Costillas fritas a la sal y pimienta
agosto 11, 2019 8:00 am

700 g/1kg costillas de cerdo carnosas cortadas en trozos de 5cm de longitud (si tenemos problemas para encontrar costillas así, podemos usar paletilla de cerdo deshuesada o chuletas traseras. Personalmente, recomendaría la paletilla, que tendrá el mismo sabor, sin los molestos trozos de hueso, de manera que, además, a nadie le tocarán trozos de hueso frito con algo de carne)

-1 ½-2 ½ cucharadas de maicena

-aceite de cacahuete o maíz para freir

-1 ½ cucharaditas de sal especiada

-¾ -1¼ cucharaditas de sal especiada

-1½ 2½ cucharadas de salsa de soja ligera

-1-1½ cucharaditas de azúcar

-8/10 vueltas de molinillo de pimienta

-10/15 mL vino de Shaohsing o jerez semi

-2 cucharadas de sal

– ¾ de cucharadita de pimienta de Sichuan tostada y molida

-½ cucharadita de cinco especias en polvo

1. Preparar la sal

Echamos la sal al wok en seco y removemos a fuego medio unos 4 minutos o hasta que empiece a tomar color. Sacamos el wok del fuego y añadimos la pimienta de Sichuan y las cinco especias. Mezclamos bien y dejamos enfriar.

2. Preparar el adobo

2.1-Añadimos a las costillas la sal especiada, la salsa de soja, el azúcar y el vino y mezclamos bien. Dejamos en adobo alrededor de 2 horas, dando la vuelta a los trozos 2-3 veces.

2.2-Retiramos todos los líquidos no absorbidos por las costillas, espolvoreamos con maicena y mezclamos.

2.3-Llenamos hasta la mitad una freidora o un wok con aceite y lo calentamos a unos 180º o hasta que un dado de pan duro se dore en 60 segundos.

3. Colocamos las costillas en una espumadera grande o en un cestillo para freír y las sumergimos en el aceite 2-3 veces, separándolas con unos palillos para que no se peguen y, a continuación, echamos los trozos en el aceite (si usamos wok) o metemos el cestillo en el aceite.

4. Freímos las costillas unos 3 minutos o hasta que empiecen a flotar. Las retiramos y las reservamos.

5. Volvemos a calentar el aceite a la misma temperatura y freímos las costillas 1 minuto más o hasta que estén crujientes y completamente cocidas. Las retiramos y las escurrimos bien antes de servirlas en una fuente caliente.

6. Espolvoreamos las costillas con la sal, mezclamos bien y servimos.

Nota: Si nos sobran costillas, podemos recalentarlas en el horno a 190º durante 20 minutos y disfrutarlas al día siguiente!

Fuente: deliciosa-asia.com



0 comments