Ecuador bajo máxima tensión: miles de indígenas marchan por Quito y Lenin Moreno vuelve a la capital
octubre 9, 2019 7:59 pm


 
    

Varios miles de indígenas y campesinos de Ecuador comenzaron a marchar este miércoles en Quito contra el ajuste económico del gobierno pactado con el FMI y bajo un fuerte dispositivo de las fuerzas de seguridad.

 

 

La esperada marcha de los indígenas avanza por las calles de una ciudad militarizada y semiparalizada, tras el caos y disturbios de la última semana.

 

 

Las fuertes movilizaciones llevaron al gobierno de Lenín Moreno a trasladar la sede del Ejecutivo a Guayaquil, aunque la vocera del mandatario anunció que regresaría este miércoles a Quito, desde donde monitoreará la movilización.

 

 

“Vamos a trasladarnos a Quito, tanto el ministro Jarrín como yo, acompañando al Presidente para supervisar, monitorear las cosas desde la ciudad de Quito que es donde creemos hay un mayor riesgo de incidentes hoy”, dijo la ministra de Gobierno, María Paula Romo, reporta diario El Comercio de Ecuador.

 

 

Mujeres con palos van al frente de la movilización que exige al gobierno desistir de la medida que eliminó los subsidios de gasolina y provocó el consecuente aumento de los precios.

 

 

A la marcha de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) se anticipó otra de trabajadores y estudiantes, que con banderas de la izquierda chocaban contra uniformados a unas cuantas cuadras de la desocupada casa presidencial.

 

 

“Queremos que esas medidas se deroguen para dar tranquilidad al pueblo”, dijo a la AFP el dirigente César García, de 52 años.

 

 

 

 

El Comercio 

 
Centenas de heridos y detenidos

 

 


El despliegue de los militares y la medida de excepción han sido insuficientes para contener la crisis, la más grave desde la caída del entonces presidente Lucio Gutiérrez en 2005.

 

 

El martes se produjeron nuevos y violentos enfrentamientos. Un grupo de indígenas alcanzó a ocupar el Legislativo antes de que fuera desalojado por los uniformados.

 

 

A raíz de ello, el gobierno restringió el tránsito nocturno alrededor de instalaciones estratégicas como ministerios, puentes y antenas de comunicación.

 

 

En la primera semana de manifestaciones la Cruz Roja atendió a 122 heridos en las manifestaciones. El gobierno también reporta unos 700 detenidos.

 

 

Las protestas alcanzaron a la industria petrolera. Varios pozos en la Amazonia fueron ocupados por manifestantes, lo que generó una caída del 31% de la producción ecuatoriana, estimada en 531.000 barriles por día.

 

 

 

 Moreno vs. Correa

 


Moreno culpa de la agitación social a su antecesor y exaliado Rafael Correa.

 

 

Según el mandatario, Correa intenta derrocarlo en alianza con el gobierno venezolano de Nicolás Maduro.

 

 

En el centro de una ofensiva diplomática y económica, Maduro se burló al señalar el martes que esa acusación es tan insólita como decir que puede derrocar gobiernos con tan solo mover su bigote.

 

 

En Bélgica, Correa dijo el miércoles que sería candidato si es necesario tras plantear el adelanto de elecciones ante la que describe como “grave conmoción social”. El exmandatario vive en ese país de donde es su esposa.

 

Correa, que enfrenta una orden de captura en Ecuador por un delito que le endilga la fiscalía desde antes de que estallaran las protestas, negó sin embargo que esté alentando el golpismo.

 

 

Lo cierto es que “tenemos un problema muy serio de desajuste de la economía. Los precios de los combustibles es (un tema) muy complejo que ningún gobierno lo ha tocado en 15 años. Si es que el gobierno cede, se verá obligado a endeudarse mucho más”, señaló a la AFP Simón Pachano, politólogo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

 

 

Estados Unidos, la Secretaría General de la OEA y siete países latinoamericanos encabezados por Brasil, Colombia y Argentina cerraron filas en torno a Moreno.

 

AFP



0 comments