El “guapo” Omar Borkan Al Gala denuncia que ahora fue expulsado de Facebook
mayo 13, 2013 8:43 am

Omar Borkan Al Gala, el joven que supuestamente fue expulsado de Arabia Saudí por ser «demasiado guapo», está consternado: su página de Facebook ya no existe y el joven modelo, fotógrafo, actor y poeta tendrá que registrarse de nuevo en la red social de Mark Zuckerberg.

 

«Mi página ha sido cerrada por Facebook», ha dicho Omar Borkan en su cuenta de Twitter al contestar a una fan que le buscaba desesperadamente. Tenía más de 755.000 seguidores, de los que más de 250.000 los consiguió tras su repentino salto a la fama. El joven asegura que desconoce las razones de este inesperado cierre pero ya ha anunciado a todos sus fans que volverá a tener presencia en Facebook. Su manager está trabajando en ello y así lo ha confirmado a ABC.es: «Mi Facebook está en proceso». Esperan que la red social no decida de nuevo eliminarle.

 

¿Todo por la fama?

 

Las últimas informaciones en torno al apuesto joven apuntan que todo lo que tiene de guapo lo tiene de mentiroso. Él nunca ha confirmado su supuesta expulsión de Arabia Saudí, ni siquiera en la entrevista en exclusiva que ha concedido a la televisión GMA News. Sin embargo, Islawmix, un portal de investigación de la Universidad de Harvard que contextualiza y matiza las noticias del mundo árabe, ha aclarado lo sucedido: a Omar Borkan le regañaron y no precisamente por guapo.

 

Según recoge la web, el presidente general de la Comisión para la Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio en Arabia Saudita aclaró a un diario árabe que Omar Borkan Al Galanunca fue expulsado del país por ser demasiado guapo o sexy, sino por realizar bailes poco apropiados durante el festival cultural en Riad y que molestaron a los asistentes. Muchos transmitieron sus quejas a las autoridades de la zona, quienes decidieron llamar la atención al joven. Y aquí se acaba la historia.

 

Ahora, muchos dudan de la honorabilidad del joven que no ha desmentido la noticia que tanta fama le ha dado y que poco le ha importado dañar la imagen de un país con el que comparte historia, tradición y cultura mientras su fama crece como la espuma.

Fuente: ABC