Desarrollan cápsula de insulina oral para reemplazar inyecciones en pacientes diabéticos
febrero 11, 2019 1:51 pm

Científicos estadounidenses desarrollaron una cápsula de medicamento que puede administrar dosis orales de insulina y podría reemplazar las inyecciones que las personas con diabetes tipo 2 deben realizar cada día.

 

 

 

 

El estudio publicado en la edición del 8 de febrero de la revista Science informó sobre la cápsula, aproximadamente del tamaño de un arándano y que contiene una aguja hecha de insulina comprimida.

 

 

 

 

En pruebas en animales, los investigadores demostraron que podían administrar suficiente insulina para reducir el azúcar en la sangre a niveles comparables a los producidos por las inyecciones administradas a través de la piel.

 

 

 

 

La aguja comprendía insulina comprimida y liofilizada en la punta y el eje de la aguja biodegradable. La aguja está conectada a un resorte comprimido instalado en un disco de azúcar, según el estudio.

 

 

 

 

Cuando se traga la cápsula, el agua en el estómago disuelve el disco de azúcar, liberando el resorte e inyectando la aguja en la pared del estómago. La pared del estómago no tiene receptores de dolor.

 

 

 

 

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) se inspiraron en una tortuga llamada la tortuga leopardo. La tortuga con una cúpula de concha alta y empinada puede enderezarse cuando rueda sobre su espalda.

 

 

 

 

Crearon una forma similar para la cápsula que puede orientarse para asegurar que la aguja esté en contacto con el revestimiento del estómago.

 

 

 

 

En este estudio, se tarda aproximadamente una hora para que la insulina se libere completamente en el torrente sanguíneo.

 

 

 

 

En las pruebas en cerdos, los investigadores demostraron que podían administrar con éxito hasta 300 microgramos de insulina. Más tarde, lograron aumentar la dosis a 5 miligramos, comparable a la cantidad que un paciente con diabetes tipo 2 necesitaría inyectar.

 

 

 

 

“Nuestra motivación es hacer que sea más fácil para los pacientes tomar medicamentos, particularmente medicamentos que requieren una inyección”, dijo el coautor del artículo, Giovanni Traverso, profesor asistente en el Brigham and Women’s Hospital y científico visitante en el MIT.

 

 

 

 

 

“El clásico es la insulina, pero hay muchos otros”, dijo Traverso.

 

 

 

 

 

Fuente:Panorama.com



0 comments