Alejandro Grisanti: No ha habido ni una transacción en petros desde el 26 de abril
julio 30, 2018 10:21 pm

El economista Alejandro Grisanti aseguró que desde este lunes el Banco Central está comenzando a distribuir los nuevos billetes del cono monetario. Sin embargo, recomienda aplazar la reconversión entre dos y cuatro semanas. Al mismo tiempo, explica por qué se dice que el petro no existe.

 

 

 

Así lo dijo en el programa de Pedro Penzini López por Globovisión.

 

 

 

“Quitarle cinco ceros a la moneda lo hace más confuso. Hubiera sido más fácil quitarle seis ceros… pero el Gobierno no se atrevió, quizás porque el salario mínimo integral hubiese quedado en 5,20. La información que tenemos nosotros es que buena parte de los billetes ya llegaron pero que no habían sido repartidos a los bancos precisamente porque no se sabía cuántos ceros le iban a quitar… Tengo entendido que a partir de hoy ya están llegando los billetes a los bancos para calibrar los cajeros, etc….”

 

 

 

“¿Para qué fecha vamos a ver esa reconversión, de hecho, de facto?”, le preguntó Penzini.

 

 

 

“Mira, el 20 de agosto lo veo muy apretado… muy difícil porque si bien puede haber tiempo para que cada banco adecúe sus sistemas, corriendo…, de un sistema financiero lo más importante es la interconectividad. Acordémonos que uno siempre paga con la tarjeta del banco A en un punto del banco B…. yo pensaría que lo recomendable, a pesar de la urgencia, es volverla a aplazar unas dos a cuatro semanas y que tengamos la reconversión monetaria full a mediados de septiembre”.

 

 

 

Y luego agregó: “Cuántos billetes vienen, la verdad es que no se sabe…. pero lo que sí es grave es que no se está haciendo nada para detener la hiperinflación. No hay ninguna medida que vaya a buscar detener ese flagelo. Quiero dejarlo muy claro: el origen de la hiperinflación en cualquier país del mundo es el Fisco, es el Gobierno. Son Gobiernos que gastan muy por encima de lo que les ingresa y le piden al Banco Central que llene ese diferencial entre gastos e ingresos”.

 

 

 

En 15 meses

 

 

 

Una inflación anual de 1.000.000%, como pronostica el Fondo Monetario Internacional para Venezuela, equivale a multiplicar cualquier precio por 10.000, dice Grisanti. “Es decir, algo que valía 1 al primero de enero, pasará a costar 10.000 al 31 de diciembre… A este ritmo, en 15 meses volvemos a tener cinco ceros adicionales”.

 

 

 

Este cálculo se basa en que una inflación de 1.000.000% por año implica una inflación mensual de 115%. Si un producto, que valía 1 bolívar al inicio del año, cuesta 10.00 al 31 de diciembre, a finales de enero costará 21.500 bolívares; a finales de febrero 45.255 bolívares; y a finales de marzo 99.384 bolívares, es decir, casi 100.000 bolívares en 15 meses.

 

 

 

El Petro

 

 

 

“El petro no existe. El petro solo existe en la propaganda del Gobierno. Tengo unas cifras que creo son bien interesantes: el petro salió al mercado a mediados de abril. Al 26 de abril se habían comprado y vendido 2.266 petros… y desde el 26 de abril a hoy no ha habido una sola transacción en petro. Por cierto, estas transacciones que se dieron nosotros tenemos la sospecha de que se hicieron entre dos entes del Estado, posiblemente el Banco Bicentenario le vendió o le compró al Banco de Venezuela porque no hay un mercado del petro… y no hay nadie que te diga cuánto vale un petro”.

 

 

 

Se podría argumentar, dijo, que Venezuela tiene “tanto petróleo en el subsuelo” y que la matriz de consumo energético podría cambiar para requerir menos petróleo, que el país se puede quedar con “miles de millones de barriles bajo tierra”. “Y si ese petróleo se queda bajo tierra, quiere decir que su valor será muy cercano a cero”.

 

 

 

Y siguió: “El petro no va a existir porque yo no veo a ningún Fondo de Inversiones, a ningún Fondo de Pensiones, buscando invertir… en el petro”.

 

 

 

Recordó Grisanti que en 2008 Venezuela intentó introducir una nueva moneda, el Sucre. “Se hicieron 10 mil transacciones de esa moneda porque había un acuerdo entre Ecuador y Venezuela… Y por cierto, hubo muchísima corrupción en eso. A mí lo que más me preocupa es que el petro, siguiendo el ejemplo del Sucre, es que posiblemente termine siendo una moneda que no existe y donde se van a transar mucho dinero pero dinero mal habido”.

 

 

ND/GV



0 comments