Brasil analiza militarizar la extensa frontera que comparte con Venezuela
agosto 10, 2017 1:32 pm

El mandatario recibió una comunicación de Suely Campos, la gobernadora del estado amazónico de Roraima, fronterizo con Venezuela, que lo puso al tanto de la difícil situación en aquella región, debido al agravamiento de la crisis del país caribeño.

 

 

 

 

Brasil comparte 2.200 km de fronteras secas con Venezuela, por donde hay varios puntos de ingreso clandestinos cada vez más utilizados por los venezolanos que dejan su país para buscar alimentos o instalarse en Roraima.

 

 

 

 

Durante la conversación telefónica con la Presidencia, la gobernadora propuso que Temer firme un decreto para restablecer la “Ley y el Orden” en la región. La propuesta, que está en la mesa de trabajo del mandatario, consiste en trasladar unos “3.500 efectivos a la frontera”.

 

 

 

 

De acuerdo a la información que maneja la gobernación de Roraima, este año ingresaron 30 mil inmigrantes venezolanos. Este flujo sin control incrementó el “tráfico de drogas, de personas y de armas”. Por ese motivo el general Gustavo Dutra, jefe de la Primera Brigada de Infantería de la Selva se reunió con la gobernadora Campos para tratar la delicada situación fronteriza.

 

 

 

 

Las autoridades de Roraima también manifestaron su preocupación sobre la crisis de algunos servicios públicos como la educación y la salud, que están “colapsados” debido a la demanda incrementada por la llegada de los inmigrantes.

 

 

 

 

La agencia de Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR y entidades humanitarias vinculadas a la Iglesia Católica reportaron datos preocupantes sobre la explotación sexual de menores venezolanas por parte de traficantes de personas brasileños.

 

 

 

 

El gobierno de Michel Temer es uno de los más críticos con el régimen de Maduro. En la cumbre de países de América y el Caribe realizada el martes en Lima, el canciller brasileño Aloysio Nunes Ferreira, acusó al mandatario venezolano de instalar una “dictadura”.

 

 

 

 

Las recientes medidas, especialmente la puesta en funciones de la Asamblea Legislativa venezolana, demuestran “de manera inequívoca la instalación de una dictadura en el país vecino”, señaló una nota de la Cancillería brasileña.

 

 

 

 

Maduro respondió más tarde de manera similar, cuando al hablar frente a los cancilleres del ALBA -grupo de gobiernos que siguen respaldando a Caracas-, pidió un diálogo regional con países críticos. Pero aclaró que tal vez en esas negociaciones no debería figurar Brasil.

 

 

 

 

“Yo creo que hace falta un diálogo regional y propongo al ALBA que iniciemos un diálogo por el respeto de Venezuela. Que se inicie un diálogo con México, Colombia, Argentina, no sé si Brasil porque allí no hay gobierno legítimo, Chile, Paraguay, con un punto único: restituir las normas de respeto al derecho internacional”, afirmó Maduro.

 

 

 

 

 

 

El Clarín Argentina

Por Confirmado Massiel Bravo



0 comments