AN rechazó Programa de Recuperación Económica anunciado por Nicolás Maduro
diciembre 4, 2018 7:35 pm

 

 

 

 

La Asamblea Nacional (AN) aprobó este martes, en sesión ordinaria, el Acuerdo en Rechazo al programa de Recuperación Económica y a las medidas dictadas por el gobierno el 29 de noviembre de 2018.

 

 

El texto aprobado exige la suspensión de manera inmediata de la implementación del Plan Económico de Recuperación.

 

 

 

De igual forma rechaza categóricamente los efectos negativos que estas medidas tendrán sobre los venezolanos. Por tal razón, demanda la adopción de medidas responsables económicamente.

 

 

 

El Acuerdo fue presentado por el diputado José Guerra (Unidad-Dtto. Capital), miembro de la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico de la AN, quien se refirió a un plan de varios ejes para sacar al país de la crisis.

 

 

 

Entre los ejes planteados por Guerra se encuentra un plan de estabilización macroeconómica para detener la hiperinflación. En este sentido, sostuvo que si no se logra parar la hiperinflación para febrero del año 2019 el gobierno anunciará el tercer aumento salarial.

 

 

 

Asimismo, dijo que se debe  fijar el tipo de cambio y eliminar el control de cambio, así como refinanciar la deuda externa para darle solvencia al fisco “que hoy está quebrado”.

 

 

 

Planteó una nueva política social que permita a través de la capacidad del hombre un ser preparado para cumplir con un trabajo que dependa de él mismo, de sus facultades y no de un gobierno que a través de una tarjeta quiera someterlo como Estado.

 

 

“Será una política social para liberar no para esclavizar a la gente”, afirmó.

 

 

 

Guerra indicó que Venezuela hoy tiene un Estado fiscalmente insolvente y que éste tiene cuatro maneras de financiarse; Impuesto al Valor Agregado (IVA), exportación de petróleo, préstamo a través de la comunidad internacional y a su juicio la más peligrosa, y el Banco Central de Venezuela (BCV), lo cual se traduce en la impresión de billetes “para financiar a un fisco voraz y es el que está rigiendo en estos momentos”.

 

 

 

“Estamos ante un fisco insolvente cuya única manera de pagar los salarios es destruyendo la moneda y generando inflación. Estamos al frente de un aumento salarial nominal que son los billetes que tú recibes y un aumento de salario real, éste se traduce a la capacidad de compra de esos bolívares, ese es el que está destruido. Debemos preguntarnos ¿y cuánto compro con esos billetes? Esta es la gran pregunta que debemos hacernos”, afirmó el parlamentario.

 

 

 

Dijo que la riqueza no la crea el Estado sino la gente que trabaja y cuando se bonifica a la sociedad se está recluyendo a la sociedad a su casa para que ésta no trabaje con el fin de hacerlo rehén y esclavo del mismísimo Estado.

 

 

Por su parte, el diputado José Luis Pirela aseveró que en Venezuela no hay un modelo económico ni hay sentido de la economía porque lo que hay son unos “imbéciles” dirigiendo áreas estrategias.

 

 

En este sentido, aseveró que no existe explicación que la principal empresa petrolera de Venezuela, como lo es Pdvsa, esté en manos de “unos pillos, contrabandistas y asaltantes”.

 

 

Igualmente denunció que en el país no se ve ni un litro de lubricante PDV producido por la empresa petrolera venezolana porque parte de la producción se la lleva, según sus palabras, Ramiro Valdez para Cuba, y la otra los “generales ladrones por los caminos verdes para el contrabando en Colombia”.

 

 

 

Indicó que Venezuela está viviendo las consecuencias de no tener políticas económicas y además las expropiaciones acabaron con la industria petrolera, la industria láctea, la agricultura y la  textilería.

 

 

 

Sobre el sector privado, aseguró que lo asfixiaron traduciéndose en desempleo, hambre y la liquidación del aparato productivo.

 

 

 

En este contexto, la parlamentaria Manuela Bolívar (Unidad-Miranda) aseveró que durante el chavismo ya van más de 50 aumentos salariales demostrando con ello que el venezolano compra cada vez menos.

 

 

 

Para Bolívar el régimen de Nicolás Maduro ni aquellos que lo acompañan tienen una lógica sobre la economía.

 

 

 

“Ellos, los del régimen, no están pensando en el progreso ni en la gente, ello están pensando es en el control social”, aseveró.

 

 

Finalmente, el parlamentario por el estado Falcón, Eliezer Sirit, manifestó que el pueblo venezolano rechaza el nuevo aumento salarial porque el mismo no fue consensuado sino impuesto.

 

 

 

En su opinión, esta medida tiene la finalidad de aniquilar al sector empresarial y comercial del país.

 

 

Dinorat Menessini C

Foto: Luis Dávila

Prensa AN

 

 



0 comments