de los hombres más fértiles del mundo
marzo 20, 2019 6:32 pm

¿Es posible que una parte importante de la población sea descendiente de una sola persona? Conoce el misterio de Gengis Kan, uno de los conquistadores más importantes de la historia.

 

 

 

 

Gengis Kan fue un guerrero y conquistador mongol, además una de las figuras más importantes de la Edad Media por lograr la mayor expansión del imperio mongol.

 

 

 

 

Kan era un líder carismático y un general con tácticas increíbles a la hora de la guerra y de dirigir su ejército. Tenía una gran cantidad de seguidores que solo esperaban órdenes de él para cumplirlas sin ninguna réplica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero una de las curiosidades más increíbles de este personaje es la cantidad de descendientes que dejó a lo largo de su vida.

 

 

 

 

En el año 2003, un estudio realizado por la Universidad de Leicester demostró que al menos el 0,5% de la población masculina del mundo era descendiente del conquistador que existió hace unos 700 años. Esto quiere decir que el 8% de los hombres que vivieron en el imperio mongol portaban cromosomas de Kan.

 

 

 

 

Las conductas sexuales desmedidas, sumadas a las constantes invasiones y conquistas de pueblos enteros ayudaron a que sus genes se regaran entre la población. Además, por ser Kan el líder, era el que escogía a las mujeres con quienes estaría y muchas eran obligadas a estar con él.

 

 

 

 

 

Getty Images

 

 

 

 

Además, Kan tuvo 36 esposas y sus hijos siguieron el mismo camino promiscuo que su padre. Se dice que uno de ellos tuvo 40 hijos y uno de ellos más de 25 nietos. El guerrero podía acostarse hasta con 30 vírgenes que seleccionaba cada año.

 

 

 

 

Estos estudios afirman que el cromosoma de Kan estaría en millones de hombres en la actualidad.

 

 

 

 

Getty Images

 

 

 

 

 

El linaje del guerrero se habría expandido al oeste por la Ruta de la Seda y al interior de Asia, y como estos descendientes normalmente también eran guerreros, continuaban con la vida sexual en los pueblos a los que llegaban.

 

 

 

 

Aunque faltan muchos estudios de restos humanos por realizar, resulta fascinante la cantidad de personas que podrían ser descendientes del gran conquistador de Mongolia.

 

 

 

 

Culturizando



0 comments